IRODUKU: EL MUNDO EN COLORES: La ikikomori emocional.

El daltonismo acromático es una enfermedad que afecta a 1 de cada 100.000 personas en el mundo. La estadística, como veis, no es muy grande y dentro de los daltonismos es la menos usual. En Iroduku (o Irozuku Sekai no Ashita kara, 2018) una persona que ve en blanco y negro en un mundo donde la magia forma parte de la vida diaria debería ser aún más raro. Pero es el caso de Hitomi Tsukishiro (Kaori Ishihara), una estudiante de 17 años que desciende de una familia de magos. Perdió la capacidad de ver colores cuando era una niña y al crecer se fue convirtiendo en un ente sin ilusión ni emociones. Preocupada por ella, su abuela Kohaku Tsukishiro (Kaede Hondo) decide enviarla desde su año, 2078, al pasado, retrocediendo 60 años, para que se reencuentre con su yo adolescente en 2018. Con toda la ironía o intencionalidad de la serie, acaba integrándose en las actividades del club de fotografía y el de dibujo del Instituto Minamigaoka al que pertenece su abuela. Es aquí donde conoce a Yuito Aoi (Shoya Chiba) y, observando sus dibujos, por un momento, recupera la capacidad de ver en color.

IRODUKU-IROZUKU-SEKAI-NO-ASHITA-KARA-Generacion-Friki-Texto-1

Iroduku es un anime de sólo 13 capítulos de 24 minutos cada uno en los que se mezcla el slice of life con la magia. Es una magia sutil, hermosa, centrada en hacer más agradable y sencilla la vida de los seres humanos. No todos la tienen, sino que funciona como una carrera a estudiar por aquellos con habilidad de nacimiento. Rara vez me había encontrado una obra en la cual los magos fueran considerados más una profesión que algo extraño y único y eso te permite centrarte en la trama del daltonismo de Hitomi, en su historia de superación y en la relación que sostiene con los diferentes personajes que prácticamente se reduce a su familia y a los miembros del finalmente llamado Club de Magia, Fotografía y Arte.

Y es que Iroduku encuentra tiempo para crear tramas secundarias. Algunas relacionadas con Hitomi y otras no. Es delicioso encontrar un anime que ataque los problemas de frente y no divague en los asuntos amorosos, o en los malentendidos, sino que use el diálogo y una (sorprendente e inusual) madurez adolescente para solucionar los conflictos. El arco del presidente Shou Yamabuki (Seiji Maeda) no por anodino resulta menos satisfactorio, mientras que el de Asagi Kazeno (Kana Ichinose) directamente me hace recuperar la fe en las relaciones amistosas. Y eso, en los tiempos de ghosting que vivimos, es un gran logro.

IRODUKU-IROZUKU-SEKAI-NO-ASHITA-KARA-Generacion-Friki-Texto-2

Con un gran equilibrio entre drama y comedia el anime va avanzando. Hitomi busca volver a ver el mundo en color a través de los dibujos de Yuito, mientras que la Kohaku adolescente busca mejorar su magia para ayudar a su nieta. Ambas, apoyadas por sus compañeros de club, buscan el motivo por el que Hitomi dejó de ver el mundo en colores.

La ikikomori emocional

Bajo la dirección de Toshiya Shinohara del estudio P.A. Works, creada por Natsuka Yashio y con dirección artística de Yuki Akiyama, Irozuku Sekai no Ashita kara es un anime para disfrutar con todos los sentidos. Por supuesto, tiene un interés especial en que empaticemos con Hitomi a través de las escenas en blanco y negro, más no abusa de ellas. El motivo es que no sería muy real dado que, en realidad, la verdadera solidaridad es la que sientes por otra persona, aunque no consigas entender lo que le pasa en toda su dimensión.

Y aquí entramos en las metáforas, las referencias y las enseñanzas. Obviamente, Hitomi tiene un problema de daltonismo acromático, pero también podemos verlo como una metáfora de una tristeza visceral, de una apatía que ha ido resultando en una depresión que tiene atrapada a Hitomi y la hace encerrarse cada vez más en sí misma, cual ikikomori emocional. Un cambio de perspectiva, un objetivo en marcha, modificar tu entorno, apoyarte en los demás y esforzarte mucho son medios para salir de ese pozo. Puede que al salir del bache no seas la misma persona, pero con toda probabilidad, eso sea mejor. Serás un ser humano mejor, más fuerte y que sabrá ver el mundo en toda su gama cromática.

IRODUKU-IROZUKU-SEKAI-NO-ASHITA-KARA-Generacion-Friki-Texto-3

Irozuku Sekai no Ashita kara es una historia que, sin ser espectacular, hace pasar un rato muy agradable. Sus personajes son adorables, el ritmo es perfecto, consigue alejarse de las series de instituto lo suficiente como para resultar interesante y, como dije antes, la madurez de las actuaciones de sus personajes hace que exista un tono realista permanente. A ello ayuda el aspecto visual, cuidado, sencillo, sin hacer gesticular exageradamente a sus personajes; y también la banda sonora. Especial mención al tema de apertura, 17-sai de Haruka to Miyuki.

Creo que todos al terminar Iroduku querríamos saber más sobre la relación de Hiromi y de Yuito con sus respectivas familias, así como el desarrollo personal de este último. No obstante, el género slice of life no suele dejar las historias cerradas, sino que, como la vida misma, presentan un conflicto para luego dejar que seamos nosotros los que, de ver la vida en blanco y negro, intentemos verla a todo color.

Iroduku

6.8

NOTA GLOBAL

6.8/10

Destaca en:

  • Su sencillo, pero original planteamiento.
  • Las interacciones entre los diferentes personajes.
  • El tratamiento de la magia.

Podría mejorar:

  • Nos falta conocer la relación de Hiromi con sus progenitores.
  • Las motivaciones de Yuito no están claras.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

LOS JUEGOS DEL HAMBRE: BALADA DE PÁJAROS CANTORES Y SERPIENTES.

Los Juegos del Hambre: balada de pájaros cantores y serpientes es una buena película para todos los fans de la saga original. Es fácil pasar por alto sus defectos y centrarse en la historia de origen de Coriolanus Snow.

LA DIPLOMÁTICA (T1): el difícil camino de la comunicación.

La Diplomática (T1) quiere mostrarnos una cara diferente del mundo de la diplomacia y la comunicación a través de personajes imperfectos y realistas y tramas de candente actualidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Thumbnails managed by ThumbPress