Pagina principal > Juegos > HORIZON ZERO DAWN: el apocalipsis nunca fue tan bello

HORIZON ZERO DAWN: el apocalipsis nunca fue tan bello

Horizon-Zero-Dawn-Generacion-Friki-PORTADAQue 2017 ha empezado fuerte es algo que no puede negar nadie, y por si los usuarios de PS4 no hubieran tenido suficiente con los geniales Nioh o Gravity Rush 2, Horizon: Zero Dawn llega para poner la guinda del pastel a un primer trimestre magnífico.

Como seguro que ya sabréis, a estas alturas Horizon: Zero Dawn ha resultado ser un éxito indiscutible, cosechando muy buenas críticas por parte de usuarios y prensa especializada (ver abajo notas) y convirtiéndose por méritos propios en uno de los mejores títulos exclusivos de la consola de Sony. Y no solo eso, sino que lo ha conseguido a pesar de coincidir con el lanzamiento del imparable Zelda: Breath of the wild, un título que claramente se posiciona un escalón por encima del magnum opus de Guerrilla Games (al fin y al cabo Nintendo es mucho Nintendo).

Y aún así, los análisis vienen a resolver dudas que surgen del estilo de: ¿es tan bueno como todos parecen decir? Y Horizon: Zero Dawn tampoco se ha librado de este ataque y nuestro análisis viene a resolver la incógnita de si podría ser que sólo fuera un popurri de ideas de otros juegos pensado para ser un vendeconsolas o no es el caso.

Cuando el universo y la trama de un juego conectan

Seguramente ya sabéis que el contexto en el que nos sitúa Horizon es uno de sus mayores atractivos: nos encontramos en un mundo post-apocalíptico muy atípico, la sociedad humana ha sido destruida por un desastre desconocido y, cientos de años en el futuro, la humanidad ha olvidado su pasado y sus conocimientos, sumergiéndose de nuevo en sociedades tribales cuya relación con el medio que les rodea difiere de la de nuestros ancestros en un punto fundamental: las máquinas.

Y es que en el mundo de Horizon las máquinas ya no están a nuestro servicio si no que, de alguna forma, han conseguido adaptarse a un mundo (casi) libre de humanos de la forma más insospechada posible, transformándose a sí mismas en una suerte de “animales robóticos” cuyo propósito y verdadera naturaleza son un misterio, al menos al principio.

Nosotros encarnamos a Aloy, una joven y carismática pelirroja que pertenece, más o menos, a la tribu de los Nora, una sociedad matriarcal basada en la caza de máquinas salvajes y cuyo signo de identidad son las supersticiones y mitos que rodean su cultura.

Horizon-Zero-Dawn-Generacion-Friki-Texto-1
Aloy es un personajes capaz de llegarte a la patata, da gusto ver a un personaje femenino que no ha sido sexualizado hasta el extremo.

Los Nora temen las ruinas de los Antiguos (nosotros), no abandonan jamás su “Tierra Sagrada” y adoran a una diosa cuya verdadera naturaleza resulta cuanto menos curiosa. Esto choca fuertemente con la personalidad de Aloy, una chica curiosa, valiente y atrevida y que se basa en el empirismo a la hora de elaborar ideas acerca del mundo que la rodea.

Hablar en detalle acerca de los sucesos de la trama sería algo imprudente por mi parte, Horizon desgrana su historia muy poco a poco, pero sí que diré que, debido a ciertos sucesos, Aloy se ve obligada a iniciar un viaje que la llevará por todo el mundo, recorriendo bosques, desiertos y junglas con el objetivo de desentrañar un misterio relacionado con el despertar de unas antiguas máquinas diabólicas que lo corrompen todo a su paso.

Como veis la trama de Horizon resulta llamativa y se aleja de las historias genéricas a las que recurren otros títulos de mundo abierto que parecen querer ofrecernos una simple excusa para que vayamos del punto A al punto B matando cosas.

La trama es uno de los puntos fuertes del título y resulta difícil reprocharle algo en este aspecto, el ritmo es bueno, la protagonista es creíble, la premisa interesante y consigue mantener nuestra atención hasta la llegada de un final que no decepciona en absoluto, permitiéndose incluso tocar temas tan interesantes como la naturaleza de las creencias religiosas o el papel del ser humano en el planeta.

Y no solo la trama es excelente, si no que el universo construido por Guerrilla Games cuenta con un lore y un trasfondo dignos del millonario presupuesto del título. Las máquinas y su propósito, la cultura de las diferentes tribus que habitan el mundo, los Antiguos y su caída… todo está bien pensado y construido y la verdad es que esta cohesión transmite solidez y credibilidad, propiciando la inmersión del jugador en un universo rico y apasionante; sencillamente mola.

Apartado jugable, ¿original o copia?

Pero olvidémonos de la trama y pasemos al apartado jugable ¿qué tipo de videojuego es Horizon?. La respuesta corta es que el planteamiento es el de un juego de mundo abierto al uso, tenemos misiones principales y secundarias, desafíos, coleccionables, campamentos de bandidos que hay que liberar, zonas de máquinas corrompidas que hay que despejar, puntos de viaje rápido, asentamientos mercaderes… muchos de los elementos jugables de Horizon están claramente extraídos de títulos similares, y no es raro acordarnos de Far Cry o Assassin’s Creed cuando descubramos cómo funciona el sistema de crafteo que nos permite aumentar el tamaño de nuestras bolsas de objetos y munición o al subir encima de uno de los cuellilargos que revelan parte del mapeado una vez son “hackeados”.

Esta falta de inspiración a la hora de plantear tareas menores es el mayor defecto del juego de Guerrilla, y es una pena que no se hayan animado con algo más original para estas secciones porque de haberlo hecho estaríamos ante un juego verdaderamente intratable. No os confundáis, esto no quiere decir que estos elementos hayan sido integrados en el juego de cualquier manera, todo lo que hace Horizon lo hace bien, y consigue dejar su seña de identidad en todos sus apartados. Por ejemplo, antes he mencionado que los cuellilargos (unas criaturas mecánicas similares a gigantescas jirafas) funcionan como las atalayas de Assassin’s Creed, pero lo cierto es que no es tan sencillo como trepar por ellos y ya está, ya que suelen encontrarse recorriendo zonas llenas de enemigos en las que tendremos que ingeniárnoslas para encontrar un punto lo suficientemente alto desde el que podamos saltar al cuerpo del gigante, algo que en ocasiones termina en una persecución que finaliza  con un épico salto mientras el resto de máquinas nos pisan los talones.

Horizon-Zero-Dawn-Generacion-Friki-Texto-2
Las maquinas antiguas representan un misterio que tendremos que desvelar… a flechazos

Pero no todo en el planteamiento de Horizon es tan conservador, y hay dos elementos principales que lo distinguen del resto de títulos del mercado: la sensación de viaje y descubrimiento y el combate contra las bestias metálicas.

Y es precisamente el combate contra las máquinas, las verdaderas protagonistas del título, donde más brilla la obra de Guerrilla. Ya sea mientras recorremos el mundo por nuestra cuenta o durante una de las decenas de misiones que realizaremos, las máquinas son un elemento omnipresente en Horizon: Zero Dawn.

Cuando hablamos de las máquinas de Horizon no estamos hablando de simples enemigos que esperan para pelear con nosotros, su integración en el medio es perfecta y gracias a sus impresionantes animaciones y comportamientos consiguen transmitir a la perfección la idea de que estamos ante un enemigo real y no ante un npc hostil cualquiera. Un punto clave en este apartado es la variedad, existen más de 20 tipos de máquinas distintas y, salvo un par de excepciones, todas ellas se comportan de forma distinta, tienen diferentes debilidades y fortalezas, patrones de ataque específicos y desempeña una labor diferente en el “ecosistema mecánico”.

Los Vigías, por ejemplo, son máquinas que por su tamaño y movimientos recuerdan ligeramente a los raptores de Jurassic Park y cuyo enorme ojo les permite actuar como centinelas y avisar a otras máquinas si nos acercamos demasiado, siendo lo más recomendable acabar con ellos en silencio o con una flecha directa al ya mencionado globo ocular.

Y los Vigías son los más comunes y sencillos, tenemos Chatarreros que actúan como lobos y aprovechan los restos de máquinas caídas, Galopadores que podemos usar como monturas, Dientes de sierra que nos pondrán las cosas chungas o Atronadores, que son auténticas fortalezas andantes y que cuentan con morteros, rifles láser y radares especiales para encontrarnos si nos da por intentar evadirlos.

Como veis las máquinas representan una amenaza real, sobre todo en las primeras horas de juego, y lanzarse de cabeza a un enfrentamiento puede resultar en la muerte si no nos preparamos antes.

Horizon-Zero-Dawn-Generacion-Friki-Texto-3
La escala de algunos enemigos es épica.

Por suerte Aloy no es precisamente manca y contamos con un arsenal de armas y habilidades que nos permitirán salir airosos de los combates más emocionantes y dinámicos que he visto en mucho tiempo. Aloy puede saltar, deslizarse, rodar (al más puro estilo Dark Souls) y esprintar por los escenarios en los que nos enfrentamos a los engendros cibernéticos. Es una protagonista ágil y controlarla es una delicia gracias a un esquema de controles muy bien planteado y a unas animaciones excelentes y fluidas. Nuestras armas van desde el indispensable arco (con sus consiguientes flechas especiales) a cables trampa, pasando por una honda con varios tipos de bombas, lanzacables para atar a nuestras presas o incluso una especie de escopeta muy efectiva a corta distancia.

La clave de los combates está en su dinamismo y a que las bestias están compuestas de una gran cantidad de piezas con la que podemos interactuar y que tienen diferentes efectos en el combate. Así, a la hora de enfrentarnos a un Acechador (una especie de de guepardo con camuflaje óptico) podemos intentar destruir su dispositivo de camuflaje para que no pueda ser invisible, o quizás atarlo al suelo para luego cubrirlo con bombas de nitrógeno líquido, de forma que su cubierta se vuelva quebradiza y caiga con menos flechas, aunque también podríamos destruir sus lanzaminas para obligarlo a atacar cuerpo a cuerpo, o acertar con una flecha de fuego en uno de sus depósitos de combustible para que vuele por los aires…. las posibilidades son enormes, y varían con cada tipo de máquina a la que nos enfrentamos, siendo enormemente divertido explorar todas las opciones con las que podemos destruir a nuestros enemigos, pudiendo incluso utilizar algunas de sus armas en su contra, lo que resulta efectivo y muy espectacular.

Horizon-Zero-Dawn-Generacion-Friki-Texto-5
Los combates contra las máquinas son los protagonistas indiscutibles del título.

Pero lo mejor de todo esto es lo espontáneo de estos enfrentamientos y lo natural que resulta vernos en situaciones absolutamente demenciales casi por accidente, con varios enemigos acosándonos a la vez y tomando decisiones vitales para nuestra supervivencia a la velocidad del rayo.

El Foco juega un papel elemental en todo este apartado, se trata de un aparato que nos permite ver a los enemigos a través de estructuras y paredes (aunque tenemos que estar prácticamente parados para hacerlo) y que señala los puntos débiles de nuestros enemigos, así como los elementos contra los que son particularmente resistentes o débiles, por lo que usarlo es prácticamente obligatorio cuando luchamos contra una máquina desconocida.

Os aseguro que pasar de morir en las peleas más sencillas a conseguir acabar con una manada de búfalos explosivos mientras un montón de aves rapaces hacen llover hielo del cielo es una experiencia terriblemente gratificante y divertida, siendo algunas batallas realmente épicas y memorables.

Si dejamos el combate de lado nos encontramos con el segundo elemento característico de Horizon: la sensación  de viaje.

Empezaremos nuestra aventura en una zona forestal con elementos nórdicos que se nos antoja grande y llena de cosas por hacer, pero conforme vayamos avanzando y descubramos que tan solo se trata de una pequeña fracción del gigantesco mapeado del título nos quedaremos con la boca abierta. Ciudades abandonadas cubiertas por la maleza, cumbres nevadas, desiertos, cañones, densas junglas llenas de peligros…  recorrer el mundo de Horizon por primera vez es una verdadera maravilla, y no he parado de emocionarme cada vez que descubría una nueva máquina o cuando llegaba a la cima de una colina y contemplaba con asombro la gigantesca extensión de terreno que esperaba a ser explorada.

El apartado gráfico

Y es que si hablamos del aspecto gráfico Horizon: Zero Dawn es una autentica bestia parda a la que no se le puede reprochar nada, no solo por la absurda magnitud de los escenarios que recorremos, sino porque consigue lo que consigue en una PS4 corriente y moliente, y lo hace sin bugs o tirones de fps destacables y con un popping que es tan poco frecuente y tan raro que hace que nos preguntemos como demonios es posible que este sea el primer juego de mundo abierto de Guerrilla Games, destacando especialmente el ciclo día-noche y los efectos climáticos como lluvia, nieve o tormentas de arena.

Horizon-Zero-Dawn-Generacion-Friki-Texto-4
La calidad gráfica de Horizon: Zero Dawn es una téntica salvajada.

Quizás os parezca que estoy exagerando, pero puedo decir con total tranquilidad que mis palabras no hacen justicia al que es, muy probablemente, uno de los mundos abiertos más bellos jamás creados, en el que no solo nos encandilan los espectaculares escenarios o la iluminación, sino que el original contraste entre naturaleza y máquinas crea escenas absolutamente memorables. Juntad lo mejor de Uncharted 4 y The Witcher 3 y es posible que os hagáis una idea de lo memorable que resulta el apartado gráfico del juego protagonizado por Aloy.

Lo único que se le puede reprochar al apartado gráfico es que las expresiones faciales de algunos personajes secundarios pueden resultar bastante cutres si las comparamos con todo lo demás, es algo que debería haberse cuidado más para conseguir un producto perfecto.

El sonido también resulta sobresaliente, con una banda sonora muy variada, con melodías tranquilas para los paseos por la naturaleza y otras más tribales para las batallas contra las máquinas, siempre adecuadas e inmersivas.

A esto se le suma un doblaje más que decente al castellano que, sin embargo, no le llega a la suela de los zapatos al original en inglés. Sé que puede resultar muy tentador no hacerlo, pero os recomiendo encarecidamente que lo juguéis en versión original, el cambio es bastante apreciable.

Conclusión:

¿Qué dice la prensa?

En este caso las reviews de la prensa estaban disponibles entre 7 y 8 días antes del lanzamiento del juego.

Horizon Zero Dawn tiene un promedio de 8.9 en Metacritic otorgado por la prensa y un 8.6 otorgado por los usuarios.

Prensa nacional:

Meristation: 9.2

3DJuegos: 9.0

Vandal: 9.0

Prensa internacional:

IGN: 9.3

Gamespot: 9

Destructoid: 7.5

¿Qué dice Generación Friki?

En resumen, Horizon: Zero Dawn es una obra para el recuerdo, puede que no sea absolutamente perfecta, pero su interesante historia, sus vibrantes combates y sus espectaculares escenarios nos atraparán de forma irremediable durante las más de 30 horas que puede llegar a durar la campaña principal. Un título que consigue lo que se propone, sobrepasando las expectativas y coronando a Guerrilla Games como un estudio muy a tener en cuenta en los próximos años. Un juego que desprende cariño y mimo en todos sus apartados y al que tan solo unos fallos muy concretos consiguen alejar de la perfección. Ningún poseedor de una PS4 debería perderselo.

Horizon Zero Dawn

Horizon Zero Dawn
90

NOTA GLOBAL

9/10

    Destaca en:

    • La trama mantiene el interés hasta el final
    • Visualmente es de lo más impresionante que hay en el mercado
    • Muy sólido técnicamente hablando
    • Los combates resultan dinámicos, espectaculares y muy divertidos
    • El contraste entre tecnología y naturaleza

    Podría mejorar:

    • Animaciones faciales algo cutres en ciertas conversaciones
    • Coge prestados muchos conceptos de otros juegos
    • Algunas texturas que tardan en cargan y popping en ocasiones muy concretas
    • Podrían haberse arriesgado más en ciertos apartados

    About Mr. Thanos

    Mr. Thanos nació con un sable láser en una mano y el guantelete del infinito en la otra, adora el cine, los libros, comics , videojuegos, mangas y animes, si son gore mejor. Es recomendable no darle de comer a partir de las 12

    También te puede interesar:

    COWBOY BEBOP: melancolía entre cigarrillos y un poco de jazz

    Cowboy Bebop es muchas cosas: una serie de aventuras, un western espacial o incluso una suerte de galería de personajes locos,extraños e incomprensibles. Cowboy Bebop es todo eso, pero también es una obra acerca de lo que significa estar vivo, de las decisiones que tomamos y las lecciones que aprendemos.

    BARCELONA GAMES WORLD 2017: videojuegos, espectaculo y… ¡más videojuegos!

    Tras nuestra experiencia en la primera edición y los cambios implementados en la 2ª, la Barcelona Games World es una feria mejor de lo que fue pero peor de lo que será. Esa progresión le hará mucho bien y la calidad de todo lo que hemos podido probar ha sido fantástica.

    Deja un comentario