Pagina principal > Cine > AUTÓMATA: si Asimov levantara la cabeza…

AUTÓMATA: si Asimov levantara la cabeza…

AUTOMATA-PORTADA

Imagínate la estupenda Blade Runner, ¿ya?  vale, ahora elimina a los personajes carismáticos, la ambientación cyberpunk, los dilemas éticos y quita a Harrison “Solo” Ford y pon a Antonio “gato con botas” Banderas. Ya tienes Autómata (2014).

Dirigida por Gabe Ibáñez y producida y protagonizada por nuestro querido Antonio, Autómata es una película futurista que se ambienta en un mundo distópico con una humanidad arrasada por culpa de una serie de erupciones solares que han reducido la tierra a un yermo y obligado al hombre a vivir en unas ciudades injustificadamente amuralladas.

No podemos decir que la puesta en escena sea mala, de hecho si algo tiene Autómata es un arranque muy interesante: Jacq Baucan (Antonio Banderas) es un agente de seguros de una gran compañía robótica; se dedica a investigar casos de autómatas (unos robots peligrosamente parecidos a los que vimos en Yo, Robot) y pasar los partes correspondientes a la compañía cuando es necesario. La cosa es que Jacq, nuestro prota, llega a un caso muy extraño: un policía ha matado a un autómata que se estaba reparando, cosa que por una de sus leyes robóticas son incapaces de hacer, así que Jacq empieza a seguir las pistas que le llevan a desencadenar una serie de acontecimientos.

La primera parte del film es estupenda, parece que la cosa va de robots que se saltan sus propias leyes, de la eterna pregunta de si una máquina inteligente puede o no estar viva, de investigadores con el agua al cuello y de compañías con secretos que ocultar. Pero cuando llegamos al meridiano del film, un accidentado y poco efectivo giro argumental hace que la peli cambie, destruyendo todo el estupendo castillo de naipes que habían montado durante los primeros 45 minutos y haciendo con ellos algo completamente distinto y sí, peor.

Cuidado con esas Leyes de la Robótica

La segunda parte de Autómata es directamente mala, aburrida y previsible. Estaba dispuesto a perdonar que se hubieran pasado las “Leyes de la robótica” de Isaac Asimov por el forro por que de verdad estaba disfrutando con lo que la peli me ofrecía, pero si ya es terrible hacer una peli directamente infame, es casi peor coger un film que promete y mearte en la segunda mitad de él, casi burlándote del perplejo espectador, que ve como el largometraje se desinfla, pierde ritmo, personalidad y se transforma directamente en otra cosa, un Matrix Revolutions en toda regla.

También hay algunas incoherencias argumentales aquí y allá, pequeñas al principio y más notables en su desastrosa segunda mitad. La ambientación tampoco acompaña, con una ciudad que salvo unos arreglos de fondo, no parece en absoluto futurista, como tampoco lo son los vehículos de 1980 que se utilizan en una peli que supuestamente se ambienta en el 2047; una cosa es post-apocalíptico y otra muy distinta el retro, que parece que al director artístico se le ha olvidado, pues en el film vemos todo tipo de vehículos y armamento que incluso hoy son antiguos, y que le metan ruiditos eléctricos a una escopeta no arregla el hecho de que sea una puñetera escopeta de cazar ciervos de toda la vida.

Si en la primera mitad de la peli uno piensa en Blade Runner, en la segunda mitad de Autómata lo hace en Ghost in the Shell la otra gran película que aborda de manera seria y realista el tema de los robots. Y es que la película de Banderas toma prestado el estilo musical, y algunos conceptos del famoso anime, aunque como ya hemos dicho, sale bastante mal parado.

Quizás en Generación Friki, por nuestros gustos, somos algo más permisivos con las películas del genero Sci-Fi, pero por desgracia Automata, salvo una buena puesta en escena y un arranque prometedor, tiene muy poco que la salve de la quema. Vale, no es tan aberrante como Trascendence pero por desgracia, ya que nos encanta el género, tampoco le llega la nota para darle un aprobado, y creedme que nos hubiera encantado darle el OK al buen intencionado film de Antonio Banderas.

(4,5 / 10)

 

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

HOMO SOMNATOR: ¿te imaginas?: los sueños, no siempre sueños son.

Homo Somnator: ¿te imaginas? es una atrevida lectura de ciencia ficción precisamente por lo extraño de su propuesta: el mundo parece que avanza, la educación está en su cenit y el ser humano goza de una autorrealización muy real. Cuándo todo va tan bien… ¿algo huele a podrido en Dinamarca?

TIEMPO DESPUÉS: si no te hace reír, te hará pensar, que no es poco.

Todo en Tiempo después es analizado de forma mordaz y bajo el velo de una situación surrealista, de un guion aparentemente inocente en lo que teóricamente podría haber sido una sencilla comedia para hacernos reír, y mucho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.