SAMURÁI DE OJOS AZULES (T1): la venganza no es un arte.

Animación, que no anime, es la primera sorpresa que nos trae Samurái de ojos azules (Blue Eye Samurai, 2023). Y es que la unión de Francia y EEUU ha traído una historia que, de primeras, nos puede recordar mucho a animes estilo Samurai Champloo o, como los propios guionistas señalaron (el matrimonio Amber Noizumi y Michael Green), a Zatoichi o Yentl, amén de muchos homenajes de los que más adelante hablaré. Pero comparaciones las encontraremos en todos lados debido a su temática (guerreros, venganza, honor, princesas… ¿acaso estamos ante una suerte de La Princesa Prometida de manual?) que hace pensar que no ofrecerá nada que no se haya hecho hasta ahora… hasta que le das la oportunidad, visionas los 8 capítulos de esta primera temporada… y no queda más remedio que admitir que es de lo mejor que se ha hecho este año. Mal que le pese a los reyes nipones del género. Mal que les pese a los que ven en Samurái de ojos azules un producto woke con anacronismos por todas partes y una protagonista absurdamente fuerte. Animación, amigos, animación.

Pero es cierto que la premisa sí que es tan sencilla que puede confundir. Nos encontramos en la Era Edo (s. XVII) en Japón. La ronin Mizu busca venganza contra cuatro hombres de procedencia occidental que viven ilegalmente en el país, uno de los cuales es su padre.

Samurai-de-ojos-azules-Generacion-Friki-Texto-1
La serie no se corta un pelo en materia de violencia explícita.

 

Estos últimos años hemos tenido Arcane, las películas de Makoto Shinkai, las series de Zerocalcare y otras obras que de verdad que me dejaron temblando. Ahora lo hace Samurái de ojos azules y no es por la calidad técnica, que la tiene, ni por su espectacularidad, que hace que, simplemente, entre por los ojos. Soy capaz de ver el descarado 3D CGI que en otros momentos me habría horrorizado y ahora consigue relajarme en mi asiento.

Después de comprobar que está muy en la cima en cuanto a acción, historia, personajes, narración y molamiento (sí, molamiento), quiero centrarme en los personajes secundarios y los temas que trata la serie, que son los que convierten a esta sangrienta epopeya en la gran obra que es.

El discapacitado: “Mi vida entera es una batalla.”.

Ringo es un alegre cocinero sin manos que decide dejar todo para seguir a Mizu y ser su aprendiz. Su tenacidad y optimismo son sus armas en un mundo que rechaza a los discapacitados físicos por ser menos útiles que los demás. Su presencia en la serie no es la típica de aquel que va sorteando las dificultades para hacerse más fuerte (no soy la única que ha visto al patoso Po de Kung-Fu Panda reencarnado en Ringo). No es un alumno aprendiendo de su sensei. Es un hombre buscándose a sí mismo, queriendo ser mejor. Por eso, su premisa cambia a medida que las dificultades surgen en un mundo que se revela como innatamente cruel. De aquel “Soy el mejor en una cosa, puedo serlo en dos.”, a desear “Quiero ser bueno en algo” hay un Ringo que es más consciente a cada paso que da de que aquello que quiere tiene un precio. Lo interesante del personaje es que es un hombre que huye del conformismo, que decide voluntariamente complicarse la vida más de lo que puede serlo ya para un hombre sin manos. Su arco argumental nos enseña que todo el mundo es útil.

Samurai-de-ojos-azules-Generacion-Friki-Texto-2

La princesa que buscaba libertad.

Akemi es inteligente, tozuda y bastante ingenua. No tendríamos historia sin una princesa que quisiera salir de su torre de cristal y Samurái de ojos azules busca una buena excusa sacar a Akemi al mundo exterior. Un mundo donde encontrará ladrones, proxenetas, aduladores y asesinos, pero también honor y amistad. Un mundo donde ella puede desplegar sus habilidades. Pese a lo irreal que pueda resultar encauzar la trama bajo esta idea, la serie no deja de repetirnos que hay pocos caminos para las mujeres en la Era Edo, pero si a día de hoy esta redactora puede estar escribiendo estas palabras es porque alguien (posiblemente, una mujer) luchó para que yo pueda hacerlo. Akemi quiere elegir su propio camino y su arco argumental es el que nos enseña que hay una diferencia entre huir y ser libre.

Samurai-de-ojos-azules-Generacion-Friki-Texto-3

El samurái que quería ser grande.

Taigen es un espadachín de origen humilde que consigue llegar a lo más alto gracias a su esfuerzo. Comienza siendo un personaje anodino, casi aburrido en su premisa y acaba siendo uno de los personajes más ambiguos de la serie. Consigue entablar una relación con todos los demás en la que la venganza y el honor pasan a ser secundarios frente a la necesidad de ser fiel a uno mismo. Su trama nos aporta una visión diferente de la grandeza y la felicidad que sigue siendo vigente a día de hoy.

La prostituta dueña de su vida: “Nada deseado es peculiar.”.

En la Era Edo Japón estaba cerrada a la influencia judeocristiana occidental. Aunque sólo fuera por ese detalle no concebían el pudor de la misma manera que hoy en día lo hacemos. Esto se extendía a la concepción de la sexualidad, con una clara ausencia de vergüenza. Los autores quieren reflejar en la serie esta única libertad que tenían las mujeres (o eras esposa, o eras hija, o eras prostituta) a través de escenas de empoderamiento femenino en la cama, del uso de la poesía, la conversación y la música para las artes amatorias y del personaje de Madame Kaiji y sus chicas, las cuales obtienen poder a través de su trabajo.

Samurai-de-ojos-azules-Generacion-Friki-Texto-4
Siempre desnudez al servicio de la trama y la época.

 

No obstante, el uso de la desnudez explícita cuando se considera necesario no queda relegada a escenas sexuales, no hace falta llegar a ese catártico capítulo 4; sino que está presente en momentos cotidianos o festivos. Así, este arco argumental, por seguir la expresión que he venido usando todo el análisis, ahonda en el acercamiento al cuerpo humano como algo bello y natural. Con todas las contradicciones que esto pueda suponer para las mujeres de la época.

La impureza: “No tengo ojos, así que no puedo juzgarte.”.

Mizu es mestiza. Ringo no tiene manos. El Maestro Eiji es un herrero ciego. Madame Kaiji es una prostituta. Mikio es un samurái caído en desgracia. Abijah Fowler es un contrabandista extranjero. Akemi sólo es una mujer. Samurái de ojos azules nos muestra la impureza de la época en todas sus formas y la combate de todas las maneras que puede, resaltando el racismo y el machismo como temas principales, sin por ello dejar de lado otros como el colonialismo o la religión.

Y siempre pensamos que meter tantos temas hace que no puedas tratar ninguno en profundidad. No se indexan bien en la historia, no resulta orgánico… y cuando la avalancha de sucesos ya se te viene encima poco te importan los homenajes, las referencias y las reminiscencias, que de eso Samurái de ojos azules tiene unas pocas: La ascensión por el castillo nos recuerda a Bruce Lee en Game of Death. El incendio en palacio al real que tuvo lugar en 1657. El cine de Akira Kurosawa es una constante referencial…

Samurai-de-ojos-azules-Generacion-Friki-Texto-5

Pero tú sólo quieres que Mizu mate a los cuatro blancos (Violet, Abijah Fowler, Skeffington, Routley) y que Ringo encuentre su camino. Y la serie no te deja. Porque algunos problemas no se pueden matar y los diálogos, las escenas en el burdel Nightjar, en el castillo, durante el road trip… todo es necesario para mostrar cómo de decadente puede llegar a ser el mundo y, una vez más, aunque sea poco original, los daños colaterales de una venganza personal.

Porque aunque Samurái de ojos azules tenga como principal preocupación el entretenimiento, más allá de sus creativas y sangrientas peleas, de la apasionante banda sonora y de su oscura historia, hay una intención clara de hacer las cosas bien hechas y, ante todo, aportar algo nuevo. Por eso tenemos un capítulo 5 con una estructura narrativa diferente, mezclando anime con teatro de marionetas. Por eso el capítulo 6 mezcla estilos musicales diversos, mezclando rock&roll con melodías chinas, hasta pasar por una deliciosa versión japonesa de For Whom the bell tolls de Metallica. Porque si Samurái de ojos azules hace plantearse a Mizu qué es lo que hace a un buen artista ser como es, todo el equipo de Blue Spirit da lo mejor de sí mismo para convencer a los espectadores de las consignas que nos han estado inculcando durante toda esta primera temporada, sean de la índole que sean: te vamos a mostrar la crueldad en su estado más puro. Te vamos a enseñar la forma en la que un espadachín conoce su alma. Te vamos a convencer de que la guerra no es el camino. Te vamos a persuadir de que el sexo puede ser un arte.

Samurai-de-ojos-azules-Generacion-Friki-Texto-6

Confío en que, con la siguiente temporada, puedan convencernos de que Mizu guarda algo más dentro de sí que la venganza. Aunque sólo sea porque destinar tu arte al bien es un camino más honorable. Aunque la tradición cinéfila del western, de Hiroshi Inagaki, de Tarantino y tantos otros presentes de una u otra manera en Samurái de ojos azules nos quiera convencer de lo contrario.

Samurái de ojos azules

8.7

NOTA GLOBAL

8.7/10

Destaca en:

  • Consigue hacer original una historia de venganza.
  • Obsesión por los detalles que es muy de agradecer.
  • Personajes variados y enriquecedores.
  • Respeto por la cultura japonesa.
  • Los cambios de estilo en la narrativa.

Podría mejorar:

  • CGI excesivo.
  • Su toque woke no gustará a todos. Hay que saber meterse en la ficción.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

MAESTRO: El mundo quiere que solo seamos una cosa.

Maestro es una película irregular y confusa y que, sin llegar a ser el biopic de Leonard Bernstein que esperábamos, ahonda en la dicotomía entre identidad y sexualidad de manera interesante.

ARGYLLE: la película de los plot twits.

Argylle es divertida, pero encima aporta con su mezcla entre ficción y realidad. La sientes como una combinación de Bullet Train, Kingsman y La ciudad perdida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Thumbnails managed by ThumbPress