Pagina principal > Juegos > DRAGON BALL Z: MEGA DRIVE VS SUPER NINTENDO: el gran combate de Goku en 16 bits

DRAGON BALL Z: MEGA DRIVE VS SUPER NINTENDO: el gran combate de Goku en 16 bits

Dragon-Ball-Z-Mega-Drive-vs-Super-Nintendo-PORTADAHoy llega a las tiendas “Dragon Ball Z: Extreme Butoden” para Nintendo 3DS, un juego de lucha con los personajes más conocidos del manga creado por Akira Toriyama allá por el año 1985. En la actualidad, es normal ver que las aventuras de Goku y compañía tienen unos juegos con muchas opciones jugables y que, además, cuentan con una legión de fieles seguidores dispuestos a realizar los más poderosos ataques de la serie a los mandos de sus consolas. Sin embargo, hubo una época en la que era realmente difícil disfrutar de buenos juegos de “Dragon Ball“. Mega Drive y Super Nintendo fueron las primeras en poder decir con orgullo que tenían en sus catálogos un juego digno de Dragon Ball, como si el dragón Shenron hubiera cumplido nuestros deseos. Esta es la historia de cómo los videojuegos de lucha “Dragon Ball Z. L´Appel Du Destin” (1994) para Mega Drive y “Dragon Ball Z. La Legende Saien” (1993) de Super Nintendo libraron una de las batallas más encarnizadas de la era de los 16 bits.

Mega Drive y Super Nintendo fueron las primeras en poder decir con orgullo que tenían en sus catálogos un juego digno de Dragon Ball.

Cuenta la leyenda, que a principios de los noventa, una serie japonesa irrumpió en el panorama nacional atrayendo a chavales delante del televisor. En ella narraban las aventuras de Goku, un niño con una cola de mono a sus espaldas y una fuerza extraordinaria que nunca había salido de la montaña en la que vivía. Bulma, una chica de ciudad, se cruzó en su camino y le contó la historia de las siete bolas de dragón repartidas por el mundo. Una vez reunidas, aparecería el dragón sagrado dispuesto a cumplir todo el deseo del que lo hubiera invocado. A partir de ese momento, Goku y Bulma partirían en busca de las bolas de dragón y vivirían miles de aventuras. Este es el resumen de cómo arrancaba la serie Dragon Ball (Bola de Dragón en España). El anime fue una revolución para la sociedad. Y como todo fenómeno que no se podía comprender, se la tildó de violenta y pornográfica. En definitiva, una serie inapropiada para los niños. Como en todos los casos de prohibición en los que no se conoce el verdadero fondo, este hecho supuso un atractivo más para todos los que organizábamos la tarde de estudio y la merienda en torno a Bola de Dragón, dejando nuestros quehaceres diarios o nuestros ratos de juegos con los amigos por no perdernos el capítulo de esa tarde.

Dragon-Ball-Z-Mega-Drive-vs-Super-Nintendo-Texto-2

#DragonBall fue una revolución para la sociedad de principios de los 90. Clic para tuitear

Dragon Ball Z. La Legende Saien”/ “Super Butoden 2”  para Super Nintendo

Supuso un éxito de masas en cuanto a audiencias y al merchandising que llegaba muy a cuenta gotas para desgracia de todos los que tuvimos la suerte de vivir aquella época. Desde muñecos y camisetas hasta comida, como huevos de chocolate con muñecos en su interior o bolsas de patatas fritas con pegatinas de cartón cuadradas que brillaban en la oscuridad, inundaron las tiendas de cualquier barrio del país. Sin embargo, el mundo de los videojuegos no recibió un buen producto hasta 1993, fecha en la que llegó “Dragon Ball Z” para Super Nintendo. Un juego que fue víctima de una palabra que resultaba ser muy cara por aquellos años: la importación. Esto se debía a que algún producto (como los videojuegos o alguna película) salía en Japón y tardaba en llegar. Podías gastarte una auténtica pasta de la época en que te la trajesen del otro lado del mundo para fardar con tus amigos de que tenías un producto que nadie más en tu clase tenía.

De todas formas, este primer juego de Super Nintendo llegó a las estanterías de las pocas tiendas de videojuegos especializadas que había en las ciudades. El juego permitía jugar con Goku, Gohan, Vegeta, Piccolo, Trunks, Freezer, A – 16, A – 18, A – 20 y Cell (primera y tercera forma). Plagado de gráficos rudimentarios a ojos de hoy en día, no se podía negar que era una auténtica locura para los fans disfrutar de esos personajes repartiendo puñetazos y algún Kame Hame Ha en la consola. Por si fuera poco, los saiyans podían convertirse en súper guerreros. La creación de la línea central que permitía a los personajes separarse por el escenario a mayor distancia que en los clásicos del género (“Street Fighter II” de 1991, por ejemplo) y la posibilidad de volar en el escenario le daban un plus a un juego que hizo las delicias de sus seguidores. No contaba con melodías originales de la serie y los personajes no hablaban pero este aspecto pasaba más desapercibido. ¿Qué más se le podía pedir a un juego de “Bola de Dragón“?

Dragon-Ball-Z-Mega-Drive-vs-Super-Nintendo-Texto-3

Tras el éxito de esta entrega, un año más tarde la batalla de las dos grandes consolas de 16 bits dio comienzo. Por su parte, Super Nintendo quería seguir manteniendo el éxito de su primer y exclusivo juego y nos trajo “Dragon Ball Z. La Legende Saien” (1993; a España llegó en 1994). Fue desarrollado por TOSE Software (“Game & Watch Gallery”, 1998, 1999 y 2002 en las consolas de Nintendo) y distribuido por Bandai (sagas de “Dragon Ball Z Budokai” y “Dragon Ball Z Budokai Tenkaichi” en Playstation 2). Se trataba de un cartucho que mejoraba en todos los aspectos a su predecesor: gráficos de personajes, entornos y técnicas de combate mejorados y modos de juego más profundos y atractivos que el anterior juego. Contaba también con un plantel de personajes muy suculento ya que Cell Jr., Broly, Boujack, Zangya (Petits Cell, Tara, Kujila y Aki en el juego ya que estaba traducido al francés) se unían a los clásicos Goku, Gohan, Piccolo, Vegeta y Trunks.

Una de las grandes ventajas de este juego era su espectacularidad en las técnicas utilizadas por los personajes ya que eran mucho más llamativas que las del juego anterior y el hecho de chocarlas en mitad de pantalla era todo un regalo para vista. El juego se convirtió en todo un referente para los seguidores de Dragon Ball. Aunque más tarde salieron otras entregas para la consola de Nintendo (“Dragon Ball Z. Ultime Menace” en 1994 y “Dragon Ball Z. Hyper Dimension” en 1996), no consiguieron igualar el éxito y el buen saber hacer de la segunda entrega en Super Nintendo.

Galería de  “Dragon Ball Z. La Legende Saien”

 

El Dragon Ball de Megadrive: Dragon Ball Z. L´Appel Du Destin”

Dragon-Ball-Z-Mega-Drive-vs-Super-Nintendo-Texto-4

Por su parte, Mega Drive quiso contraatacar a su archienemiga con otro juego de Goku. “Dragon Ball Z. L´Appel Du Destin” (1994), que también fue desarrollado por TOSE Software y distribuido por Bandai, optaba por un aspecto visual más cercano a los dibujos animados con unos personajes y entornos de colores más llamativos y animaciones menos cuidadas. Esto hacía que no mostrase unos gráficos muy adultos y se perdiese calidad en los sprites, por no comparar el tamaño de los luchadores que era menor respecto a los de su competidor. El sonido tampoco era su mejor aporte ya que contaba con una serie de melodías grabadas especialmente para el juego y no había ningún tipo de diálogo sonoro entre los luchadores. También mantenía el estilo de pantalla partida y daba lugar a interesantes combates por tierra y aire. Todos los personajes contaban con un “modo historia” con finales muy buenos, mientras que el juego de Nintendo sólo tenía cuatro de estos modos. El cartucho de Sega añadía personajes como Ginew y Likum (Ginyu y Recoome en la versión francesa del juego), de las fuerzas especiales del todopoderoso Freezer, y Krilin (que no se podían controlar antes en los juegos que nos habían llegado a España) y recuperaba a Freezer y A – 18.

Un aliciente con el que contaba eran las técnicas secretas de unos pocos personajes cuando la barra de vida era mínima. A diferencia de las secuelas de Super Nintendo, el videojuego de Mega Drive fue la única entrega que pudimos disfrutar en esta consola por lo que no hubo mejoras de ningún tipo en ninguno de los apartados. Los fans de “Dragon Ball” no queríamos ver los defectos de este juego porque era como un hijo único: volcabas sobre él todas tus ilusiones. Para los jugadores era perfecto ante las críticas de los demás… pero en el fondo sabíamos que no era así.

Galería de “Dragon Ball Z. L´Appel Du Destin”

Super Nintendo fue la gran triunfadora frente a Mega Drive la cual mostró un juego con carencias significativas.

En otras ocasiones, hemos hablado de las semejanzas o diferencias que hubo hace dos décadas entre videojuegos de Sega y Nintendo, una de las guerras del ocio electrónico más duras que se recuerdan. Super Nintendo fue la gran triunfadora en este combate por gráficos, personajes y número de entregas (algunas mejores que otras) frente a Mega Drive que tuvo que conformarse con un juego de Goku que no llegó a mostrar las unidades de energía que necesitaba el personaje Toriyama y su universo. Aunque la versión de Sega guarda peor el tipo con el paso de los años, podéis volver al combate con Goku, sus amigos y sus más carismáticos enemigos en ambas versiones con emuladores online o comprarlos a un precio de 15 a 40 € en Mega Drive o por una media de 50 € en Super Nintendo.

Cualquiera de los dos serían buenas opciones para jugar hoy día y recordar aquellas tardes inolvidables con el poder de un Kame Hame Ha en nuestro mando. Sin embargo, todos los niños y niñas que crecimos en los noventa, cuando veamos a Goku echar sus manos al costado, siempre repetiremos: “On… Da… Vi… Tal… ¡Aaaaahhhhh!”.

Notas:

Super Nintendo: 9 Stars (9 / 10)

Mega Drive: 7 Stars (7 / 10)

About JaviMolocotino

JaviMolocotino es friki desde que se aprendió la intro de He-Man de memoria cuando apenas sabía hablar. El cine y los videojuegos corren por sus venas y no desaprovecha una buena conversación sobre estos temas. Se ilusiona, lo vive... y, en la medida de lo posible, incluye sus "frikadas" en el día a día a través de su blog juegodefrikis.wordpress.com.

También te puede interesar:

EVERYTHING Y EL VIDEOJUEGO COMO ARTE: ¿estamos dispuestos a dejar evolucionar al medio?

Everything es un título disponible para PS4 desde el pasado 21 de Marzo (el mes que viene llegará a PC) y que, nacido de la mente de David O'Reilly y producido por Double Fine, nos pone en el papel de uno de los “personajes” más curiosos de la historia del medio: todo.

LOS ESCENARIOS EN EL VIDEOJUEGO: tan bellos, tan irrelevantes.

En los videojuegos nuestra interacción con el mundo que nos rodea está limitada a un puñado de acciones contextuales, siendo todo el entorno del juego un montón de fanfarria que se asemeja más al atrezo de un teatro que a un escenario de verdad.

Deja un comentario