Pagina principal > Juegos > GOD OF WAR: resucitando la saga a golpe de hacha

GOD OF WAR: resucitando la saga a golpe de hacha

Desde su debut en PlayStation 2 allá por 2005, God of War ha sido todo un referente en el popular género de las aventuras de acción en tercera persona. El juego de Santa Mónica Studio destacaba por sus brutales y frenéticos combates, su acertada mezcla de acción, plataformeo y puzles y, cómo no, por un espectáculo visual sin parangón que siempre ha sabido aprovechar al máximo las capacidades de la plataforma en la que se exhibía. Todo esto, por supuesto, aderezado con una buena dosis de mitología griega que no solo servía como telón de fondo para la historia de Katros, sino que se extendía a todos los apartados del título y acababa suponiendo uno de los mayores atractivos de la serie.

Pero las cosas cambian, han pasado ya 5 años desde el lanzamiento de God of War: Ascension, y nada menos que 8 desde que Kratos culminara su venganza en God of War III, y la idea de traer de vuelta a la saga era demasiado tentadora (y rentable) como para ignorarla.

El problema es que la franquicia estaba empezando a dar muestras de cansancio y si bien se habían introducido novedades en todas sus entregas, el núcleo jugable permanecía prácticamente intacto, lo que acusaba la sensación de repetición y de que un lavado de cara era necesario.

Por eso este nuevo God of War (2018, PS4, también llamado God of War 4, GOW4es un nuevo comienzo, no solo para Kratos y su historia, sino para toda la franquicia y las bases jugables sobre las que se ha asentado a lo largo de los 8 juegos protagonizados por el espartano. Las expectativas estaban muy altas y la tarea no era sencilla ¿habrá conseguido la obra de Santa Mónica Studio estar a la altura?

God-of-War-2018-Generacion-Friki-Texto-1

Lo primero que llama la atención de esta nueva entrega es el reemplazo de la mitología griega por la nórdica, quizás algo menos conocida pero igual de apasionante, y que se explota de manera sorprendente durante toda la trama para construir un universo y un lore que, gracias al nuevo enfoque semi-abierto del juego, está más vivo que nunca y nos permite impregnarnos en sus detalles tanto como queramos.

Esto no solo responde a la necesidad de hacer del juego un nuevo comienzo para la saga, sino que supone un escenario perfecto sobre el que desarrollar la nueva historia del fantasma del Esparta, que toma el relevo varios años después de los acontecimientos de God of War III y que nos presenta a un Kratos muy diferente del que conocíamos, más viejo y cansado, pero también más sabio y estoico, más consciente de sus acciones pero que todavía no ha abandonado por completo el camino de la violencia y que, si bien ya no se deja llevar por la ira a las primeras de cambio, sigue recurriendo a ella cuando la necesita, no pudiendo escapar de su pasado ni borrar las cicatrices, figuradas y literales, con las que él mismo se marcó de por vida.

God-of-War-2018-Generacion-Friki-Texto-1
A lo largo de nuestra ventura nos encontraremos con todo tipo de personajes y criaturas salidas de la mitología nórdica, como Mimir, el hombre más listo del mundo.

No tenemos muy claro lo que ha ocurrido pero parece que, después de su rabieta homicida, Kratos decidió abandonar Grecia para dirigirse al norte, a tierra nórdicas, donde conoció a una mujer, tuvo un hijo y, en definitiva, construyó una nueva vida.

Por supuesto las cosas no son tan sencillas, y cuando nosotros conocemos a Kratos su esposa ya ha pasado a mejor vida (no sabemos porqué), y será nuestra misión cumplir su última voluntad y arrojar sus cenizas en la cima de la montaña más alta de los nueve reinos, todo ello, cómo no, junto a nuestro hijo Atreus, un chaval inocente pero muy capaz que actuará como pupilo del espartano y que nos acompañará a lo largo de todo nuestro periplo.

Así, God of War es una suerte de road movie ambientada en la mitología nórdica en la que seremos testigos de la historia más cercana y personal de la saga, que enfoca su eje argumental sobre la magnífica relación entre Kratos y Atreus y que nos presenta a unos personajes creibles, muy bien construidos y que, además, presentan una evolución más que notable (e igual de convincente) a lo largo de la aventura.

#GodOfWar ha resultado la historia más cercana y personal de la saga Clic para tuitear

Resulta difícil hablar de la historia del juego sin entrar en detalles, pero lo cierto es que se puede afirmar que la trama que han imaginado los chicos de Santa Mónica Studio es redonda de principio a fin y consigue implicar emocionalmente al jugador desde el inicio, manteniendo nuestra atención e interés a lo largo de las más de 20 horas que puede llevarnos completarla y contando además con un montón de sorpresas y momentos “God of Warque harán las delicias de los fans más acérrimos de la serie

Pero lo mejor de todo esto es que la historia no se limita a las cinemáticas, sino que, durante nuestro viaje, Kratos y Atreus conversarán de manera constante sobre todo tipo de temas, desde aspectos fundamentales de la trama a comentarios acerca del mundo o historias que cuentan mientras dan un paseo en barca. Puede parecer algo insignificante, pero estos diálogos están tan bien integrados y resultan tan naturales y orgánicos que hace que la historia de God of War se sienta viva y, a pesar de que nos podemos “salir del camino” para dedicarnos a explorar o cumplir encargos, estas tareas nunca llegan a sentirse como misiones secundarias, sino más bien como parte integral del viaje que estamos realizando y para el que, como es lógico, resulta esencial prepararse bien reuniendo suministros, o eso dice Kratos cada vez que nos da por ponernos a saquear cofres, claro.

God-of-War-2018-Generacion-Friki-Texto-5
Utilizaremos nuestra pequeña barca para movernos por un lago que actúa de nexo entre las diferentes zonas del juego… y para escuchar historias la mar de interesantes

Y no nos olvidemos de la cámara, que esta vez se encuentra pegada a la espalda de Kratos y que no sufre ni un solo corte durante todo el juego (aparte de la inicial no hay ninguna pantalla de carga) lo que acaba resultando más relevante de lo que parece, no sólo de cara al combate (de eso hablaremos enseguida), sino porque consigue que no apartemos la vista de los protagonistas durante toda su historia, siendo testigos de su viaje de principio a fin y aportando mucha credibilidad a nuestra aventura.

La única pega que se le puede poner en este aspecto es que este nuevo God of War no es más que el principio de algo mucho más grande y que, inevitablemente, nos deja con los dientes largos y con ganas de más para cuando alcanzamos el final, habrá que esperar a la secuela…

Una base jugable con un equilibrio perfecto entre sus elementos

Pero por supuesto todo esto no serviría de nada sin una base jugable de calidad que pueda sustentar la trama y, como ya podréis imaginar, la de este God of War resulta ser tremendamente sólida, volviendo a hacer gala de un equilibrio excelente entre exploración, combate y puzles y consiguiendo un ritmo casi perfecto que siempre sabe cuándo es momento de dar espacio al jugador para que se relaje y cuándo toca tirarnos momentos épicos a la cara.

En esta ocasión, contamos con un mundo abierto que podemos recorrer a nuestro antojo y que esta lleno de puzles, enemigos y todo tipo de secretos que podremos descubrir volviendo a visitar zonas ya conocidas al más puro estilo metroidvania. Ojo, no creáis que esto significa que estamos ante un sandbox puro y duro, God of War prefiere calidad sobre cantidad, y el mapa se aproxima más a lo que podríamos esperar de un juego de Fromsoftware que de un título de mundo abierto de Ubisoft.

Y es que esta nueva entrega se ha visto tremendamente influenciada por la saga Souls (y Bloodborne, no faltaría más), no sólo por su estupendo diseño de niveles interconectados, que también, sino por su excelente sistema de combate, que God of War consigue adaptar y hacer suyo desde el primer momento y que acaba transformando en algo completamente diferente de lo que podríamos esperar de los juegos del señor Miyazaki (y del resto de la saga, todo sea dicho).

Cambios e influencias

Tradicionalmente, God of War nos pondría a los mandos de un Kratos muy ágil y extremadamente rápido que luchaba en escenarios con cámara fija en los que esquivábamos con el stick derecho y dependíamos de todo tipo de combos y movimientos para acabar con nuestros enemigos, todo muy en la linea de lo que se podría esperar de un hack’n slash.

En este juego la cosa cambia, y si bien seguimos enzarzándonos en combates contra todo tipo de enemigos (muy variados y con un diseño más que notable por cierto) esta vez lo haremos mediante un sistema mucho más técnico y pausado, (basado en golpes ligeros y pesados) que en un primer momento puede parecer algo limitado y demasiado lento para la saga, pero que enseguida se abre y expande, ofreciendo un sistema tan profundo como lleno de opciones que, además, permite al jugador centrarse en bloquear con cuidado y pensar bien cada uno de sus movimiento o, por el contrario, jugar de forma más agresiva y directa, muy en la linea de lo que se podría esperar de la franquicia.

El hacha Leviatan será nuestra arma principal en los numerosos combates del juego.

También se nota la influencia que han tenido los juegos de lucha sobre el equipo, que ha integrado mecánicas como la capacidad de “hacer malabares” con nuestros enemigos o cancelar nuestros ataques en mitad de un combo, cosa que se agradece cuando estamos rodeados y no queda otra que abortar un ataque para esquivar.

Pero sin duda la gran estrella de este sistema es el hacha Leviatán, un arma imbuida con el poder del hielo que, al igual que sucede con el Mjolnir en los comics y películas de Marvel, volverá volando a nuestras manos después de que la lancemos contra el enemigo, lo que abre un gran número de opciones de cara al combate a distancia y que, además, resulta una acción tremendamente satisfactoria de realizar.

Por supuesto, contamos con un sistema de progresión que nos permite adquirir diferentes habilidades para nuestra hacha a medida que la mejoramos, además de contar con ataques especiales con tiempo de recarga (al más puro estilo MOBA) llamados “ataques rúnicos” que son terriblemente poderosos y que pueden decantar la balanza a nuestro favor durante el combate.

Pero no sólo contamos con nuestra hacha para librar nuestras contiendas, también podemos recurrir a nuestros puños y, brevemente, a la ira espartana (ambos con su propio árbol de habilidades) que, alternadas con nuestra arma principal, hacen que los combates sean más variados y ágiles de lo que se podría pensar en un primer momento, más si añadimos la inestimable ayuda de Atreus a la ecuación, que también cuenta con su propio árbol de habilidades y que puede facilitarnos mucho las cosas cuando lo hemos mejorado adecuadamente.

God-of-War-2018-Generacion-Friki-Texto-3
A Kratos le sigue molando cargarse a bichos de tamaño considerable.

Todo esto se traduce en un sistema de combate dinámico, intenso, profundo, salvaje y muy variado en el que seremos testigos de la acción (y la brutalidad) de Kratos desde muy cerca y en el que podemos sentir la fuerza del impacto de cada uno de nuestros golpe, algo que resulta muy satisfactorio y necesario en un título de estas características. Hay más que me gustaría explicaros pero, al igual que ocurre con la historia, el juego se guarda una sorpresa o dos bajo la manga, e incluso dar una pista podría significar estropear la experiencia, por lo que solo diré, y ya es decir demasiado, que hay partes realmente importantes de la jugabilidad que se han mantenido en secreto y que pueden cambiar drásticamente la experiencia de juego.

El título cuenta, además, con elementos RPG muy bien integrados que funcionan muy bien a la hora de recompensar al jugador e incentivar su progresión, ofreciendo una gran cantidad de sets de armaduras, talismanes y todo tipo de objetos y mejoras que podremos utilizar durante nuestra aventura. Por suerte, esto no se limita a lo que puramente estético, sino que aporta una gran cantidad de contenido al juego que puede llegar extenderse a las 40 horas de duración y que incluso cuenta con un gran de contenido endgame realmente original y muy satisfactorio.

Gráficamente estamos ante uno de los mejores juego del catálogo de PS4, con algunos detalles (como que el pelo de la barba de Kratos reaccione al viento) que me han dejado con la boca abierta, además de un trabajo de texturas, partículas e iluminación realmente soberbio que sólo se empañado por tirones de fps muy, muy puntuales (al menos en mi experiencia).

Merece la pena mencionar que, si bien el doblaje al español no está nada mal, el trabajo que se ha hecho en la versión original es de una calidad espectacular, y desde luego el juego gana mucho si os animáis a disfrutarlo en la lengua de Shakespeare.

Conclusión:

¿Qué dice la prensa?

En este caso las reviews de la prensa estaban disponibles entre 3 y 8 días antes del lanzamiento del juego.

God of War tiene un promedio de 9.5 en Metacritic otorgado por la prensa y un 9.2 otorgado por los usuarios.

Prensa nacional:

Meristation: 9.2

3DJuegos: 9.5

Vandal: 9.7

Prensa internacional:

IGN: 10.0

Edge Magazine: 8.0

Destructoid: 10.0

¿Qué dice Generación Friki?

Al final, God of War ha resultado ser uno de los juegos más cuidados y redondos de esta generación, ofreciendo una experiencia muy pulida y extremadamente cohesionada en la que nada parece fuera de lugar y a la que es muy difícil sacarle pegas.

No sólo estamos ante la mejor entrega de la saga, sino que este God of War es todo un referente para la Industria y no me cabe duda de que será recordado como uno de los grandes juegos de esta generación. Un título imprescindible tanto si eres fan de la saga como si no y al que todo poseedor de una PS4 debería dar una oportunidad.

God of War

God of War
9.3

NOTA

9.3 /10

Destaca en:

  • La trama resulta interesante de principio a fin
  • La relación entre Kratos y Atreus evoluciona de forma creíble a lo largo del juego
  • El buen uso de la mitología nórdica a la hora de construir el lore del juego
  • El sistema de combate resulta tan táctico como salvaje y ofrece una gran cantidad de opciones al jugador.
  • Gráficamente es de lo mejor que puedes encontrar en PS4

Podría mejorar:

  • Tirones de fps muy puntuales
  • Que haya que esperar a la secuela para seguir con la historia de Kratos

About Mr. Thanos

Mr. Thanos nació con un sable láser en una mano y el guantelete del infinito en la otra, adora el cine, los libros, comics , videojuegos, mangas y animes, si son gore mejor. Es recomendable no darle de comer a partir de las 12

También te puede interesar:

KEKKAI SENSEN: Bienvenidos a Herusallem’s Lot, ciudad de locos y demonios

Los que tengáis algo de experiencia con el maravilloso mundo de la animación japonesa sin …

DEAD CELLS: Nace, lucha, muere, repite

Dead Cells es un juego que hará las delicias de todos los amantes del género, colocándose muy a la cabeza entre sus competidores y siendo sin duda uno de los mejores indies en lo que llevamos de año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.