Pagina principal > Cine > EL HOBBIT: LA BATALLA DE LOS CINCO EJÉRCITOS: puro fanservice

EL HOBBIT: LA BATALLA DE LOS CINCO EJÉRCITOS: puro fanservice

El-hobbit-la-batalla-de-los-cinco-ejércitos-PORTADA

Sólo quedaban apenas 40 páginas para que se terminara el libro, y de ellas sólo tres narran la batalla. Todavía me parece ver a Peter Jackson balanceándose en un rincón mientras repite “tenía que hacerlo, tenía que hacerlo”, con un cierto regocijo malsano después de habernos presentado con “El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitosdos horazas y media de épica batalla llenas de historias sacadas de la manga.

Y es que el insulto al espectador es gordo, gordo. Ya no voy a entrar en que esto directamente no es la preciosa novela de Tolkien, puesto que sabíamos que volverían a echar mano de otros escritos del autor, como es la reunión del Concilio Blanco, en un intento de ofrecer cuanto más metraje y fanservice mejor; es que sencillamente la película es más mala que la leche caducada. La empiezas a ver y se te pone la misma cara de haber bebido del cartón y pensar, “jo, y me queda todo el brick lleno, ¿qué hago?”.

Que sabíamos que iba a ser larga, que no es eso, el gran problema es que el guión es absurdo, hecho por los fans de “Star Trek” puestos de crack, a modo de venganza y recochineo.

El-Hobbit-La-Batalla-de-los-Cinco-Ejércitos-texto-1
La Compañía se parapeta en Erebor

El guión…lleno de malos diálogos en los que sobresale toda esa serie de clichés del estilo de “se acerca el invierno”, “ya lucharemos otro día”, la que parece ser la frase purificadora de la saga “no tienes poder aquí” y algunas perlas más que intentan parecer homenajes, pero quedan ridículas. Guiños y frases insertadas en escenas totalmente prescindibles, haciendo que el relleno de “Naruto” sea un breve paseo por el mundo de los ninjas antes de la hora de la comida.

Y estos diálogos no son interpretados por personajes interesantes. Tenemos otra vez a la chica de “Perdidos” interpretando a la elfa Tauriel más perdida que si estuviera otra vez en la Isla. La incongruencia de su relación con el enano Kíli, convertido de repente en el fucking master, que ya viéramos en la segunda parte continua su camino para regocijo de todos los que esperábamos echarnos unas risas. Habíamos dado por hecho que Peter Jackson tenía una partida de rol inacabada y quería dar a su personaje elfo un final y encontró la escusa en “El Hobbit“. Eso es sacarse la cola y decir: es mi peli y me la follo cuando quiera.

¡Y todavía no os he dicho de qué va la película! Porque se llama “El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos” pero empieza con el ataque de Smaug a la Ciudad del Lago en los 10 minutos de metraje más raros que nos ha proporcionado Jackson. ¡10 minutos! ¿Por qué no lo metió en “El Hobbit: la desolación de Smaug“? ¿Pensaba que con esos 10 minutos la película le iba a salir demasiado larga? De la misma manera que la segunda película iba de unos enanos antidisturbios que quieren matar a un dragón okupa, la tercera no debería ir de cómo se finaliza eso y abrir un marco argumental completamente diferente sino, ya que han decidido que así sea, de la batalla de los cinco ejércitos.

El-hobbit-la-batalla-de-los-cinco-ejércitos-texto-2
El malo maloso
la quiere liar parda

Y esta batalla se convierte también en un homenaje, por un lado a las estrategias de batalla de los ejércitos clásicos, por otro, a los videojuegos de Blizzard, con unas estupendas invocaciones de monturas rollo “Warcraft” que hicieron que se me atragantaran las palomitas, y unos canales nidus de los zergs de “Starcraft II“; y por último a la saga de “El Señor de los Anillos” repitiendo ideas que funcionaron allí. Sin spoilers: tenemos un rey enajenado al estilo del Rey de Rohan, la historia de amor interracial Aragorn-Arwen, un adulador que imita a Lengua de Serpiente, apariciones del maligno Sauron, personajes secundarios haciendo lo mismo que hacían en la otra saga (Dios…qué cutre la actuación de Galadriel), y por supuesto Gandalf haciendo su side quest que consiste en secuestro-liberación-montar a caballo.

Entendemos que quieren preparar con algunas cosas de estas el terreno para ESDLA, pero queda super cogido con pinzas. No reprocho que aparezcan las referencias a la anterior saga (o posterior, que esto va a traernos los mismos quebraderos de cabeza que “StarWars” con sus tres trilogías), pero volvemos a que el guión es tan chapucero que estas escenas, que podrían habernos hecho sonreír casi nostálgicamente, nos hacen pensar que no sabían cómo incluirlo.

El-hobbit-la-batalla-de-los-cinco-ejércitos-texto-3
Despliegue de medios a lo bestia

Sin embargo, esto es lo que pasa también con toda la película de “El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos“. Los problemas se solucionan de forma cursi, tópica o familiar, o las tres opciones juntas. Volvemos a encontrarnos con las águilas deux ex machina (o más bien Olimpus ex machina, de tanto dios que hay) que tanto le gustan a Tolkien, haciendo de la batalla una pajarería, pero rompiendo (afortunadamente) esos momentos de socialización que se suceden en los momentos más inoportunos, o sea, durante la batalla.

¿Cosas buenas? las mismas que en las otras pelis: la música, los efectos especiales y el diseño artístico. Este último sobre todo, es genial. Personajes, escenarios…todo absolutamente fantástico hasta el último detalle. Estos tres elementos acompañan a una película, por lo demás muy dinámica en la que, afortunadamente (¿quién no se acuerda de los ents?) no se rompe el ritmo de la batalla con inclusiones de otras escenas inapropiadas.

En definitiva, fans de Tolkien, lo que más me ha gustado ha sido el orco albino, Azog “El Profanador”. No me convenció su inclusión tan bruta en la historia, pero ha acabado siendo mi personaje favorito. Me gusta ver la trilogía de “El Hobbit” como la conmovedora historia de superación (recordemos que era manco) del mejor puto orco matador de reyes. Quedaros con eso y con un consejo: compraros un águila, lo solucionan todo.

3.5 Stars (3,5 / 10)

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR, un chiste que ya no tiene gracia.

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar no deja de ser una película palomitera para ver en familia, una de esas en las que los piratas no son malos y que el robo de un banco puede acabar con una persecución a lomos de un edificio tirado por caballos. Nada de esto está mal en realidad, sencillamente que La venganza de Salazar no deja de ser el mismo chiste que ya escuchamos con La maldición de la Perla Negra repetido por quinta vez.

AL FILO DEL MAÑANA: el día de la marmota…pero con aliens

Al filo del mañana resulta un film sorprendente y estimulante, una bocanada de aire fresco que viene acompañada de una buena dosis de acción de calidad y ciencia ficción de la que da gusto ver; coherente con su universo y con ideas bien desarrolladas.

Deja un comentario