Pagina principal > Cine > JOY: para que a los americanos no se les olvide vivir su sueño

JOY: para que a los americanos no se les olvide vivir su sueño

Joy-PORTADADespués de haber analizado “El Renacido” estaba con ganas de hacer una crítica de alguna película que, por su género, me llamara mucho la atención, pero no tengo el preestreno de “La habitación” hasta el jueves noche así que, un poco a regañadientes, he decidido traer con vosotros “Joy” (2016) un biopic sobre una mujer, Joy Mangano, que inventa una superfregona e intenta venderla en la Teletienda, sufriendo el problema de la patente con un compatriota californiano (que me imagino que la patente española ya habría caducado – ¡fregona made in Spain!)

Y lo que se presenta como un soporífero filme sobre la historia de alguien que a nadie (de por aquí) le importa, resultó ser una sorpresa agradable. “Joy” es una película dinámica, con buen ritmo, cuyo peso se sostiene sobre todo en su guión, lleno de diálogos sencillos y en las estupendas actuaciones de los personajes.

David O. Russell vuelve a reunir a un trío espectacular como son Bradley Cooper, Jennifer Lawrence y Robert de Niro (que ya actuaron juntos en “El lado bueno de las cosas” 2012 y en “La gran estafa americana” en 2013) para rodar “Joy” (2016) básicamente porque, si algo funciona ¿para qué cambiarlo?, si una musa o un estro te funcionan, ¿para qué cambiar de actores? mirar a Woody Allen, hace lo mismo y a todo el mundo le parece bien.

No se puede negar que el peso de Jennifer Lawrence en la película, llenando de detalles y matices su papel, la hacen la protagonista indiscutible, pero la química con el resto del reparto hacen que una historia costumbrista resulte interesante. Todos los actores se vuelven piezas fundamentales para el desarrollo de la historia, incluido la niña, siendo el resultado personajes bien trabajados, nada arquetípicos y con cierto toque de andar por casa que les hace adquirir una tonalidad muy gris, enormemente adecuada para el filme.

Por su parte, Robert de Niro, quién ha sido capaz estos últimos años de echarse a un lado para no acaparar demasiada escena, nos sorprende con su equilibrio. Es cierto que, al igual que pasa en la reciente “El becario” (2015) no es el verdadero protagonista, pero sus actuaciones suelen eclipsar al resto de actores cuando sale a escena, por lo que su papel de padre de Joy, más una carga que un apoyo para su hija, resulta de lo mejor de la película, sobre todo cuando lo juntas con Tony Miranne (Édgar Ramírez), el ex-marido de Joy, en el que probablemente sea el mejor matrimonio divorciado ever.

Joy-Texto-1
Toda la familia…viendo la Teletienda

Y la cinta, cómo no, basada en hechos reales, está ambientada en 1995, la época de pleno apogeo de la teletienda, mostrando, a través de la compañía Home Shopping Network, el impresionante (y muchas veces triste) mundo de las compras por teléfono. Aquí en España nos cuesta bastante entender este fenómeno, pero en EEUU, donde las distancias son tan largas, la venta por catálogo y teléfono, hasta la popularización de Internet, eran lo más habitual. Joy Mangano, inventora, emprendedora y empresaria, es una de las caras del éxito merecedora de tal por derecho propio y cuyos inventos se han promocionado en la teletienda año tras año (llegando a ser presidenta de su propia compañía, Ingenious Designs). Una mujer hecha a sí misma y probablemente un ejemplo para todas las demás que también quieran vivir su propio sueño americano. Sin embargo, es una pena, casi una ironía, que para una película que hay en la que se ensalza la figura de la mujer independiente, trabajadora y emprendedora, sea una en la que se venden fregonas.

#Joy te enseña que sólo obtendrás aquello por lo que luches Clic para tuitear

Pero si dejamos esto de lado, tenemos una película entretenida, pero no trascendental. Por un lado, el mensaje es bastante claro. Te muestra la importancia de que otros crean en tí (como la Mimi cree en Joy), tanto como creer en uno mismo. Joy es una mujer de la que podemos aprender a no rendirnos a pesar de las dificultades de todo tipo que tengamos, y a no sentirnos defraudados por nuestra vida. Por otro lado, tenemos el problema de mezclar la fórmula “basado en hechos reales” con “costumbrismo”, porque el resultado es películas que no despiertan tanto interés como las de otros géneros y eso redunda en que sí, les dan el Oscar (y Jennifer se merece esa nominación a Mejor Actriz, aunque seguimos sin entender por qué ganó el Globo de Oro a Mejor Actriz de ¿comedia o musical? la película no tiene nada de gracia, por ningún lado), porque ya sabemos cómo es la Academia, pero difícilmente vuelves a verlas a no ser que las estén poniendo por la televisión.

6 Stars (6 / 10)

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

WONDER WOMAN: por fin DC encuentra su camino

Puedo decir sin temor a equivocarme que Wonder Woman es la mejor película del nuevo universo DC, ya sé que eso tampoco es mucho decir, pero si es una primera piedra bien colocada y un camino a seguir por los próximos films que inevitablemente van a venir.

PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR, un chiste que ya no tiene gracia.

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar no deja de ser una película palomitera para ver en familia, una de esas en las que los piratas no son malos y que el robo de un banco puede acabar con una persecución a lomos de un edificio tirado por caballos. Nada de esto está mal en realidad, sencillamente que La venganza de Salazar no deja de ser el mismo chiste que ya escuchamos con La maldición de la Perla Negra repetido por quinta vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *