Pagina principal > Cómics > LA SENSACIONAL HULKA: luz verde para la comedia.

LA SENSACIONAL HULKA: luz verde para la comedia.

Existen obras que, sin saber uno muy bien el motivo, se convierten en objetos de culto. Es el caso de la época de Hulka escrita y dibujada por John Byrne (Reino Unido, 1950), en teoría un trabajo muy menor, o al menos muy poco valorado, dentro de la bibliografía de uno de los grandes renovadores del cómic de superhéroes en los setenta y ochenta. Hoy analizamos La sensacional Hulka (Panini, 2017), pero no sin antes entender el por qué de esta edición, un volumen integral, que nos remite a la historia de su creador.

Byrne comenzó su carrera en Marvel a mediados de los setenta. Allí conoció a un joven aspirante a actor y guionista llamado Chris Claremont. Junto a Claremont, Byrne trabajó en varios títulos importantes, el más mítico de los cuáles fue La Patrulla-X (#108-#143, septiembre de 1977-1981; etapa publicada por Panini en los tomos Marvel Gold: Segunda Génesis y Marvel Gold: Días del futuro pasado).

Algunas de las historias co-escritas y dibujadas por Byrne en La Patrulla-X merecen por derecho propio figurar entre los mejores cómics jamás publicados por Marvel: la Saga de Proteo, la Saga de Fénix Oscura, Días del futuro pasado. Pero no hay que olvidar otras grandes aportaciones del genio, como la Trilogía de Nefaria (guion de Jim Shooter, Avengers #164-#166, octubre-diciembre de 1977; publicado por Panini en Marvel Gold: Nefaria supremo) o El juicio de Reed Richards (Fantastic Four #257-#262, 1983; Marvel Héroes: Los 4 Fantásticos de John Byrne 2).

Una larga enemistad con Jim Shooter (jalonada con episodios que han pasado a la historia del tebeo) provocó que en 1986, Byrne dejara Marvel y se mudara a DC para dibujar Superman. Este hecho ha quedado un tanto eclipsado por otras efemérides (1986 fue el annus mirabilis del cómic, puesto que se publicó Watchmen de Alan Moore y Dave Gibbons, El regreso del Caballero Oscuro de Frank Miller y Lynn Varley, Born Again de Frank Miller y David Mazzucchelli, Maus de Art Spiegelman y Dylan Dog de Tiziano Sclavi y Angelo Stano), pero no deja de tener su importancia. Los fans de Byrne siguieron al artista en su mudanza a DC: por primera vez pesaba más el nombre del creador que el de los personajes propiedad de la editorial/empresa. Con Byrne, el nombre se convirtió en marca, para bien y para mal.

La-sensacional-Hulka-John-Byrne-Generacion-Friki-Texto-3
Una obra con un comienzo muy genial, recordándonos cómo rompe Hulka continuamente la cuarta pared.

Tras la caída de Shooter, ya en 1989, Byrne consideró que resultaba prudente volver a Marvel. En lo que prometía ser y no fue una segunda edad dorada, Byrne (motivado por el ego y por una sobrenatural capacidad de trabajo) se encargó de cuatro títulos a la vez: Los Vengadores Costa Oeste, Iron Man, Namor y Hulka.

El personaje fetiche de un titán del cómic.

La prima verde de Hulk ya era uno de sus personajes fetiche. Durante su estancia en Fantastic Four, Byrne integró en el grupo a Jennifer Walters, dándole entidad a un personaje creado por Stan Lee y John Buscema (en The Savage She-Hulk #1, 1979; Marvel Limited Edition: La salvaje Hulka – La saga comienza) con la única finalidad de aprovechar el tirón comercial de la serie protagonizada por Lou Ferrigno.

Por entonces, Byrne escribió y dibujó una novela gráfica protagonizada por Hulka, antes de su memorable duelo de egos con Shooter. Al encargarse de La sensacional Hulka (The Sensational She-Hulk), Byrne aguantó ocho números antes de embroncarse con un editor y abandonar la colección. Regresó en el #31 y permaneció en el título hasta su cancelación en el #50. Todos estos cómics se incluyen en Marvel Héroes 78. La sensacional Hulka de John Byrne. Por tanto, nos encontramos con que el libro de Panini está dividido en tres partes claramente diferenciadas.

La novela gráfica mencionada (Marvel Graphic Novel #18: La sensacional Hulka, noviembre de 1985) abre el tomo. Se trata de una historia portentosamente dibujada que adolece de un defecto difícilmente asumible por el lector contemporáneo o neófito.

Es bastante conocido el talento y la afición de Byrne por dibujar mujeres hermosas y sugerentes de fuerte carácter. Pero lo cierto es que el dibujante que empoderó a Jean Grey y a Susan Storm, no consigue aquí que su guion sea más que una pobre excusa para mostrar a Hulka en bragas, a Hulka siendo vejada, a Hulka desnuda, etc.

Byrne se contamina de uno de los peores excesos de los ochenta. Incluso la portada de la novela gráfica remite a los videos de aerobic de Jane Fonda, todo un clásico de lo sórdido.

La-sensacional-Hulka-John-Byrne-Generacion-Friki-Texto-4

Tras una historia escrita por Chris Claremont (enemistado de por vida con Byrne, por cierto) y dibujada por Alan Davis (otro genio de la época), y un breve teaser a cargo de Byrne, comienza, ahora sí, la era Byrne en Hulka.

Uno de los aspectos más recordados de la colección es la ruptura constante de la cuarta pared. Byrne usó este truco (antes de que se utilizara ad nauseam) y lo convirtió en algo más que un truco: lo transformó en la herramienta que convertiría la serie en una sátira.

Una sátira sobre la industria del cómic, sobre los tópicos de los superhéroes y sobre los propios lectores y sus libidinosos impulsos. Al poder comunicarse con los lectores, Hulka, ya desde la portada del primer número, les hacía saber que una mujer como ella (imponente, inteligente, divertida, independiente) se encontraba muy lejos de su alcance. Enfrentar a una mujer así con las ridiculeces inherentes al género era el motor de la comedia.

Byrne se define como dibujante antes que como guionista. Por tanto, la comedia no puede estar solo en el guion. De un modo que recuerda a los genios del cine mudo como Keaton o Chaplin, Byrne utiliza la forma y los recursos del medio para generar situaciones hilarantes. En su tercera venida, Byrne potenció estos aspectos.

Es en estas páginas y estos números donde Byrne demuestra por qué la colección merece con toda justicia el apelativo “de culto”. Sin embargo, el hecho de que sea necesario conocer los tópicos del medio y poseer un amplio bagaje de lecturas para entender que está parodiando Byrne hace que Marvel Héroes 78. La sensacional Hulka de John Byrne se convierta en una lectura muy poco accesible para el lector neófito o convencional.

En lo que se refiere al apartado gráfico, no hace falta mencionar que es sublime. Las evidentes influencias de Byrne (el naturalismo de John Buscema) y las no tan evidentes (el tramado y uso expresivo del detalle de Jean Giraud/Moebius) lo convierten en el epítome del clasicismo en el cómic.

Este clasicismo funciona como contrapunto de la experimentación formal. Byrne nunca será recordado como un exegeta de la forma, pero su comprensión de la máxima “la forma es el mensaje” lo emparenta con otros titanes como Will Eisner o Mike Mignola.

Byrne entiende que la forma es el mensaje.

La edición de Panini es soberbia, como es habitual en la editorial comandada por Julián Clemente. Con La sensacional Hulka nos encontramos ante un tomo tan grande como su protagonista (unas setecientas páginas) pero muy ligero y manejable. El libro incluye un extenso artículo introductorio y las portadas originales.

Un apunte negativo. Lejos de mí querer incidir en la polémica estéril del recoloreado digital. Es comprensible que se recurra a ello para facilitar la lectura, pero se echa de menos el color original. Algunos creemos que la trama de puntitos le daba a los cómics un encanto que los brillos del Photoshop no pueden igualar.

A modo de conclusión, nos encontramos ante un cómic muy estimable, sobre todo en sus páginas finales, pero solo apto para coleccionistas y/o estudiosos de Marvel o del medio.

La sensacional Hulka

7

NOTA

7.0/10

Destaca en:

  • El dibujo de John Byrne.
  • La experimentación formal.
  • Si uno pilla el chiste, es muy divertido.
  • La edición de Panini.

Podría mejorar:

  • Su desfasado sexismo.
  • Si uno no pilla el chiste, el tomo queda en nada.
  • El recoloreado digital.

About Pablo Menéndez

Pablo Menéndez (Madrid, 1997) es guionista y novelista. Ha trabajado, en guion y producción, para empresas como Sony, El Corte Inglés o ATM. Como novelista ha publicado Otro mundo azul (Imagica, 2020) y La Realeza (Imagica, 2021), entre otras obras. Sigue escribiendo a diario. Opina que la mejor generación de juegos de la historia es la de PS3. Discutirá con quién sea sobre lo que sea en cualquier momento.

También te puede interesar:

ORGULLO Y PREJUICIO Y ZOMBIS: la novela gráfica sobre la alta sociedad mata zombis.

Orgullo y Prejuicio y Zombis es la novela gráfica basada en el libro del mismo nombre que nos acerca la historia escrita por Jane Austen, pero ambientada en un sanguinario mundo lleno de no muertos. Analizamos el resultado.

ETERNALS: una familia inmortal, con una misión que cumplir.

Eternals ha resultado ser una buena película de superhéroes con cosas diferentes que aportar al UCM, pero poco engranada con el resto de las películas, sintiéndose casi como un spin off.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.