Pagina principal > Cómics > ORGULLO Y PREJUICIO Y ZOMBIS: la novela gráfica sobre la alta sociedad mata zombis.

ORGULLO Y PREJUICIO Y ZOMBIS: la novela gráfica sobre la alta sociedad mata zombis.

Me encanta Orgullo y Prejuicio. Con los años es un sentimiento que ha ido en aumento y que ha desembocado en un consumo compulsivo de obras de Jane Austen y de ficciones alrededor de esta gran obra. Películas y miniseries primero, una adaptación al manga estupenda, varias adaptaciones al cómic (Bruguera Contemporánea, también Marvel) y luego, como no podía ser de otra manera, llegaron los zombis. Me gustó la película, soporté el libro y ahora he hincado el diente a la novela gráfica: Orgullo y Prejuicio y Zombis (Imágica, 2010), adaptación de la novela del mismo nombre de Seth Grahame-Smith. No se me habría podido ocurrir mejor forma de continuar con los homenajes a este clásico de la literatura que incluyendo a los no muertos dentro de ella.

El caso es que, en su momento, con el auge del interés por los zombies, parecía una obra oportunista, pero si somos justos con el mundo del marketing no es nada que no se hubiera hecho y que se hará en cualquier otro campo y, mientras la obra sea de calidad, ¿realmente importa?

El género mash-up (lo que viene siendo la mezcla de géneros) es algo ya bastante arraigado y no sólo supone una estupenda oportunidad para ver cómo dos cosas que nos gustan casan juntas, sino que acerca historias de la literatura universal al gran público (y en este caso nos centramos en Orgullo y Prejuicio y Zombis, pero también, en la misma línea, encontramos Abraham Lincoln: Vampire Hunter o Sentido y Sensibilidad y Monstruos Marinos).

Se trata de algo más que de una forma diferente de contar algo nuevo. Si no saben apreciar Hamlet, ponles El rey león, si ya no casan con Pocahontas, ponles Avatar; mas ahora se trata de una doble misión: acercar un clásico atemporal como es Orgullo y Prejuicio a un público para el que la palabra “clásico” es sinónimo de viejo y al que leer “demasiadas” páginas de un libro les lleva al abandono.

Con esto no quiero decir que sea mejor leer Orgullo y Prejuicio y Zombis que el original, en absoluto, pero de alguna forma se pueden complementar y, en el mejor de los casos, despertar el gusanillo por la lectura.

Dicho esto, nos queda la pregunta más importante, ¿aporta algo Orgullo y Prejuicio y Zombis como obra independiente?

Recordemos el argumento de esta versión con muertos vivientes adaptada por Tony Lee, ilustrada por Cliff Richards, traducida por Alejandro Pareja. Por toda Inglaterra la plaga de no muertos se extiende, provocando que las familias pudientes ya no sólo estén interesadas en casar a sus hijos, sino en proporcionarles adiestramiento en las artes mortales. Elizabeth Bennet es una guerrera formidable de genio vivo y lengua larga, quien ve en la llegada del apuesto y mortífero Sr. Darcy tanto un rival en las armas como en el amor.

En este sentido, Orgullo y Prejuicio y Zombis es una relectura del clásico de Jane Austen con el añadido de que las conversaciones habituales están aderezadas con comentarios sobre peleas, guerras, familias que han sucumbido a la plaga, dónde se estudiaban mejor las artes mortales y cosas así. Algunas batallas dialécticas acaban convirtiéndose en físicas pudiendo disfrutar de escenas sangrientas y con altas dosis de gore; por el contrario, el cómic hace uso también de un lenguaje un tanto sanguinario y vocablos a menudo innecesarios, que alejan a los personajes no sólo del ambiente de la alta sociedad en la que viven, sino que el modo grandilocuente en el que se expresan causa extrañeza y risión. Parte de la gracia de leer una adaptación de Orgullo y Prejuicio es reconocer esas frases lapidarias, esas expresiones atemporales y ver las demostraciones argumentales de unos y otros plasmadas con originalidad. En el manga de Orgullo y Prejuicio de Norma Editorial se consigue con acierto que el lector evoque todas esas escenas, pero en esta novela gráfica no consiguen llegar a esa intensidad emocional que era propia del clasicismo costumbrista de las obras de Jane Austen en lo que yo considero que es más un error de guion que de ilustración.

Orgullo-Prejuicio-Zombis-novela-grafica-Generacion-Friki-Texto-3
Esas frases demasiado grandilocuentes e infantiles de Elizabeth…

De hecho, el personaje de Elizabeth Bennet es presentado en esta adaptación como alguien infantil que tiene que lanzar juramentos al aire cada dos por tres, alguien enfadado con el mundo constantemente y un poco sociópata, ignorando que el personaje original era una inteligente y aguda mujer que destaca por encima de las demás precisamente por estos dos atributos. Aunque juzguemos Orgullo y Prejuicio y Zombis como una obra independiente, son los diálogos (y el dibujo, que exterioriza también este carácter infantil del que hablo) los que tienen que aportar a la obra. Repito, se trata de disfrutar del texto y la magia de Jane Austen en medio de un escenario con no muertos.

Quizás por eso me ha dado rabia que esta adaptación no haya resultado exactamente lo que esperaba. Algunos personajes, como la señora Bennet o el señor Collins, son fácilmente caricaturizables y no se les ha sacado todo el jugo que podía. Tampoco se lo ha hecho a la relación entre Darcy y Elizabeth, de la que siento una carencia absoluta de esa atracción que los hacía tan famosos, siendo así que este detalle no es exigencia del formato, como podría pasar con otros.

¿Es un problema de la novela con zombies que hizo Seth Grahame-Smith, que se saltaba a la torera todos estos detalles de la obra de Jane Austen o directamente de esta adaptación a novela gráfica que no ha sabido reflejar la obra de Grahame-Smith?

Para los austenitas es posible que esta obra resulte trivial y grotesca; las características que hacían grande la obra de Jane Austen no se ven muy bien reflejadas (el encorsetamiento social, la sátira…) quedando relegadas a un puñado de mujeres furiosas que no saben resolver mediante la dialéctica, siendo notable este hecho dado que el feminismo era uno de los temas claves en sus novelas y por los que fue tan revolucionaria durante la época de la Regencia.

Por el contrario, aquellos que disfrutamos de la novela gráfica por lo que es, podremos encontrar bastante placer en la lectura de Orgullo y Prejuicio y Zombis la cual, admitámoslo, aporta mucho más que la novela en la que se basa. Elementos clásicos del mundo Z se fusionan con una estética propia del periodo georgiano haciendo que la mezcla, extrañamente, funcione. Es un cómic muy entretenido, con una edición impecable en tapa dura de 288 páginas y hará las delicias de aquellos que sepan ver por encima de la extrañeza que causa ver a las casas ilustres de la alta sociedad georgiana armadas de machetes y mosquetones para salvar Inglaterra de los Innombrables. Al fin y al cabo, siempre queda tiempo para el amor.

Orgullo y Prejuicio y Zombis

6.8

NOTA

6.8/10

Destaca en:

  • Se reconoce perfectamente la obra original de Jane Austen
  • La edición es de mucha calidad y se disfruta leyéndola.

Podría mejorar:

  • La ferocidad de los diálogos en ocasiones queda ridícula, la gracia está en mantener el lenguaje de la obra original.
  • No se saca partido a la relación entre Darcy y Elizabeth.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

ELVIS: Mientras un hombre tenga la fuerza para soñar.

Analizamos Elvis, el Toro Salvaje de los biopics musicales, desde el punto de vista más formal: todas las inspiraciones de su director, el excéntrico Baz Lurhmann.

TIENDAS FRIKIS EN PARÍS: ¿Qué permanece abierto tras la Pandemia?

Hubo una época en que si los españoles queríamos manga, cómics, cosplays o videojuegos, teníamos que acudir a nuestros vecinos franceses. Ahora recopilamos en un post las tiendas frikis en París que permanecen abiertas tras la pandemia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.