Pagina principal > Libros > SEVENEVES: cómo sobrevivir al fin de la humanidad

SEVENEVES: cómo sobrevivir al fin de la humanidad

seveneves-portada-generacionfriki

Un día, sin previo aviso, la luna se rompe en pedazos. Desde ese momento la humanidad tiene los días contados ya que en cuestión de dos años la Tierra se volverá una esfera incandescente de lava y agua hirviendo debido a los miles de enormes bólidos que se precipitarán a la tierra calentando su atmósfera varios cientos de grados; este evento durará varios milenios. La única oportunidad de sobrevivir: el espacio.

Así arranca Seveneves (2016); la última novela de Neal Stephenson, creador de otros éxitos como Criptonomicon y que nos pone en una de las peores situaciones posibles para nuestro planeta y por extensión para la humanidad. Y es que Seveneves no se desarrolla cientos de años en el futuro donde la tecnología espacial está muy avanzada, sino que es una novela que en sus comienzos es completamente contemporánea, haciendo así su autor un tremendo ejercicio de ingenio y un enorme alarde de conocimientos científicos y tecnológicos para llevar a buen puerto un libro tan complicado en el terreno de la ciencia ficción dura como Seveneves.

Y es que Seveneves es una novela terrorífica en su concepto, un relato de heroísmo y terrorismo, una oda a la supervivencia y una carta de amor a la tecnología. Una bofetada de realidad que pone de manifiesto en repetidas ocasiones lo poco avanzados tecnológicamente que estamos en varias áreas que en las futuras décadas se tornarán indispensables para nuestra supervivencia y, en definitiva, lo terrible y maravillosa que puede llegar a ser nuestra especie.

La novela, dentro de su enorme extensión de 816 páginas, está dividida en tres partes bien diferenciadas en las que se nos narra el esfuerzo conjunto de la raza humana por no desaparecer del universo, una carrera contrarreloj que resulta en una novela de la que es muy difícil desprenderse una vez se ha cogido el ritmo. Y es que la narración rápida y ágil de Stephenson le va como anillo al dedo a una novela que página a página sabe crear una enorme tensión en el lector, que apoyada con una enorme cantidad de datos y explicaciones técnicas hace que hasta los menos avezados en la materia comprendan lo titánica y milagrosa que puede ser la tarea de mantener a gente con vida en el vacío del espacio durante varios miles de años.

seveneves-texto-1-generacionfriki
Las condiciones de vida en el espacio son terriblemente duras

Seveneves no es una novela que se detenga demasiado en las emociones de los por otra parte carismáticos personajes, tampoco detalla con demasiado lujo las terribles condiciones sociales de los últimos días de la civilización tal y como la conocemos, pero tampoco lo necesita. Es una novela tan grande en su concepto y tan bien explicada en la práctica, que no precisa de una descripción del terror de saber exactamente qué día vas a morir y que no va a ser placentero, como para lograr que nos hagamos una idea, y es que la narración arrastra tantas emociones y matices implícitos en ella, para quien sepa verlos, que en algún momento llegué a sentirme superado por la situación y, agotado, tuve que darme un descanso en la lectura.

Aún así, la novela no se olvida de relatarnos los últimos días de la humanidad tal y como la conocemos desde el punto de vista de una serie de personajes, que enarbolan las ramas políticas, científicas y sociales de todo este mastodóntico evento, haciendo que tengamos una visión muy rica y llena de matices de cómo se van sucediendo los catastróficos acontecimientos desde los puntos de vista más dispares, enriqueciendo el universo del libro y dando profundidad y color a la trama.

No es hasta la tercera y última parte de la novela donde podemos encontrar quizá sus mayores problemas, y es que poco puedo hablar de esta última parte del libro sin destripar despiadadamente su trama, pero lo que está claro es que el cambio de registro no va a ser del agrado de todo el mundo. Personalmente me parece una manera muy original de dividir la trama y seguir enriqueciendo el universo creado y me encanta, no sin ello no admitir que se trata de un cambio que choca tanto al lector que lo amarás u odiarás, no hay medias tintas.

En conclusión, Seveneves es una novela harto recomendable para los asiduos a la ciencia ficción, pero que también gustará a los profanos que no se asusten fácilmente ante el lenguaje técnico y las particularidades de un género que busca el rigor científico en cada matiz de la historia. Un Tour de Force hacia lo desconocido tan intenso como emocionante que atrapa desde la primera página y que no te suelta hasta su polémico final.

Seveneves

Seveneves
8.5

NOTA

9/10

    Destaca en:

    • Narrativa ágil y directa
    • Una visión original dentro del género de los cataclismos
    • Emocionante hasta la última página

    Podría mejorar:

    • A veces se pierde entre tecnicismos un poco más de la cuenta
    • La tercera parte de la novela: la amarás o la odiarás.

    About Adrian

    Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

    También te puede interesar:

    HARRY POTTER Y EL LEGADO MALDITO: y con la madurez se escapó la magia.

    En general es un producto para fans ávidos de más material de Harry Potter pero que fracasa como obra de teatro y como fiel secuela de la saga de los siete primeros libros.

    LOS HEREDEROS DE LA TIERRA: cuatro violaciones y un funeral

    Si os gustó la primera novela seguramente os gustará también ésta, pero tenéis que tener en cuenta que es aún más amarga y cruda que la primera.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *