Pagina principal > Cine > ASSASSINS CREED LA PELÍCULA: un salto de Fe

ASSASSINS CREED LA PELÍCULA: un salto de Fe

maxresdefault_r9rj

El mundo del cine y de los videojuegos nunca se han terminado de llevar bien. Sí, es cierto que hubo una época (hace ya mucho, mucho tiempo) en que las adaptaciones al videojuego de las pelis de Disney eran puro oro; pero aquello ha quedado olvidado y enterrado por una enorme costra de malas adaptaciones en las dos direcciones, tanto de películas a videojuegos, como de videojuegos a películas, siendo estas últimas especialmente bochornosas (aún me levanto gritando y empapado en sudor cada vez que sueño con la peli de Super Mario, una de mis pesadillas predilectas).

Pero esto no podía ser así para siempre, más cuando Hollywood, en su alarmante falta de ideas lleva años recurriendo a formatos poco habituales para sacar sus blockbusters. Marvel y Lego son la viva prueba de que con el equipo adecuado se puede hacer una buena peli de casi cualquier cosa.

Así que era cuestión de tiempo que las grandes productoras empezasen a coquetear con las vacas sagradas de los videojuegos con intención de convertirlas en el próximo taquillazo de la temporada, Assassins Creed es la primera de muchas que están por venir.

Para el que haya estado viviendo en un bunker los últimos diez años podemos decir que Assassins Creed es una saga de juegos que desde 2007 ha publicado la friolera de 9 juegos de la saga principal y otros 7 spin offs, convirtiéndose en una de las franquicias más prolíficas de la última década. Su último dato (que data de 2014) habla de más de 75 millones de juegos vendidos.

Sin embargo, debido a su visible agotamiento en fórmula, técnica y ventas, su desarrolladora, Ubisoft, decidió darle a Assassins Creed un merecido respiro de un par de años mientras renovaba la formula después de una última entrega demasiado floja. Así que resulta que este 2016 no tenemos juego de Assassins, peeero tenemos peli.

Nada es verdad, todo está permitido

Assassins Creed recrea las aventuras de Callum Lynch (Michael Fassbender) y su antepasado de la España del siglo XIV, Aguilar, un Assassini que trata por todos los medios de que los templarios, capitaneados por Tomás de Torquemada (Javier Gutierrez), no se hagan con un poderoso artefacto llamado El fruto del Edén.

La película es una adaptación libre de los primeros compases de la saga, tomando su propio camino argumental pero respetando los detalles diferenciadores de la franquicia. Siendo elementos como el Ánimus, el Efecto Sangrado, las hojas ocultas o los saltos de Fe perfectamente reconocibles por cualquiera que haya podido probar alguno de los juegos.

assassins-creed-nuevas-imagenes-pelicula_8
Tomás de Torquemada; Inquisidor y líder de los templarios. “Siempre te saludaba al cruzarte con el en el rellano” Dicen sus vecinos, no lo vieron venir.

Tanto el planteamiento de la película como el argumento son adecuados para lo que se espera de éste tipo de films; es quizá en la dirección y en el guión donde encontramos sus mayores problemas.

En esta ocasión el timón de la dirección ha sido para Justin Kurzel, un director bastante mediocre que no ha sabido dotar a Assassins Creed del ritmo adecuado, desarrollando la trama de manera atropellada, dando muy poco espacio para el desarrollo de los personajes y cediendo todo el protagonismo a la acción.

No es que la historia de la película esté mal contada, sino que lo hace abruptamente, con poca elegancia y muy poco tiempo para los detalles; en la cinta no hay más de 6 personajes con diálogo y aún así al final de ésta nos queda la sensación de que sabemos muy poco, o nada, de ellos.

Parkour, persecuciones, subterfugio; las marcas de la casa

Y es que Justin Kurzel hace todo lo posible por dejar los aspectos narrativos en un segundo plano para centrarse en las escenas de acción.

Una acción que encuentra sus mejores momentos en las persecuciones, cargadas de acrobacias, movimientos imposibles y combates muy espectaculares y dinámicos. El entorno también ayuda, ya que la recreación de la España medieval es bella y detallada.

En sus momentos más flojos las escenas de acción pecan de inocentes, con mucha puñalada fuera de cámara, muy poca sangre y guardias de seguridad convenientemente desprovistos de armas de fuego. Detalles que juegan en contra de lo que Assassins Creed mejor sabe hacer, dar espectáculo.

la-1462812625-snap-photo
La esencia de la saga está muy bien implementada. Subirse a un tejado y poner cara circunspecta es algo que todo héroe que se precie debe dominar a la perfección.

Mención especial hay que hacer con la reimaginación del Ánimus; la máquina que conecta a la persona con su antepasado, que ahora permite que esta pueda imitar los movimientos de su homónimo centenario y cuyas escenas Kurzel mezcla con inteligencia, para dotar al conjunto de una acción a dos tiempos que le sienta muy bien al film, y le dota de espectacularidad.

Un primer paso en la buena dirección

Assassins Creed acierta en sus trepidantes escenas de acción, en su visible respeto por la saga de la que bebe y en una bella (aunque muy libre) recreación histórica. Sin embargo elementos tan importantes como la trama o los personajes tratan por todos los medios de pasar sin ser vistos por detrás del espectáculo de luces y acrobacias, intentando que no se note lo terriblemente desaprovechados que resultan.

Desde luego, Assassins Creed no va a ser la película del año, pero es una peli entretenida que se deja ver muy bien y que no llevará al bochorno a los seguidores de la saga. Una película que señala la dirección correcta a la hora de adaptar videojuegos al cine, esperemos que todas las que vengan después sepan seguir el camino marcado y aprender de sus errores.

Assassins Creed

Assassins Creed
67

NOTA

7/10

    Destaca en:

    • Muy respetuosa con la saga original
    • Las escenas de acción

    Podría mejorar:

    • El ritmo, con altibajos
    • La poca importancia que se le da a la historia y a los personajes
    • Para los que no conozcan la saga original será una peli más del montón

    About Adrian

    Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

    También te puede interesar:

    VALERIAN Y LA CIUDAD DE LOS MIL PLANETAS: Luc Besson lo vuelve a intentar

    Valerian y la ciudad de los mil planetas es puro espectáculo a nivel visual. Un lore bien construido, una calidad de producción elevadísima y un diseño, directamente heredado de El quinto elemento, son sus puntos fuertes.

    I AM A HERO: cuando los zombies, el manga y el mejor cine japonés se hacen uno

    I am a Hero son 120 minutos que todo amante del género sabrá apreciar de principio a fin, llenos de zombies, masacres, gore y centros comerciales. Sin embargo, también tiene algunas sorpresas reservadas para gustar a los foráneos, a los recién iniciados e incluso a los que lleguen aquí buscando algo más de lo que pudieron leer en el manga original.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *