Pagina principal > animación > INUYASHIKI: ¿qué es aquello que nos hace humanos?

INUYASHIKI: ¿qué es aquello que nos hace humanos?

Inuyashiki o Inuyashiki Last Hero (2017) es un anime que salió a finales de año como adaptación del manga del mismo nombre…y que pretendía resumir en 11 capítulos 10 tomos de manga. No es imposible, y he acabado teniendo la misma sensación que me embarga siempre que veo seinen: rara vez pierdo el tiempo.

Por obras como Inuyashiki es por lo que pienso que el seinen es el mejor género de manga y anime que existe. Quizás porque sus dosis de entretenimiento van parejas con su madurez, a pesar de que esa coletilla de “último héroe” en el título le da directamente a la obra un aire, sí, muy molón, pero nostálgico y casi premonitorio. Como si ya directamente la serie te mirara a la cara y te advirtiera de que la realidad es muy dura y que los héroes no van a estar ahí para siempre.

Esta sensación de desesperanza, de crudeza, nos acompaña a lo largo de toda la serie, no sólo por las dudas existenciales que se nos presentan, o la violencia desmedida que acompaña a cada capítulo, sino porque ya sabemos cómo se las gasta el autor, creador también de la cruel Gantz, Hiroya Oku, y eso vaticina un anime que nos revolverá las neuronas.

Sin embargo, la idea es bastante simple. Ichiru Inuyashiki es un hombre de 58 al que detectan un cáncer de estómago y una esperanza de vida de tres meses. No tiene amigos, su familia pasa de él y está completamente solo. Sin embargo, es, ante todo, una muy buena persona. Esa noche, mientras llora abrazado a Hanako, un perro abandonado que acaba de adoptar, una explosión provocada por una adelantada entidad extraterrestre sesga su vida junto a la de Hiro Shishigami, un chaval de instituto que estaba por allí, siendo su cuerpo y el de Hiro sustituidos por cuerpos mecánicos indestructibles con increíbles poderes.

Inuyashiki-Last-Hero-Generacion-Friki-Texto-5

Pronto, Ichiru usará sus poderes para hacer el Bien, mientras que Hiro los usará para hacer el Mal.

El anime de Inuyashiki no sólo funciona como puro entretenimiento: es trepidante, divertido por momentos, dinámico, sin relleno y con una trama bien hilada; sino que funciona como ejercicio de reflexión sobre esos temas importantes de la humanidad que durante tantos siglos se han discutidos, destacando uno por encima de todos: nuestra humanidad.

El tema de la humanidad, qué es lo que nos hace humanos

Hiro e Inuyashiki se presentan rápidamente como antagonistas en esta serie. Son el Bien y el Mal como figuras planas. En un lado el héroe clásico, intachable, incorruptible; y en el otro el malo cuasi megalómano, sociópata, sin remordimientos. Sí, posiblemente los dos tienen la misma pregunta en la cabeza: ¿sigo siendo humano? ¿qué es ahora lo que me hace humano? Pero mientras uno usa el bien para sentirse humano, el otro usa el mal para llegar a la misma conclusión (algo parecido a lo que vimos en la película de dibujos animados Monstruos, S.A. en la que tanto la risa como el llanto provocaban el “mismo” efecto).

Inuyashiki-Last-Hero-Generacion-Friki-Texto-4

Esto permite a los espectadores sentirnos libres de decidir, no qué es lo correcto (porque eso te lo dejan muy claro) sino meditar acerca de la naturaleza del ser humano y del uso de la libertad que conlleva la propia existencia y que, tantas y tantas veces, la religión, sobre todo la católica, ha tratado desde el Génesis: Dios nos creó libres, nos dio libertad para que la usásemos a nuestro antojo.

Así, la pregunta a resolver sería: ¿qué harías si pudieras modificar el mundo a tu antojo? No de una forma tan “limitada” como si tuvieras una Deadh Note, sino algo más profundo como es llegar a tener el control sobre el Bien y el Mal.

Esta es una idea muy estilo Nietzsche, por la que el único código de moral correcto es el que emana de uno mismo y, por lo tanto, si Hiro Shishigami se ha convertido en un Superhombre, es porque se ha sentido identificado con los valores que provienen de él mismo y actúa en consonancia con ellos, siendo incluso consciente de que, si cambia de opinión y con ello sus valores, no hay nada de malo en crear unos nuevos y regirse por éstos.

No obstante, el tema de las consecuencias de los actos está ahí, y Hiro también las sufre. Esos vínculos que le mantienen humano son su amigo de la infancia Ando Naoyuki, el flipado de Gantz, su compañera de clase Shion Watanabe, que está enamorada de él y su propia madre.

Huyendo del clásico “si no cesas en tus hostilidades mataremos a tus seres queridos” el anime pretende que los giros en los acontecimientos sean más humanos, en contraste con la deshumanización que está sufriendo Hiro, quizás incluyendo algo de justicia divina. Shishigami, que tenía una vida decente y era popular, al hacer el Mal conoce la soledad; mientras que Inuyashiki, al hacer el Bien, comienza a tener amigos y a sentirse bien.

Inuyashiki-Last-Hero-Generacion-Friki-Texto-6

De esta forma, los temas como las segundas oportunidades, los héroes mundanos y anónimos, la venganza que genera caos y la deshumanización son también cuestiones importantes cuando visionamos Inuyashiki.

Las segundas oportunidades

Sin duda, si tanto un envejecido y moribundo señor de como un joven apático sin ganas de vivir reciben un cuerpo nuevo, como mínimo es un nuevo juguete con el que divertirse, pero ya en frío se trata sin duda de una segunda oportunidad para darle un vuelco a tu vida.

La máxima preocupación de los protagonistas sigue siendo el ser capaces de sentir, de reconocerse aún como seres humanos (porque al final, la serie tiene que tener un objetivo); pero el camino que elige cada uno es el que te define finalmente.

Inuyashiki-Last-Hero-Generacion-Friki-Texto-1

Los héroes

También se trata el tema de los héroes, que en el mundo de los cómics es algo más corriente, pero que en otros formatos no está tan explotado. La mezcla de temas metafísicos con otros de índole más terrenal es el que le da a Inuyashiki Last Hero esa mezcla tan especial.

Porque el tema de las máquinas y los hombres, y cuándo dejan de ser máquinas, la delgada línea que los separa, la rebelión de las máquinas, las leyes de la robótica de Asimov y tantos temas de ciencia ficción relacionados con ese punto que separa a los seres humanos de los robots, sí que ha sido largamente explotado en la literatura y el cine, y aún hoy sigue haciéndose; pero el tema de si puedes ser un héroe cuando eres una máquina, o si un simple humano puede ser un héroe cuando duda de su identidad son todavía temas de los que sacar mucho jugo.

Y aún nos queda un último tema.

Está claro que lo que hace Hiro está mal, pero, ¿hasta qué punto está claro que lo que hace Ichiru está bien? Esa gente en los hospitales estaba destinada a morir, los ancianos, los enfermos terminales… ¿hasta qué punto tiene derecho o es conveniente que Ichiru se erija en calidad de Dios? Porque si Hiro actúa como el Diablo, está claro que el papel de Ichiru se asemeja más al de Dios.

Haz cierta justicia divina en arreglar los actos malvados de Hiro salvando o curando a las personas víctimas de sus fechorías; e incluso, ¿por qué no ayudar con sus poderes a un mendigo al que maltratan o a una familia encerrada en un edificio en llamas? Sería como negar la naturaleza buena y altruista de todos los héroes de nuestros cómics de toda la vida; sin embargo, ¿dónde está la barrera que no hay que cruzar?

Inuyashiki-Last-Hero-Generacion-Friki-Texto-2

Poéticamente hablando, sería como arrebatarle una vida a la Parca y esto, si en verdad creemos en algún equilibrio cósmico, o en el yin y el yang o las fuerzas de la Naturaleza, lo llame como lo llame cada uno, si una persona debe morir (y así es el ciclo de la vida, nos guste o no), ¿no se tiene el derecho y la obligación de dejarle ir?

Por supuesto, hay quien podrá decir que esta reflexión (porque no es otra cosa que eso, una reflexión) es algo hipócrita y sí, ciertamente que si yo fuera Ichiru salvaría, por lo menos, a aquellos que me importan, aunque estuvieran destinados a morir. Y es que no repruebo la actitud de Ichiru Inuyashiki que actúa movido únicamente por el amor y el deseo de hacer el bien de la manera más altruista posible, sino que, de cara a la evolución del ser humano y su natural ciclo de la vida nacer-crecer-reproducirse-morir, pese a lo básico que puede resultar resumirlo así, ¿es bueno impedir que la gente muera?

Inuyashiki-Last-Hero-Generacion-Friki-Texto-7

Inuyashiki se perfila como un anime que, pese a su calidad irregular en cuanto a aspectos técnicos se refiere, es muy redondo en cuanto a su trama y nos regala una serie de temas sobre los que reflexionar, que es más de lo que muchos animes pueden decir. Sin duda, llevamos un par de años muy buenos en cuanto a series se refiere, y esperemos que sigamos así.

Inuyashiki

Inuyashiki
75

NOTA

8/10

    Destaca en:

    • Los temas a tratar
    • El carisma de los personajes
    • Lo al grano que va la trama

    Podría mejorar:

    • Altibajos en el aspecto técnico

    About Susana "Damarela" Rossignoli

    Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

    También te puede interesar:

    DEADPOOL 2: más de una vuelta de tuerca a la primera parte

    Deadpool 2 coge el legado de la primera película con la responsabilidad de llevar el argumento más allá de la clásica trama de “los orígenes” y darle más desarrollo a la historia y profundidad a los personajes, pero ofreciendo aún más humor negro, referencias frikis y gore.

    EL PODER DE LAS MOTIVACIONES: destripando a Thanos

    Thanos, el gran villano que finalmente pudimos disfrutar en Vengadores: la guerra del infinito supuso para el mundo de los cómics el inicio del universo cósmico, un universo que Thanos quiso destruir en parte. pero, ¿por qué alguien querría destruir la mitad del universo? Todo al final reside en el amor.

    Deja un comentario