Pagina principal > animación > EL PRÍNCIPE DE EGIPTO: historia de Moisés según Dreamworks

EL PRÍNCIPE DE EGIPTO: historia de Moisés según Dreamworks

el-principe-de-egipto-portada

Han pasado ya la friolera de 17 años desde que Dreamworks debutara en el mundo de la animación con Antz y El Príncipe de Egipto y claro, el tiempo no pasa en balde para nadie, pero hay quién aguanta mejor el paso de los años que otros; en el caso de estas dos películas, Antz hoy parece un viejo tópico del Jurásico, con esa animación 3D tan arcaica y difícil de digerir. Sin embargo el mensaje, el acabado técnico y en general las virtudes de El Príncipe de Egipto se mantienen intactas.

A este respecto, viendo hoy El Príncipe de Egipto hay que admitir que el film disfruta del mencionado acabado técnico como sólo se pudo ver durante la última generación de películas animadas en 2D de Disney, y claro, si encima cuentas una historia que sabes que va a funcionar (lleva funcionando más de 2000 años, ¿no?) tienes el éxito asegurado y la promesa de un clásico atemporal.

Y es que el Príncipe de Egipto cuenta, de nuevo, una de las historias más contadas en el cine, como es la parte del Éxodo del Antiguo Testamento, esa en la que Moisés libera a los esclavos de Egipto, con la ayuda de Aaron. Como ya he dicho, esta historia no es nueva en el cine, desde Los diez Mandamientos de 1956 hasta la reciente adaptación por parte de Ridley Scott en 2014 llamada Exodus: Dioses y Reyes, pero nunca había tenido una adaptación para todos los públicos digna, así que Dreamworks mató dos pájaros de un tiro y aseguró el éxito de su film.

Poco podemos contar de la historia de El Príncipe de Egipto que no se haya contado ya; si no la conoces es que has estado viviendo en una cueva en Oriente M;edio. De lo que sí podemos hablar es de la poca fuerza que tienen las canciones en esta película en comparación con sus homónimas de Disney. Composiciones musicales que aunque están bien compuestas y llevadas a cabo con buenos métodos, no acaban de cuajar ni de resultar pegadizas, quizá por ese tono tan grandilocuente y de opereta que tienen todos los temas, o porque las canciones que pretenden ser más populares tienen más de villancico que de otra cosa. Lo importante es que siempre después de terminar de ver una peli de animación salgo canturreando alguno de sus temas, cosa que no me paso en su día con El Príncipe de Egipto y que no me ha pasado ahora con su revisionado.

el-principe-de-egipto-1
Una imagen ciertamente perturbadora
sobre la dura vida de los esclavos en Egipto

Por otro lado llama la atención el desarrollo tan maduro y generalmente oscuro de la cinta, que comienza con una canción sobre la esclavitud y la masacre de los bebés por parte del Faraón. Después sigue con unas escenas ligeras sobre la relación entre Moisés y Ramsés, con sus momentos de humor para los peques… pero ahí se acaba todo, después de esa escena casi todo son momentos serios y muy dramáticos. Y es que una trama tan chunga como el Éxodo, que habla de la esclavitud y de cómo un dios deshace el entuerto entre judíos y egipcios a base de mano dura, no tiene una manera “ligera” de ser contada sin saltarte partes importantes de la trama.

El gran acierto de El Príncipe de Egipto es su ritmo; la película no se para nunca, no tiene escenas inútiles y el ritmo es frenético en todo momento, sabe condensar de manera brillante en 90 minutos lo que otros no supieron en 170 y eso tiene mucho mérito. Es cierto que se deja detalles por el camino, pero lo importante esta ahí, incluso dedica unos minutos de metraje a desarrollar la relación entre Moisés y Ramsés de una manera intachable, tanto que resulta más creíble que en la mayoría de films sobre el Éxodo.

Sin embargo no vayáis a pensar que la película es perfecta, no amigos. El diseño de personajes es tremendamente desigual, mezclando cánones muy diferentes para personajes, pareciendo a veces que se mezclan varios estilos de dibujo en el film. Tampoco ayuda nada la ramplona gama cromática y errores en animación que hacen parecer muchas veces a los personajes estrábicos, con maneras extrañas de andar y movimientos en ocasiones demasiado robóticos.

El humor también se queda fuera en la mayor parte de la película, sólo algunas pinceladas aquí y allá amenizan un film que pese a durar tan solo 90 minutos se le hará pesado a los más pequeños de la casa.

El Príncipe de Egipto es una buena película sobre el Éxodo, pero una película mediocre de animación. Sin duda es una opción bastante didáctica para que los peques conozcan una de las historias mas viejas del mundo. Otra cosa es que les guste.

El Príncipe de Egipto

El Príncipe de Egipto
65

NOTA GLOBAL

7/10

    Destaca en:

    • Una historia bien adaptada
    • Un ritmo frenético que hace ligera la película

    Podría mejorar:

    • Falta humor
    • No está bien adaptada para los niños
    • Diseño de personajes desigual
    • Canciones mediocres

    About Adrian

    Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

    También te puede interesar:

    EL SUEÑO DEL ANDROIDE: cuando la humanidad depende de una oveja, mal vamos.

    John Scalzi vuelve a crear un mundo de ciencia ficción donde el humor es el mejor arma.

    LA BELLA Y LA BESTIA: Cuando la bestia es más guapa que tú ¿dónde está la moraleja?

    La Bella y la Bestia es un remake innecesario, una evidente pieza de fanservice dedicada a los treintañeros que crecieron con la original, no aporta apenas nada, no mejora a la original, no es más divertida, ni está mejor montada.

    5 Comentarios

    1. Estoy de acuerdo con la mayoria de cosas que dices. La peli me gustó mucho y explica muy bien la historia de Moisés, adaptado para que lo puedan ver niños también.
      Sin embargo, aunque es cierto que las canciones no son tan pegadizas como las de Disney, una de las razones por las que es una de mis pelis favoritas es juestamente la banda sonora. Me gustan mucho los coros y tiene un toque “étnico” que pega mucho con la temática de la peli.

      • Claro, si no te confundas, una cosa es que no nos gusten las canciones, que nos encantan, y otra que nos parezcan adecuadas para una peli de dibujos animados. Un saludo y gracias por tus comentarios!

    2. Realmente la banda sonora es excelente, para mi su mejor tema es Liberanos que se repite al comienzo de la pelicula y al final, un temazo para mi.

      • Mi favorita es Ashira Adonai que se canta al final. Tiene un significado especial para mí; además de ser un cántico auténtico hebreo incluido en el Éxodo (es un salmo) yo lo cantaba en el coro durante una obra de teatro y, bueno, me trae gratos recuerdos. ¡Un saludo, OvnY, y gracias por escribir!

    Deja un comentario