Pagina principal > animación > KILL LA KILL: tetas aparte, no es un anime más.

KILL LA KILL: tetas aparte, no es un anime más.

kill-la-kill-portada

En un Japón post-apocalíptico, en una gran ciudad dominada por el Consejo Estudiantil del Instituto Honnouji, bajo el mando de la temida y respetada Satsuki Kiryuin, se rige el destino de la gente con mano de hierro. Todos los miembros del Consejo estudiantil visten los trajes Goku, que les confieren capacidades sobrehumanas y mayor poder, a medida que el traje aumenta de rango, pudiendo así cuidar y mantener la disciplina de la ciudad bajo la imposición de la fuerza y del respeto.

Pero un día aparece Ryuko Matoi, quien armada con una hoja de tijera gigante que utiliza a modo de espada, ha de encontrar al poseedor de su otra mitad, pues es quien mató a su padre. Y está dispuesta a sacar las respuestas a Satsuki aunque para ello tenga que pasar por encima del Consejo Estudiantil y de la temida Élite de los Cuatro.

Pero no está sola; tiene aliados y viste su traje de marinera, de nombre Senketsu, que le confiere habilidades con las que enfrentarse a quién se atreva.

kill-la-kill-textoPero ahora en serio, 2013 parece el año del fanservice y puede que el anime que hoy presentamos, “Kill la Kill” se lleve la palma… El caso es que los dichosos trajes Goku y el propio Senketsu se transforman, al más puro estilo Sentai (Ej: “Power Rangers), saliendo de sus telas, realizando creaciones imposibles. Pero para Ryuko y para Satsuki se ve que se quedaron sin tela. Para los que no lo sepan, la verdad es que los diseñadores de vestuario querían poner en un aprieto a los aficionados a los cosplays  y por eso es que las protagonistas no llevan menos ropa, porque algo deben de llevar para cubrirse las vergüenzas (que por cierto a Ryuko le cuesta hacerse a la idea de que va prácticamente en cueros por la calle combatiendo, lo que da situaciones muy graciosas, la verdad).

La calidad de la serie es increíble; dinámica, fluida, con un estilo traído de la escuela Gainax, ese que roza la animación tradicional occidental mezclándola con la eléctrica animación japonesa. Pero como “Kill la Kill” es una serie y tiene que trabajar a toda prisa se permiten ahorrar animación de un modo tan cómico que se les permite hasta el matar gatitos (no literalmente).

Peca de que en algunos momentos parece que no sabes hacia dónde mierdas va la trama, dado que todo sucede en un entorno muy raro, donde prima una fantasía extraña. Hasta en los capítulos de relleno estás extrañamente perdido. Y como es un anime que aún va por la mitad, hasta que no avance… Estamos en ascuas por ver si cumple lo que da.

La compañía Trigger lleva viva desde el 2011, justo desde que Hiroyuki Imaishi y Masahiko Ohtsuka dejaran Gainax (“Tengen Toppa Gurren Lagann“, 2007; y “Panty & Stoking with Garterbelt“, 2010). Tras varias series, son sobretodo conocidos por hacer el opening del videojuego “Project x Zone” (2012, Capcom), y por el corto de animación “Little Witch Academia” (2013). Y como demuestran con “Kill la Kill“, no piensan quedarse ahí.

Si estáis interesados en saber más de Trigger, hace poco realizaron un proyecto de kickstarter para la segunda parte de “Little Witch Academia“, en el que querían alcanzar los 150.000$, alcanzando en cinco horas los 625.518$.

 9 Stars (9 / 10)

About Luigifreak

Ilustrador, videojugador, y cinéfilo; por lo tanto con mucho tiempo libre y déficit de atención. Le encanta perderse por las calles disfrutando del pensamiento tangencial. Le mola el rock y la música ochentera, acompañándola de buena compañía y cerveza.

También te puede interesar:

DAREDEVIL: analizamos al ciego más sexy y mortífero de Marvel

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No, es un ciego con un palo y te va a partir la cabeza!

IRON FIST: el no tan impresionante golpe final de Netflix

Al final resulta que Iron Fist es el primer bache en el camino construido por Marvel y Netflix de cara a la llegada de los Defenders el 18 de Agosto de este mismo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *