Pagina principal > Juegos > JUST CAUSE 3: volando voy, volando vengo…

JUST CAUSE 3: volando voy, volando vengo…

JUST-CAUSE-3-PORTADA

2015 ha sido un año interesante para los fans del entretenimiento virtual. La opinión de que la actual generación de consolas no acababa de despegar se extendía cada vez más entre muchos jugones que no encontraban tantos títulos como les gustaría. Este año se nos presentaba como un indicador excelente de cual podría ser el futuro de la industria y de las nuevas consolas, con títulos muy interesantes en el horizonte que hacían emocionarse a más de uno, y es que se puede decir sin reparos que 2015 ha sido un año muy intenso en el que hemos podido disfrutar de una cantidad de juegos abrumadora, la mayoría con una calidad más que decente (otros no han sido tan afortunados): “Dying light”, “Bloodborne”, “The Witcher 3”, “Metal Gear Solid V”, ”Batman Arkham Knight”, “Fallout 4”, “SW: Battlefront”  o “Xenoblade Chronicles X” son algunos de los títulos que han dado mucho que hablar estos últimos meses, tanto por sus virtudes como por sus carencias, y que han conseguido, al menos en parte, demostrar que esta generación tiene mucho que aportar y es capaz de ofrecernos historias y experiencias jugables a la altura.

Estando en la recta final anual, y con las ideas más calmadas, nos toca hablar de un título que, si bien no es una superproducción con aires de grandeza como alguno de los juegos ya mencionados, viene con la diversión y la locura por banderas con la intención de ponerle el broche final a este año 2015.

Nos referimos, cómo no, a “Just Cause 3”, el título producido por Avalanche Studios que nos vuelve a poner en la piel del intrépido (o mas bien chiflado) agente Rico Rodríguez, el cual tendrá que volver a derrocar un régimen dictatorial, solo que esta vez viajará a la ficticia nación de Medici, su tierra natal.

Los que hayáis jugado a anteriores títulos de la saga sabréis que ya se ha dicho todo lo que necesitamos saber sobre la trama para entender el juego. Y es que uno no juega a “Just Cause” por la historia, que la tiene, a “Just Cause” se juega por el mapa descomunal, las armas, los vehículos, el gancho y las explosiones; pero vayamos por partes.

JUST-CAUSE-3-1
Sebastiano Di Ravello: Está claro que un tío con tantas
medallas no puede ser buena gente

Como ya he dicho arriba, nuestra misión consistirá en derrocar el régimen del general Sebastiano Di Ravello, el cual mantiene oprimidas a las buenas gentes de Medici mediante el miedo y la represión, y que se ha convertido en una amenaza gracias a las grandes reservas de Bavarium (un material ficticio que sirve para lo que les apetezca a los creadores) sobre las que se encuentra el país. Como veis la historia no es nada del otro mundo y se mantiene en las lineas de la saga, de forma que le pone cara al malo maloso desde el principio para que tengamos claro a quién tenemos que tocar las narices y, aunque esta última entrega cuenta con una trama ligeramente más trabajada, no se puede decir que la cosa haya cambiado mucho. Hay algunos giros argumentales y un par de momentos muy chulos, pero nada excesivamente espectacular o llamativo. Vamos que consigue llamarnos la atención para que no la dejemos de lado y no nos olvidemos de por qué estamos reventando cosas pero nada más.

JUST-CAUSE-3-5

Jugabilidad a prueba de bombas

Y ya que he mencionado lo de reventar cosas voy a ir a lo realmente importante, el gameplay. Y es que el hecho de que la historia no sea nada del otro mundo es algo casi intencionado, pues el núcleo del juego gira en torno a una jugabilidad a prueba de bombas (nunca mejor dicho) que se posiciona como una de las más divertidas y directas del año, consiguiendo enamorarnos con una serie de elementos que veremos a continuación.

El planteamiento jugable es de lo más sencillo: nuestro objetivo es tomar el control de las tres regiones en las que se divide Medici, para lo cual tendremos que dominar las diferentes provincias que forman las regiones, las cuales conquistaremos tras haber liberado las ciudades y destruido las bases militares que las forman. Como veis los desarrolladores tampoco se han comido la cabeza con el concepto del juego, siendo esto muy típico de los títulos de mundo abierto y que a veces hace que se vuelvan repetitivos y muy pesados; sin embargo “Just Cause 3” añade un par de mecánicas a la fórmula que hace que se vuelva terriblemente adictivo y que nunca consigamos aburrirnos.

Para empezar está el tamaño del mapa, absolutamente descomunal y abrumador, con unos 1000 km cuadrados de islas, pueblos, ciudades, bosques, selvas, cuevas, montañas o explotaciones mineras, dejándonos uno de los entornos más variados y bellos que hemos visto nunca. Y es que tan pronto podemos estar conduciendo un superdeportivo por una carretera de montaña como saltando desde la azotea de un rascacielos o pilotando un hidroavión entre las cuevas y acantilados de la costa. Se han visto mapas más grandes, pero pocos consiguen la sensación de amplitud de Medici, con una distancia de dibujado enorme (podemos ver todo el terreno desde los puntos más altos) y que consigue transmitir en todo momento la idea de que “si lo puedes ver, puedes ir”.

JUST-CAUSE-3-2
Medici es muy grande y bonita,
no tendremos tiempo para aburrirnos

Teniendo un mapa tan grande tenemos también mucho terreno por recorrer, y es indispensable contar con un medio de transporte a la altura (porque el viaje rápido no vale, eso es trampa). Es aquí donde entra en juego la santísima trinidad de “Just Cause 3” y lo que lo hace verdaderamente adictivo, por supuesto hablamos del conjunto formado por el gancho, el paracaídas, y el traje de vuelo.

El primero es uno de los elementos clave de la saga. El gancho fue usado por primera vez en “Just Cause” para facilitar el desplazamiento, pero no fue adquiriendo forma hasta “Just Cause 2” donde se convirtió en parte esencial del juego al poder usarlo para movernos y unir objetos para obtener divertidos resultados. Pues bien, en esta última entrega el gancho ha sido mejorado hasta extremos insospechados, pudiendo utilizarlo para casi todo. Su uso más obvio es el de desplazarnos, pudiendo usarlo para engancharnos a cualquier superficie o vehículo (los cuales podemos robar en marcha) lo que lo convierte en una herramienta de lo más útil para movernos por los escenarios y que además le da muchísima verticalidad al juego. Su otro uso se basa en la capacidad para unir objetos entre sí mediante cuerdas (hasta 6 al mismo tiempo), que luego podemos tensar a placer para obtener todo tipo de resultados. Por ejemplo, podemos usar el gancho y colgarnos bajo un helicóptero para evitar que nos dispare y a continuación engancharlo a un deposito de combustible para después saltar, tensar la cuerda y disfrutar del espectáculo.

Sus usos son prácticamente ilimitados y se ciñen a nuestra imaginación, pudiendo usarlo para acabar con enemigos y estructuras o simplemente para hacer el cafre y descubrir qué pasa si conecto un caza a un autobús o a un molino de viento.

JUST-CAUSE-3-3
Las locuras que podemos hacer con
el cable son prácticamente infinitas.
¿Usar una bombona de gas como transporte? Fácil

Por otro lado tenemos el paracaídas y el traje de vuelo, ambos se pueden accionar mientras nos desplazamos con el gancho o mientras caemos y su uso es totalmente inacabable, pudiendo pasar de uno a otro con la facilidad de pulsar un botón. El paracaídas, más que para evitar daños por la altura sirve como una plataforma estable desde la que reconocer el terreno o disparar. Usarlo es extremadamente sencillo y es una herramienta de los más útil y de uso muy recurrente. Por otro lado tenemos el traje de vuelo, cuya utilidad se limita a la de poder desplazarnos, ya sea para recorrer el mapa a toda velocidad o escapar volando de una situación peliaguda. Su control es algo complicado y costará hacerse al manejo, pero una vez lo dominemos nos convertiremos en auténticos profesionales capaces de hacer virguerías de lo más impresionantes, siendo sin duda uno de los principales atractivos del título y el que nos regalará los momentos más divertidos. Merece la pena mencionar que podemos usar el gancho para ganar velocidad tanto en el paracaídas como en el traje de vuelo, por lo que si combinamos bien los tres elementos podemos recorrer distancias enormes y acabar con bases enteras sin tan siquiera tocar el suelo.

Como veis las herramientas que se nos ofrecen son de lo más originales y consiguen hacer que un título con un planteamiento tan repetitivo se vuelva de lo más variado y emocionante. A todo esto hay que sumar la gran cantidad de vehículos que nos encontraremos, pudiendo subirnos al techo de los coches y aviones para saltar en marcha o accionar el paracaídas directamente a modo de eyección de emergencia, también nos encontraremos con todo tipo de armas y vehículos de guerra, desde un cohete que se divide en varios más pequeños hasta un tanque con campo de fuerza.  Todos estos vehículos y gadgets pueden ser pedidos de forma instantáneas mediante balizas que señalarán dónde queremos recibir el envío, aunque es un sistema que cuenta que restricciones, pues estamos limitados al número de balizas que tengamos y hay un tiempo de recarga de cada item para que esté disponible de nuevo una vez lo hemos pedido.

Y por si todo esto os parece poco también tenemos los mods o modificaciones. Son mejoras y añadidos que se desbloquean consiguiendo puntos al superar los desafíos repartidos por el juego. Algunos funcionan como las mejoras típicas de los arboles de habilidades y nos permiten llevar más explosivos (que por cierto, son infinitos), granadas o recibir más daño por caídas; mientras que otros son mucho más locos y nos permiten añadir un propulsor a nuestros explosivos o ponerle nitro a los vehículos (incluidos tractores, barcos y helicópteros) con todas las posibilidades que ello conlleva.

JUST-CAUSE-3-4

Tecnológicamente más que correcto

Como veis las opciones que tenemos no son pocas así que lo suyo sería contar con un apartado técnico a la altura. En este apartado podemos decir que “Just Cause 3” cumple de sobra, pero que tampoco es para tirar cohetes.

El juego luce de maravilla en algunos aspectos pero deja a otros de lado. Por ejemplo, si hablamos de los escenarios solo podremos decir cosas buenas, son muy bonitos, en parte gracias a una genial iluminación y cuentan con ciclo día-noche y un clima dinámico, lo mínimo que se puede esperar, vamos. Sin embargo cuando nos paramos y prestamos atención podemos ver algunas texturas muy mejorables o algunos efectos visuales raros con las cosas que están más lejos. Son cosas que se perdonan y que apenas se notan pero que están ahí.

Por otro lado todo lo referente a Rico está bastante bien, desde sus animaciones hasta sus texturas, destacando sobre todo cuando utilizamos el traje de vuelo pues las animaciones de este modo son muy fluidas e impresionantes. Sin embargo pasa lo mismo de antes y cuando nos fijamos en otros personajes descubrimos que no están tan trabajados ni cuentan con animaciones tan buenas. Sigue sin ser algo especialmente grave o molesto, siendo un problema típico de los sandbox.

JUST-CAUSE-3-GIF

Y tampoco tenemos que olvidarnos de las explosiones, el efecto mejor conseguido del juego, resultando siempre muy impresionantes y devastadoras.

El juego se mueve a 1080p y 30fps en la versión de ps4 (la que he podido jugar) y aunque se suele mantener estable me he encontrado con algunas ralentizaciones y bajadas de frames muy puntuales cuando hay muchos elementos y explosiones en pantalla, y a pesar de que no han llegado a ser molestas es algo que hay que mencionar. Algunos medios y usuarios también han mencionado problemas con tiempos de carga muy largos, diciendo que pueden llegar a durar 5 minutos. En mi caso el más largo que he llegado a contar ha sido de 1 minuto y 5 segundos, pero no puedo hablar por el resto de usuarios y confirmar si es una exageración de Internet, un bulo o si varía de copia a copia. En cualquier caso es de esperar que los errores mencionados sean solucionados (o no, vaya usted a saber) con un parche.

Como resumen: tenemos ante nosotros un juego que, sin ser perfecto, se posiciona como una de las opciones más divertidas del año, siendo una elección muy apropiada para los jugadores que busquen algo más directo frente a títulos de desarrollo mas lento y pausado. “Just Cause 3” es un juguete que potencia nuestra imaginación y que, en las manos adecuadas, puede durar para siempre.

7.9 Stars (7,9 / 10)

 

About Mr. Thanos

Mr. Thanos nació con un sable láser en una mano y el guantelete del infinito en la otra, adora el cine, los libros, comics , videojuegos, mangas y animes, si son gore mejor. Es recomendable no darle de comer a partir de las 12

También te puede interesar:

VALERIAN Y LA CIUDAD DE LOS MIL PLANETAS: Luc Besson lo vuelve a intentar

Valerian y la ciudad de los mil planetas es puro espectáculo a nivel visual. Un lore bien construido, una calidad de producción elevadísima y un diseño, directamente heredado de El quinto elemento, son sus puntos fuertes.

NO MAN’S SKY: cómo redimir lo irredimible

Ha pasado un año desde el polémico lanzamiento de No Man's Sky. Varias actualizaciones han cambiado sustancialmente el juego desde entonces ¿Merece una segunda oportunidad?

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *