Pagina principal > Series > SEX EDUCATION (T2): un pequeño paso para el hombre, un gran paso para el adolescente.

SEX EDUCATION (T2): un pequeño paso para el hombre, un gran paso para el adolescente.

Abordé la primera temporada de esta serie como una oportunidad de actualizar mis conocimientos sobre la chavalería de hoy en día, a la vez que analizaba la educación sexual de estos a través de una serie muy divertida. Sex Education parecía que, en clave de humor, tenía mucho que decir acerca de temas que hoy en día siguen pareciendo tabús y afortunadamente los abordaba sin pelos en la lengua. Sí, el tema de la sexualidad está más en el aire, y acabé mezclando el análisis de la serie con mi propia reflexión acerca de los problemas amorosos, sexuales y educativos, espero en lo que resultara una lectura agradable para mis lectores.

Ahora llega la segunda temporada, tan divertida, loca y trascendente como la primera, pero en la que se deja clara una idea: por mucho que hayamos avanzado (igualdad, comunicación, información, desinhibición…) poco hemos avanzado en materia de educación sexual.

Recapitulemos. La primera temporada terminaba con la evolución (un pequeño paso para el hombre, un gran paso para el adolescente) de la mayoría de los personajes, centrándose por supuesto en los protagonistas: Otis Milburn (Asa Butterfield), Maeve Wiley (Emma Mackey), Eric Effiong (Ncuti Gatwa) y Adam Groff (Connor Swindells), entre otros, pero dejando claro que cada persona somos un pequeño universo de problemas y sentimientos. No todos tenemos traumas, pero cada uno somos especiales y diferentes en nuestro pequeño micro cosmos y dar la importancia y atención pertinente a cada problema puede hacer que nuestro desarrollo ulterior sea más sano y completo.

Sex-Education-T2-Generacion-Friki-Texto-1
Una escena que resume todos los valores que deberíamos adquirir para la vida.

Incido en esto porque detrás de cada divertida conversación sobre masturbación, deseos sexuales, desconocimiento sobre temas diversos como lavativas o puntos G se encuentra un adolescente deseoso de crear su propia identidad y a poder ser sin hacer demasiado el ridículo. Cuando has pasado esa época la verdad es que le restas muchísima importancia, pero en aquellos momentos, y sobre todo en los temas que tienen que ver con el sexo, parece que todo tu mundo dependiera de saber exactamente qué hacer en cada momento.

Y así volvemos a la segunda temporada de Sex Education que comienza con un grave problema de desinformación sexual (o médica, que tampoco hay que ir más lejos) que genera una crisis tan grave que, trasladada a un ámbito más global (qué casualidad, pensar sin ir más lejos en el Coronavirus, que es el tema de actualidad a día de hoy y entenderéis a lo que me refiero) llegaría a ser una situación extremadamente grave.

Y evidentemente, en ese pequeño universo de pueblo inglés con su instituto y sus cuatro casas es un tema importante, pero lo realmente significativo es el mensaje: mira el daño que puede hacer no estar bien informado.

Sex-Education-T2-Generacion-Friki-Texto-2
Sami Outalbali es Rahim, el nuevo sex symbol del instituto es un chico sencillo y humilde. Toda una novedad.

La segunda temporada de Sex Education merece el aplauso por haber integrado también a los adultos dentro de las problemáticas sexuales: su desinformación es lo que provoca que no sean capaces de educar a sus hijos, sus carencias afectivas influyen en ellos, su hermetismo a la comunicación el que genera que los chavales busquen información que no siempre es fiable y realicen prácticas que no siempre son seguras.

Y no es que la serie culpabilice a los adultos, simplemente te muestra que ellos no son perfectos, que también tienen problemas y que hace falta mucho valor para afrontar tus carencias y tomar decisiones al respecto. En lenguaje adulto, nosotros también tenemos derecho a ser felices.

Quizás por este cambio en la serie (que no le resta ni carisma, ni diversión, ni calidad), la serie sigue tratando temas extremadamente serios; en esta ocasión, probablemente el más importante sea el de las agresiones sexuales. Lamentablemente, aunque quizás justificable dado que sólo son 8 capítulos, no se incide en este tema todo lo que se debería. Es estupendo que lo hayan enmarcado dentro de la serie como una acción más para remarcar el hecho de que son cosas que pueden pasar en cualquier momento y lugar, pero creo que es inadecuado ponerlo al mismo nivel que otros temas con menor carga emocional. Destacable la actuación al respecto de Aimee Lou Wood.

Así pues, Sex Education mantiene en esta segunda temporada el ritmo y los temas de actualidad que tanto nos gustaron en la primera. Se ha confirmado una tercera temporada y, dado lo abierta que queda esta, seguramente tendrán material de sobra para seguir sexeducándonos.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

GANADORES GLOBOS DE ORO 2020: los premios para películas que no se han estrenado. LOL

Es una cosa que me resulta difícil de entender de los Globos de Oro. ¿Tanto cuesta estrenar antes las películas y después darles las nominaciones y, por tanto, los posibles premios? Al final, es un acto público con contenidos, series y películas, destinadas al consumo del ciudadano de a pie, y me parece realmente injusto que tenga que asumir que algunas películas participen en esta edición

LOS DOS PAPAS: dos formas de entender la misma religión.

Los dos papas es un film de temática religiosa que enfrenta a Anthony Hopkins y Jonathan Pryce, dos titanes de la actuación, en una película que muchos verán como una oportunidad perdida de sacar temas controvertidos de la Iglesia Católica, pero que cumple sobradamente con las expectativas de cualquiera que guste de buen cine.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.