Pagina principal > Cine > DEADPOOL: sangre, chistes y chimichangas

DEADPOOL: sangre, chistes y chimichangas

Deadpool-PORTADA

“Cada vez quedan menos superhéroes por pisar la gran pantalla, Marvel está empezando a gastar sus cartuchos de forma alarmante”. O al menos eso es lo que pensé cuando anunciaron para 2016 un filme de Deadpool (Algunos lo conoceréis como Masacre), un antihéroe metido en licra, de aspecto similar a Spiderman y encajado dentro de la saga “X-men”. Y no es que me llevase las manos a la cabeza porque Marvel hubiese decidido llevar a los cines una más de sus licencias (que también), sino porque precisamente Deadpool no es un cómic fácil de adaptar al séptimo arte, sobre todo si se quiere mantener el tono inocente y ciertamente mojigato que presentan el resto de sus producciones.

Para poneros en situación pero sin entrar en spoilers os diré que Wade Wilson (Ryan Reynolds) es diagnosticado con un cáncer terminal y para evitar su inminente muerte abandona a su novia (Morena Baccarin) y se apunta a un experimento científico donde lo someten a brutales torturas con tal de convertirle en un mutante, curándole eso sí, aunque dejando de paso todo su cuerpo gravemente desfigurado y de paso con impresionantes poderes regenerativos y demás mandanga. Wade emprende una campaña de venganza contra su captor y torturador con el improvisado nombre de Deadpool.

Deadpool-Texto-1
Deadpool rompe la cuarta pared constantemente.

El personaje de Deadpool es soez, una jodida metralleta de chistes poco adecuados, no tiene absolutamente ningún respeto por la vida (sobre todo por la de sus enemigos) y rompe la cuarta pared para dirigirse al lector constantemente. Comprenderéis que con un currículum así me pareciera una licencia difícil de adaptar al estándar de “para mayores de 7 años” que nos tiene acostumbrado Disney con las películas de Marvel. De hecho, en general creo que toda la comunidad de fans esperábamos un desastre monumental que poco o nada tendría que ver con el brutal cómic original.

Sin embargo parece ser que los astros se han alineado y una serie de coincidencias ha hecho que Disney le prestase tan poca atención al film y a lo que su director, Tim Miller, estaba haciendo con los ridículos 58 millones de dólares que tenia de presupuesto, que éste y Ryan Reynolds (que también era guionista) han podido hacer lo que han querido con la película. Una vez más queda patente que cualquier film es mejor cuando los productores no vienen a meter las narices en los proyectos.

De esta manera, Deadpool viene a tener el honor de ser la primera película de Marvel con calificación +18 en sus carteles, y es que amigos, ya iba haciendo falta algo más de crudeza y de contenidos explícitos en el mundo de los superhéroes, y no se me ocurre ninguna licencia mejor que ésta para romper de una vez el tabú.

Deadpool-Texto-2
El humor es la clave del film

La película mantiene en la medida de lo posible intacta la esencia de los cómic originales, siendo fiel en la mayoría de los casos y fallando sólo en la fórmula de la ruptura de la cuarta pared, en la que las veces que se dirige al público el personaje lo hace para hacer un chiste o una referencia, cuando en el cómic el personaje parece tener conocimiento total de ser un personaje de cómic y muchas veces actúa y se dirige al lector a sabiendas de ello.

Para todo lo demás la esencia original se mantiene maravillosamente bien, contando incluso con personajes de la saga X-Men como Colosso (Stefan Kapicic) o Negasonic (Brianna Hildebrand), de hecho el mismo personaje de Wade explica en el film que no han metido más cameos por que “no había pasta”. Como siempre contaremos con la aparición de Stan Lee, y con una selección para la banda sonora totalmente acertada, con piezas musicales tan pegadizas como irónicamente bien escogidas.

Deadpool es una película que no falla en casi nada, dedicándole al espectador dos horas de puro entretenimiento lleno de mamarrachadas, humor e incluso algún desnudo (¡wow!). Cuenta con una dirección y una factura técnica a la altura de las demás películas de Marvel, que no es poco. Pero donde la película realmente brilla es en su arrojo por ofrecer un producto valiente y sin complejos, una película que se jacta de ser lo que es y que no esconde sus vergüenzas, un filme del que toda la “industria del súper héroe” debería aprender, no por los chistes y las tetas, sino por la capacidad de mantenerse fiel a su versión original hasta la última de las consecuencias, pensando más en complacer al fan que en llenar las taquillas.

Deadpool-Gif

El éxito de #Deadpool es su fidelidad al cómic Clic para tuitear

Paradójicamente una cosa lleva a la otra, demostrándole a Hollywood una vez más que sin miedos y complejos se llega más lejos, habiendo recaudado en su primera semana más de 350 millones de dólares (habiendo costado 58). Por desgracia la moraleja que aprenderán las grandes producciones de todo esto será que añadirle desnudos y gore a las películas hace que la taquilla suba y, como siempre, equivocados, nos llenaran las películas de sangre y pezones donde no toca, sin aprender que el verdadero secreto del éxito de Deadpool es mantenerse fiel a una idea y llevarla a cabo con verdadero cariño y devoción hacia sus fans.

8 Stars (8 / 10)

 

 

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

GUARDIANES DE LA GALAXIA 2: segundas partes sí que son buenas

Pocas cosas malas se pueden decir de una película tan genial como Guardianes de la Galaxia 2. Parte de su genialidad es que aunque no os vaya el género de la ciencia ficción, los superhéroes y las comedias de acción es una película que gustará a todo el mundo.

LIFE: la historia de los astronautas más tontos del mundo.

Life termina siendo una divertida amalgama de despropósitos que funciona inequívocamente mejor como film de terror que como ciencia ficción. Tiene los suficientes giros argumentales y el buen ritmo necesarios para que cualquiera caiga rendido ante el divertido contraste de emociones al que nos somete el género.

11 Comentarios

  1. “Sin embargo parece ser que los astros se han alineado y una serie de coincidencias ha hecho que Disney le prestase tan poca atención al film.”

    Coincidencia ninguna. Esta película es de Disney sino de Fox, como todas las de X-Men y 4 Fantásticos. Marvel/Disney aquí ni pincha ni corta.

  2. No es de Disney, quería decir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *