Pagina principal > Libros > FORASTERA: la novela romántica que inspiró a la serie Outlander.

FORASTERA: la novela romántica que inspiró a la serie Outlander.

Aunque cueste creerlo, Netflix y el resto de plataformas que ofrecen series a la carta ha propiciado que sagas de libros, más o menos conocidas, dieran un pelotazo y aumentaran sus ventas, sobre todo fuera de su país de origen. No hace falta dar más ejemplos que remitirnos a la que hoy analizo, el primer libro en el que se basa la exitosa serie Outlander, en emisión desde 2014. Forastera (1991), de Diana Gabaldon, es el primer tomo, relativamente autoconclusivo, que me he decidido a leer por dos razones: mi cuñada estaba leyéndoselo y era la única forma de comentarlo con ella y mi natural condición de escéptica con las obras cinematográficas basadas en literatura, ¿cómo de fieles serán a la historia original?

El argumento es extremadamente sencillo, el matrimonio conformado por Claire y Frank Randall se reúnen después de la Segunda Guerra Mundial, donde ella trabajaba de enfermera y él de espía. A fin de reencontrarse como pareja viajan de vacaciones a Escocia, donde la mujer es absorbida por las piedras de Craigh Na Dun, viéndose transportada a 1743, durante la época de los highlands escoceses, donde conocerá al joven Jamie Fraser (lo que en Japón llaman un “isekai” de toda la vida). Claire deberá decidir si volver a su época o quedarse a vivir allí.

El gran fallo del libro como novela romántica

Pese a su intento de presentárnoslo como una saga de fantasía en la que los círculos de piedras megalíticos tienen propiedades mágicas, lo cierto es que es lo único que veremos del género en todo el libro. Una vez que Claire ha viajado a la Escocia de 1743 la novela pasa al género romántico y de aventuras, tratando de la supervivencia de una mujer con los conocimientos de medicina propios de 200 años después y el provecho que saca de aquello. Dada la época bárbara en la que vive apelan muy a menudo al término “indefensa” para acabar plantándole un marido que es uno de los Mary Sue más bestias que he visto en mi vida. Uno de esos tan perfectos que te provocan arcadas y que hacen más inverosímil la trama, provocando el gran fallo del libro, que es desligarse del género romántico dado que el conflicto amoroso propio de la novela romántica desaparece.

El caso es que, quizás, por pasar a vivir la ruda vida escocesa cuesta creer que nos vayamos a encontrar con una novela romántica. Piensas que vas a ver una especie de Breakheart y te encuentras siguiendo a Jamie y Claire mientras fornican por todo Escocia y un capitán del ejército inglés llamado Jonathan Randall les persigue; ese que sí que posiblemente es uno de los personajes más complejos y completos que he encontrado en mucho tiempo en la literatura. Pero no hay conflicto ni triángulo amoroso, sólo fornicio del bueno.

Desmesurada virilidad hasta para la ficción

Lo cierto es que, quizás como reclamo televisivo o porque últimamente si no enseñamos cacho parece que las series son anticuadas, la serie muestra muchísimas escenas sexuales que el libro nos invita a adivinar, pero que no muestra. En un mundo tan visual como el que vivimos ahora, no deja de sorprenderme que la literatura apenas narre las escenas más íntimas (que tenemos que imaginar), mientras que los capítulos de la serie abusen de ella. No obstante, no creo que la intención de la autora fuera reducir Forastera a una novela de corte erótico (como sí que se podría pensar con Outlander T1). Este primer libro muestra que Jamie y Claire se unen cada vez más como pareja a fuerza de tener que sobrevivir en distintos escenarios hostiles. No cabe duda que la comunicación y la sexualidad son dos añadidos que la autora tuvo que incluir para justificar que aquella relación funcionara en una época que, como Diana Gabaldon repite constantemente, ambas cosas entre matrimonios estaban reducidas de maneras que no voy a entrar a debatir aquí.

Forastera-1-saga-Outlander-Generacion-Friki-Texto-1
Sacada de https://outlander.fandom.com/es/wiki/Orden_de_Lectura os será muy útil en caso de que queráis seguir la saga.

Pero es innegable que, a día de hoy, en que la forma en que los chavales teníamos de ligar era en discotecas donde se te acercaba el maromo de turno a decirte “¿quieres rollo con mi amigo?” la presencia de Jamie Fraser, culto, educado, respetuoso, atractivo, gran amante, luchador, con un gran sentido del deber, la amistad y el honor, y un largo etcétera, hacen pensar que a Claire, más que maldecirla sacándola de su época, la han bendecido con el mejor hombre que han podido encontrar en toda Europa, ya sea 200 años para delante, o para detrás en el tiempo.

Esas son las incongruencias que hacen que la trama se convierta en un folletín en el que sabemos que los problemas se salvarán a golpe de “él jamás me fallaría” y que hacen que a mí se me atragante la lectura a medida que avanzo. No deseo leer sobre un amor irreal, una entrega incondicional en la que no hay errores, una pareja con la que nada me pueda identificar. ¿Queremos salir de nuestra rutina y leer Forastera porque “ya no quedan hombres así”? Lo bello de las relaciones es que, a pesar de sus imperfecciones, funcionan. ¿Qué tiene de mérito quedarse con Jamie, el señor-perfecto-en-todo-lo-que-hago? Al contrario, es que no hacerlo sería de tontos.

Estilo narrativo

Una recreación maravillosa. La autora mantiene nuestro interés en la lectura a través de descripciones lo suficientemente extensas para impregnarnos de la atmósfera, pero lo suficientemente cortas como para no saturarnos. Su prosa, sencilla, narrada en gran medida por la protagonista, Claire, es fluida y hace avanzar la historia con cada relato. Nos ayuda a comprender su carácter al centrarse muchas veces en los temas de botánica, medicina y la propia naturaleza, justificando sus conocimientos una y otra vez, de cara a convertirla en una realista superviviente en una época que no es la suya y en la que su carácter y personalidad, tan diferentes de las mujeres de 1743, la desmarcan y la meten en más de un problema, pero que justifican así los problemas a los que se tiene que enfrentar.

Así, este primer libro se lee muy rápido. Parece que las tres o cuatro cosas que ocurren: Claire llega, sospechan de ella, la persiguen, la obligan a casarse, Jamie la rescata, Claire le rescata, muchos rescates, Jamie se hace mucho daño cada dos por tres, follan entre medias de todo ello…son como una gran introducción (y así ha sido) a una historia más grande.

Creo que está bien la lectura de este primer libro. Es entretenido, ligero, sin grandes tramas con complicados argumentos y que disfrutarán todos aquellos amantes de la novela histórica. Otra cosa es que queráis seguir a Diana Gabaldon por toda la saga hasta ver cuándo pierde el norte. Teniendo en cuenta que lleva 8 libros de la saga principal publicados (y otros tantos relatos cortos, spin offs, etc) y que va camino del noveno… ¿seguirá basando su historia de amor en escenas picantes de sexo y situaciones irreales de conflictos que les unen como nunca (en una época en la que a la gente no le pasaba nunca nada) o sabrá evolucionar igual que lo hacen las parejas DE VERDAD?

Forastera

6.8

NOTA

6.8/10

Destaca en:

  • Lectura fácil.
  • Es interesante el personaje desubicado de Claire.
  • Gustará a los amantes de los conflictos bélicos escoceses-ingleses.
  • Probablemente, su recreación de la brutalidad sea lo mejor que ofrece.
  • El maravilloso y complejo personaje de Jonathan Randall.

Podría mejorar:

  • Se basa demasiado en que Jamie Fraser es perfecto y siempre sabe cómo reaccionar a todo.
  • No se sostiene el conflicto amoroso propio de las novelas románticas.
  • Relación surrealista que se sostiene porque siempre les están pasando cosas.
  • Es muy partidista en su idea de ingleses malos, escoceses buenos.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

MANK: ¿debe un artista renunciar a su obra?

Mank es la parada en el camino que nos hace plantearnos (una vez más) la importancia del trabajo bien hecho, lo podrido que está Hollywood y la gran crisis que sufre la gran pantalla.

LOS TRADUCTORES: escribir una novela es un arte, traducirla también.

Los Traductores es un thriller diferente, una suerte de Cluedo en el que los giros de guion, los sospechosos múltiples y el engaño a plena vista son sus mejores aliados. Como Whodunit resulta atípico y algo mejorable, pero el resultado final convence.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.