Pagina principal > Juegos > XENOBLADE CHRONICLES 2: la búsqueda de la perfección

XENOBLADE CHRONICLES 2: la búsqueda de la perfección

Monolith Soft es uno de esos pocos estudios de desarrollo medianos que, al amparo de otras grandes compañías, ha sabido sobrevivir a lo largo de los años en Japón, viendo como otras casas similares desaparecían o eran absorbidas (y posteriormente disueltas) por otras grandes desarrolladoras. Sin ir más lejos, estudios con tanta solera como Tri-Ace, o Banpresto no fueron capaces de asumir el enorme incremento presupuestario que requerían los desarrollos de la pasada generación (la de PS3 y Xbox 360), acabando bajo el paraguas de Square-Enix y Namco Bandai respectivamente.

Y es que la pasada generación no fue excesivamente buena para el videojuego japonés, sobre todo comparándola con sus años más prolíficos.

Mientras los estudios occidentales ganaban fama a pasos agigantados, en Japón los pequeños y medianos estudios no fueron capaces de adoptar las nuevas técnicas de desarrollo de videojuegos, dando a luz a una serie de juegos muy mediocres en lo técnico que hundieron a los estudios japoneses en una enorme crisis.

Incluso compañías de enormes recursos económicos como Square-Enix tuvieron enormes dificultades para adaptarse, con juegos interesantes en sus propuestas jugables, pero muy deficientes en lo técnico, como The Last Renmant, o Project Sylpheed, viéndose su catálogo de juegos lanzados entre 2007 y 2009 peligrosamente reducido y arrinconado al territorio portátil (PSP y Nintendo DS) donde aún podían crear juegos sorprendiendo en lo técnico con métodos de PS2, su época dorada en este aspecto.

Una nueva época de bonanza para los desarrolladores japoneses.

Pero después de la tormenta siempre llega la calma, y desde hace unos años para acá estamos viviendo un solapamiento de lo antiguo con lo nuevo. Gracias al boom de los videojuegos Indie, las nuevas herramientas de desarrollo y la distribución digital, los videojuegos de pequeños y medianos presupuestos por fin tienen una oportunidad en un público cada vez más amplio que acepta mejor que nunca las proposiciones con gráficos más modestos.

En este caldo de cultivo hemos empezado a ver cómo los estudios japoneses resurgían en occidente con sus nuevas e interesantes propuestas. Videojuegos como Persona 5, Ni No Kuni, Yakuza, Nier: Automata, Dragon Ball FighterZ, o el que hoy nos ocupa; Xenoblade Chronicles 2, acaparan cada vez más la atención de un público occidental con un interés renovado en este tipo de títulos.

Xenoblade Chronicles 2 marca el nuevo asentamiento del género.

Hay poco atisbo de duda a que fueron Final Fantasy XII (este muy adelantado a su tiempo) en primer lugar y Xenoblade Chronicles en segundo los que marcaron la dirección de hacia donde debían dirigir la experiencia jugable los juegos de rol de corte japonés.

Ya en Wii, los enormes mundos de Xenoblade nos maravillaron, llevando la experiencia un paso más allá (en lo jugable) en Xenoblade Chronicles X para WiiU y perfeccionando la fórmula en este Xenoblade Chronicles 2.

Mundos vastísimos semi abiertos, batallas dinámicas, la completa desaparición de los encuentros aleatorios y las transiciones invisibles entre exploración y combate son cosas que hoy en día cada vez son más obvias en ciertos juegos (incluso Final Fantasy XV adoptó muchas ideas de Xenoblade), pero para la a veces cuadriculada mente japonesa son un paso monstruosamente grande.

El universo de Xenoblade 2 derrocha belleza, imaginación y un diseño artístico de primera fila

Pero ha sido precisamente la sustracción de todas aquellas capas jugables en ciclo (mapamundi, exploración, batalla, poblado) las que han permitido a muchos nuevos usuarios acercarse a un género que, aunque ha tardado, está llegando a su madurez, y que sin olvidarse de sus raíces (ahí tenéis maravillas como Persona 5) está sabiendo alcanzar nuevas cotas de calidad.

Xenoblade Chronicles 2 es, posiblemente, el JRPGs más completo, complejo y jugablemente vanguardista al que he jugado en muchísimo tiempo.

Tanto en extensión, como en la re-formulación de sus mecánicas y en la eliminación de las capas jugables, manteniéndolas todas en una misma dimensión Xenoblade perfecciona su fórmula hasta el límite, ofreciendo una experiencia con muy pocos rivales en el género y que sin duda volverá locos a la mayoría de los más veteranos jugadores de JRPGs.

Un sistema de combate basado en el tempo

El sistema de batalla de Xenoblade Chronicles 2 no basa tanto su jugabilidad en navegar eficientemente dentro de un rebuscado sistema de comandos y selecciones, sino en saber combinar habilidades en el momento adecuado.

En Xenoblade 2 todo se basa en elegir con cuidado nuestro setup para poder encadenar combos entre nuestros diferentes personajes, elemento clave para conseguir la victoria una vez superemos el primer tercio del juego. De esta manera, si lanzamos un hechizo de fuego, nuestros compañeros de equipo (manejados por la IA) intentarán encadenarlo con hechizos compatibles, al conseguir una cadena de 3, añadiremos una “bomba” elemental al enemigo y silenciaremos una de sus habilidades.

La clave está en acumular la mayor cantidad de “bombas” elementales en nuestro enemigo para que en la segunda mitad del combate podamos ejecutar nuestro ataque combinado, con el que deberemos detonar estas bombas atacándolas con elementos opuestos, lo que le provocará daños masivos al rival y, a su vez, nos permitirá multiplicar la duración de nuestro ataque combinado por cada bomba detonada, pudiendo en el mejor de los casos consumir de esta manera dos tercios de la barra de vida de un final boss en un único ataque, siempre y cuando nuestro tempo y estrategia hayan sido perfectos.

El sistema de combate va un paso más allá de lo que vimos en las anteriores entregas de la saga

Adicionalmente, cada uno de los 3 personajes que podremos llevar en nuestro grupo cuenta con 3 Blades de nuestra elección; personajes secundarios que podemos seleccionar en cada momento del combate y que cambian las habilidades, arma y estilo de lucha de nuestro personaje.

Estos Blades son una suerte de “meta equipamiento” que nos permite variar el rol de un personaje conforme al blade que lleva equipado, que a su vez dispone de sus propias características especiales y posibilidades de equipar ítems que los hagan todavía más configurables.

Los Blades los conseguiremos durante la historia, completando misiones secundarias y a través de unas piedras que encontraremos en cofres y en el drop de los enemigos. Hay una cantidad enorme de blades, aunque todos con aspecto más bien genérico; sin embargo existen 28 blades excepcionales que son el caramelo del juego y que sin duda querrás conseguir, no sólo porque son personajes y molan mucho más que cualquier pieza de equipo, sino porque además estos 28 personajes nos permiten acceder a misiones únicas y han sido diseñados por 28 dibujantes de manga y diseñadores artísticos famosos en Japón, existiendo diseños que van desde lo extravagante a lo espectacular, pasando como no, por lo ecchi.

La curva de aprendizaje que exigen los combates de Xenoblade 2 es larga y ciertamente algo complicada de entender, pero recompensa sobremanera a cualquiera que esté dispuesto a dedicarle su paciencia y su tiempo con uno de los sistemas de combate más estratégicos, interesantes y profundos de cuantos se han visto en un juego de este estilo.

En detrimento, hay que decir que los combates están pensados para grandes enfrentamientos contra jefes y enemigos únicos (o de élite); sin embargo, contra enemigos regulares se tornan algo largos, pero no lo suficiente como para poder encadenar nuestros combos de manera adecuada, lo que además de algo frustrante, puede resultar tedioso en algunas partes en las que debemos enfrentarnos con una gran cantidad de estos. Afortunadamente con un poco de habilidad podremos evitar todos los combates no deseados. No obstante, recordar que, si os pasáis de esquivos, el jefe de turno os va a dar caña hasta en el carnet de identidad.

Un pozo de horas

La historia principal de Xenoblade Chronicles 2 dura entre 70 y 90 horas, dependiendo de lo que nos queramos detener por el camino a completar algunas de sus propuestas adicionales. Y posiblemente querremos, puesto que algunas nos permiten acceder a Blades únicos, muy difíciles de rechazar. Más allá de esto, el juego tiene secretos, coleccionables, super-jefazos y misiones secundarias para dar y tomar (estas últimas demasiado del estilo de “recadero”), con lo que completarlo al 100% puede triplicar sin despeinarse la cifra inicial.

Uno de los Blades raros que podremos conseguir es KOS-MOS, una de las protagonistas de Xenosaga

Las mecánicas jugables de Xenoblade Chronicles 2 están bien engrasadas, tanto que en ocasiones salir a buscar materiales o a completar misiones secundarias se convierten en un pozo de horas que parece no tener fin nunca, sobre todo cuando este tipo de tareas se vuelven completamente opcionales, ya que el juego apenas exige ningún tipo de farmeo para poder seguir la historia de manera más o menos cómoda.

Banda sonora para el recuerdo.

Durante el periplo por las mágicas tierras de Xenoblade Chronicles 2 nos acompañan un buen puñado de cortes musicales, todos orquestados y con diferentes variaciones según la hora del día en la que nos encontremos. Estas melodías, especialmente las que suenan durante la exploración tienen una calidad sorprendente y una terrible capacidad para quedarse pegadas en nuestra mente durante muchas horas después de haber apagado la consola.

Así, me he encontrado a mí mismo paseando por la calle mientras tarareaba la “cancioncita” de Gormott, o me he preparado el desayuno al ritmo de Uraya, cuyos acordes me acompañaban desde la noche anterior. No sé realmente si esto es algo bueno o malo, pero la verdad inherente a estas palabras es que las melodías de Xenoblade Chronicles 2 son de esas que se quedarán contigo durante mucho tiempo, una BSO para la posteridad.

La historia, irregular.

Ya sabíamos desde su anuncio que este nuevo Xenoblade pretendía capturar más la esencia del Shonen de aventuras de anime, lo que no me imaginaba era hasta qué punto pretendía hacerlo. Finalmente, Xenoblade 2 es casi un anime puro de dicho género en cuanto a historia y desarrollo se refiere, para bien y para mal.

El personaje principal, Rex, es el perfil de este tipo de historias; un Luffy, o Naruto de turno. El típico bueno-para-nada con una voluntad indestructible y carente de todo tipo de suspicacia que está en pleno apogeo de su pubertad y que no reconocería una insinuación sexual explícita ni aunque se la pusiesen delante de sus narices.

Es sorprendente cómo, sin contar Xenoblade Chronicles X (que no es un JRPGs de “historia” al uso), este Xenoblade Chronicles 2 es el peor juego argumentalmente hablando de la “línea dura” de Monolith Soft, quedando muy, muy lejos de Xenosaga o del primer juego de la saga en este aspecto. Ojo, esto no quiere decir que Xenoblade 2 sea malo en cuanto a su historia, pero Monolith nos tiene acostumbrados a argumentos y desarrollos más enrevesados e interesantes y, si lo ponemos al lado de Persona 5, Xenoblade 2 sale bastante mal parado en este apartado concreto.

Las escenas cinemáticas están mucho mejor dirigidas que en el anterior título. Eso, unido a la notable mejora en el modelado de los personajes, hace que en ocasiones parezca que estamos viendo un anime.

Como siempre el resto del plantel es mucho más interesante, encontrándonos con los arquetipos más cascados de este tipo de animes, pero con una ligera vuelta de tuerca y una buena ración de carisma, pero por desgracia sin salirse nunca de los tropos del género.

La historia de Xenoblade Chronicles 2 es, en general, demasiado tópica y predecible, excesivamente infantil en ocasiones y, sin embargo, entretenida y muy bien contada. En este aspecto es igual que One Piece, o Naruto; no tienen mucho más que ofrecer que lo que se ve a primera vista, pero lo que ofrecen es más que suficiente y está tan bien ejecutado como para engancharnos durante 200 capítulos (o más…).

Conclusión:

¿Qué dice la prensa?

En este caso las reviews de la prensa estaban unos días antes del lanzamiento del juego.

Xenoblade Chronicles 2 tiene un promedio de 8.3 en Metacritic otorgado por la prensa y un 8.2 otorgado por los usuarios.

Prensa nacional:

Meristation: 9.2

3DJuegos: 8.5

Vandal: 9.0

Prensa internacional:

IGN: 85

Edge Magazine: 70

Destructoid: 80

¿Qué dice Generación Friki?

Finalmente, Xenoblade Chronicles 2, con sus pros y sus contras, se perfila como uno de los mejores JRPGs de los últimos tiempos, un juego completo, complejo, interesante e innovador que reúne lo mejor del género en un cartucho de 3cm. Un cartucho que bien justifica por sí solo la compra de una Nintendo Switch, y que una vez acabado permanecerá en vuestras estanterías, no como una caja de plástico más a acumular, sino como uno de esos recuerdos que solo los estudios japoneses saben crear.

Xenoblade Chronicles 2

Xenoblade Chronicles 2
8.9

NOTA

8.9 /10

Destaca en:

  • Técnicamente es impresionante, y deja bien claro las enormes capacidades de Switch
  • Su banda sonora, colosal.
  • La buena sinergia entre sus distintas mecánicas jugables
  • Es muy complejo y tardaremos horas en dominarlo...

Podría mejorar:

  • ...lo que causará rechazo a los jugadores menos avezados en el género
  • La historia, sin ser mala, daba para algo más.

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

15 JRPGS DE PS2 QUE NO SON FINAL FANTASY: y que debes jugar (parte 2)

Hoy os traemos la segunda y última parte del recopilatorio de nuestros mejores juegos de JRPGs para PS2. Un Top 15 que os traerá buenos recuerdos, os descubrirá alguna joyita, u os hará pensar en vuestra propia selección, pero que nunca deja indiferente.

15 JRPGS DE PS2 QUE NO SON FINAL FANTASY: y que debes jugar

La idea final es que este post os ayude a descubrir alguna gran obra de PlayStation 2 del género JRPGS que no conozcáis o que tengáis pendiente por jugar....¡y que no sean Final Fantasy!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.