GUDETAMA: UN PASOTE DE AVENTURA: muero de kawaiismo.

animación Series

Creo que con el subtítulo alguno pensará que me he inventado una palabra. Pero es que Gudetama: un pasote de aventura (Gudetama: Haha wo Tazunete Donkurai, 2022) no podría ser una serie más kawaii, ni aunque la hubieran creado una noche de fiesta los guionistas de Los osos amorosos, My Little Ponny y Masha y el Oso. Gudetama y Shakipiyo son tan adorables que sólo con ver que habían hecho una serie de animación del archiconocido (por lo menos en Japón) huevo cansado y perezoso, ya me la habían vendido.

En realidad, sólo se trata de una primera temporada (no sé si autoconclusiva, podría ser que no, dado el cierre que le han dado) que uno puede verse empleando únicamente hora y media de su tiempo, dado que son 10 capítulos de 10 minutos aproximadamente cada uno.

¿Y cuál puede ser la historia de un huevo cansado? Y… ¿quién es Gudetama?

Gudetama y Shakipiyo despiertan (nacen) en una nevera industrial. El primero sólo quiere haraganear todo el tiempo, pero la segunda le convence de ir en busca de su madre. Un road trip lleno de aventuras a cada cual más loca y divertida.

Gudetama es una yema de huevo antropomorfizada de una forma muy simple que siempre está cansada, triste y aburrida. Todo le da pereza de una forma muy adorable. Gudetama es un producto de la compañía japonesa Sanrio. Un personaje de dibujos animados para un programa de televisión japonés llamado Asa Chan, donde realizan sketches de 1 o 2 minutos con Gudetama como protagonista.

Gudetama-2022-Generacion-Friki-Texto-1
¿Quién se puede resistir a una tortilla antropomorfizada?

Creado en 2013 por la diseñadora Emi Nagashima, es una respuesta a la apatía de los adolescentes y adultos ante las dificultades de la vida moderna. La identificación con este público fue tan grande que a día de hoy es uno de los productos más famosos de la compañía (dueños, por ejemplo de Hello Kitty, para que os ubiquéis). Y yo, como gran fan de esta mascota (vamos, que he comprado merchandising de Gudetama hasta la saciedad), quiero meteros en vena esta serie por los motivos que explicaré a continuación.

Gudetama: un pasote de aventura es una serie diferente.

Eso salta a la vista. Es original, fresca, hilarante y aporta. El hecho de que haga algo tan tópico como juntar a dos personalidades totalmente diferentes y las haga viajar juntas debería ser suficiente como para echarnos para atrás, pero es justamente el atractivo de Gudetama: un pasote de aventura: dos seres que podrían ser el mismo si la vida hubiera ido por otros derroteros.

Y es que la serie juega mucho con la idea del destino. Pollo y huevo son la misma cosa, en diferentes momentos de una misma existencia. Cómo hayan nacido es consecuencia de lo que les ha deparado el destino y, por tanto, sus personalidades, ambiciones y características vienen condicionadas por lo que son.

Así, aunque son dos seres diferentes, podría considerárseles las dos caras de una misma moneda. Ya comenté que el personaje de Gudetama (voz de Shunsuke Takeuchi) surge de la observación de la sociedad actual nipona, tan sometida al estrés y a las expectativas de los que les rodean. Gudetama es una reacción del sentir mayoritario, pero frente a él está Shakipiyo (voz de Seiran Fukushima), motivacional, bien dispuesta, luchadora y con la idea en la cabeza de que la familia es lo único importante en esta vida.

La importancia de la familia.

No importa que veas Avatar 2 o Cuéntame. El tema de la importancia de la familia suele estar presente en casi cualquier cosa que vale la pena visionar, jugar o leer. Da igual que sea una familia carnal, espiritual o religiosa. Ese sentimiento de pertenencia a alguien que late a tu mismo unísono es una necesidad en todos los seres humanos. No es trascendente que, al igual que Gudetama o Shakipiyo, aparentemente no tengáis nada que ver.

Y alrededor de esta búsqueda se realizan más preguntas porque los dos protagonistas conocen a muchos otros personajes de los que van aprendiendo cosas. Shakipiyo, más hiperactivo, es el ejecutor, mientras que Gudetama, más pasivo, es la mente pensante que va sembrando perlas de pensamiento sobre la vida, siendo su filosofía tan sencilla como profunda y tocando temas como la individualidad, nuestro papel en el mundo, el paso de la infancia a la madurez y las expectativas sociales.

#Gudetama surgió como una mascota que representaba nuestros estados de ánimo más apáticos. Clic para tuitear

También la serie aprovecha para mostrar problemáticas sociales como la drogadicción, el juego ilegal, el acoso o la indigencia. A veces, hace uso de otros dibujos animados para ello, y otras involucra a los seres humanos.

El punto más negativo de estos momentos tan divertidos como interesantes es que el anime pase por ellos tan deprisa, como sutras budistas que uno suelta y te dejan pensando, ¿qué acaba de decir?

El kimo-kawaii y la depresión

Esta filosofía de Gudetama choca mucho con la mentalidad japonesa en la que aquel que es voluntarioso, trabajador y resiliente es el que verdaderamente está contribuyendo a la sociedad. Esa filosofía que se podría reducir en “Déjate llevar.” o “Vivamos sin estrés.” resulta tan atractiva como chocante.

En principio, podríamos pensar que en el medio está el equilibrio. Pero para el espectador es más común buscar soluciones a todo, como hace Shakipiyo, que reaccionar como Gudetama, que prefiere ser un espectador pasivo de los problemas. Quizás por ello, la actitud del pequeño huevo perezoso nos sea más atractiva, por novedosa e inusual.

Gudetama-2022-Generacion-Friki-Texto-2
Gudetama, como todo ser vivo, tiene sus adicciones. La suya es la soja.

Sin embargo, ello no quita como para que sea una actitud non-grata para los cánones de la sociedad en general y de la nipona en particular, por lo que encontraremos que la mascota de Sanrio entra dentro de lo que ellos llaman kimo-kawaii. Un personaje “asquerosamente lindo” que atrae con su apatía y sus evidentes signos de depresión a un público también hastiado de dar el 200% en cada cosa que hacen.

A nivel técnico.

La mezcla de dibujo animado e imagen real es uno de los atractivos de la serie. A primera vista, parece una animación muy sencilla, casi unos trazos infantiles. Sin embargo, el estudio de animación japonés OLM en unión con L’Espace Film han conseguido dar en la tecla para que la animación 2D (la que se refiere a los rasgos faciales de los personajes de ficción) resulte totalmente integrada con el mundo real.

Este mundo real no es sólo una forma de hablar. Los escenarios son reales, impregnados de un ambiente de cotidianidad, que favorece aún más la visión de todos los protagonistas y secundarios (normalmente alimentos y platos preparados) realizados por live action en 3D.

El humor

Sin duda, el humor es el plato fuerte de la serie, sobre todo en sus primeros tres capítulos. Gudetama es tan kawaii que resulta inevitable reírse. Es cierto que acude bastante al slapstick, pero a mí que me encanta el humor negro lo disfruto sobremanera. En el caso de Gudetama: un pasote de aventura, existen además muchos juegos de palabras con comida (recordemos la grandísima importancia que tiene la comida para los japoneses), derivados de lo visceral y elemental que resultan los diálogos en los que interviene un huevo antropomorfizado y otras formas que puede adoptar un huevo (tortilla, huevo duro, cocido, etc).

Sin embargo, lo que no ayuda es la abundante sobreactuación de algunos humanos cuando interactúan con Gudetama y Shakipiyo. Algo habitual en los japoneses y sus “doramas”, pero chocante para los occidentales.

Como detalles finales, por primera vez, el nombre del anime en Latinoamérica me parece más acertado, al traducir la serie como Gudetama: del cascarón a la aventura. Un título más tierno y, sin duda, más adecuado. Teniendo en cuenta que no es uno de los personajes más conocidos fuera de su país, esta primera gran apuesta de este tipo para un público occidental suena a apuesta arriesgada para Netflix. Creo que la recepción, no obstante, será buena y que pronto todos seremos muy fans de Gudetama. Es complicado resistirse a su kawaiismo.

Gudetama: un pasote de aventura

8.6

NOTA

8.6/10

Destaca en:

  • Es un anime divertido, fresco y de fácil visualización.
  • Muy buena animación.
  • El personaje de Gudetama es simplemente adorable.

Podría mejorar:

  • Poco tiempo para ahondar en los diferentes temas que tocan.
  • La sobreactuación de algunos personajes de imagen real.

2 comentarios en «GUDETAMA: UN PASOTE DE AVENTURA: muero de kawaiismo.»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.