Pagina principal > animación > PESADILLA ANTES DE NAVIDAD: Halloween llegó a España en 1993

PESADILLA ANTES DE NAVIDAD: Halloween llegó a España en 1993

PESADILLA ANTES DE NAVIDAD
A estas alturas de la vida ya ha quedado claro que Tim Burton es un creativo de contrastes, capaz de sacar de su chistera tanto aberraciones de la talla de la revisión de “Alicia en el país de las maravillas”, como bellas y atemporales historias como “Eduardo Manostijeras” o la magnifica “Pesadilla antes de Navidad” que hoy nos ocupa. Por eso y por su obsesión por poner a Johnny Depp en todas sus pelis es por lo que te queremos, Timy.

Lo primero que hay que dejar claro es que “Pesadilla antes de navidad” es una película dirigida por Henry Selick y no por Tim Burton como la mayoría de la gente cree. Sin embargo que el film saliera adelante y gran parte de las decisiones tomadas a lo largo de su producción son de este, pero al cesar lo que es del cesar.

Pesadilla antes de Navidad” se estrenó en aquel frío octubre de 1993, tan frío como su acogida por estos territorios, poco preparados tanto para lo que Tim Burton quería mostrar como para cualquier tipo de animación que no fuesen animales cantando canciones. Época de auge y caída del anime en televisiones autonómicas y de AMPAS (APAS por aquellos entonces) inquisitivas censurando cualquier tipo de animación que no se ciñera estrictamente a los cánones que ellos consideraban adecuados para sus hijos. Mientras, clásicos como “Demolition Man” arrasaban en taquilla. Y es que, amigos míos, España siempre ha sido así, no os creais los jóvenes que la tontuna imperante en esta piel de toro es algo de hace dos días.

Con aquel panorama era de esperar que “Pesadilla antes de Navidad” se diese un batacazo bastante grande; “Aladdin” pegó fuerte en el 92 y la gente esperaba algo similar de Disney, la factoria de sueños, y aunque lo que recibieron hoy se percibe como una de las obras cumbres de la animación a todos los niveles, en aquellos entonces el trailer y primeras críticas de “Pesadilla antes de Navidad” provocó muchas caras agrias, más cuando el argumento giraba en torno a “Halloween” una fiesta completamente americana de la que poco se sabía (y que hoy nos encanta celebrar aquí, mira tú).

El argumento, como ya sabréis, gira en torno a Jack Skellington, el personaje más admirado de la ciudad de Halloween, apodado por todos como “el rey del mal” (imaginaos lo que supuso en 1993 que un protagonista de Disney fuese “el rey del mal”) que, año tras año, celebra la fiesta del mismo nombre con gran entusiasmo y alboroto, girando los 364 días posteriores a la organización del siguiente Halloween. Jack esta un poco hasta las narices de tanto Halloween y se pierde en lo profundo del bosque entre lamentos y amargura. Y así es como termina en la ciudad de la Navidad, tan sorprendido por todas las nuevas posibilidades de su nuevo descubrimiento, que intenta importar el festejo navideño a su propia urbe, con resultados catastróficos (Igual que hacemos en España con Halloween, vaya).

Pesadilla antes de Navidad” nos transporta de aquí para allá en un sin cesar de canciones, y es que, por encima de todo, la película es un musical, ya que hay más minutos de metraje entre canciones que de guión convencional; ¡Y qué canciones!. La banda sonora de “Pesadilla antes de Navidad” es, junto con su precioso diseño artístico, una de las mejores puñeteras cosas que ha parido Disney y Tim Burton en toda su existencia, ale, ya lo he dicho.

PESADILLA ANTES DE NAVIDAD
Jack busca la Navidad donde no la hay

Todos los personajes que aparecen en la cinta tienen un diseño tan exquisito que merecen cada una de las piezas de merchandishing que se ha hecho de ellos (“Pesadilla antes de Navidad” es la franquicia de Disney que más merchandishing ha vendido y sigue vendiendo) , y es que hasta el último habitante de la ciudad de Halloween tiene un diseño maravilloso y cuidado, fruto de unos diseñadores artísticos tan creativos como perturbados que dotan a todo el film de una estética gris y melancólica, dotándole de una fuerza y personalidad difíciles de comparar. Es de destacar que Tim Burton escogió una técnica muy poco habitual para llevar el film a las pantallas rompiendo con la colorida animación 2d a la que estábamos acostumbrados; el “Stop Motion” se utilizaba en cintas de serie B para dar vida a monstruos y criaturas a base de fotografiar fotograma a fotograma a unas maquetas estáticas a las que iban variando de posición, consiguiendo un resultado similar al que podemos ver hoy en día en las películas de animación por ordenador, pero en 1993; todo un logro.

En EEUU la película tuvo mejor acogida, aunque no la que Disney esperaba; recaudó 56 millones de dolares, una limosna comparado con las sumas astronómicas a las que la factoría estaba acostumbrada; eso sí, ese mismo año se llevó un Oscar de la Academia a los mejores efectos visuales y de paso un Globo de Oro a la Mejor Banda Sonora. En estas dos décadas “Pesadilla antes de Navidad” ha escalado posiciones hasta ser un fenómeno más de la cultura “pop”, llevando a Disney a pedirle a Selick y Burton en repetidas ocasiones que filmasen una secuela del film, a lo que éste se ha negado, incluso vetando una producción infográfica para 2001 que Disney tenía programada. Lo más cercano a “Pesadilla antes de Navidad” que veremos es “La novia cadáver” producción de Tim Burton, eso sí, bajo el sello de Warner Bross.

En resumen, si no habéis visto “Pesadilla antes de Navidados estáis perdiendo una de las grandes joyas atemporales de la animación, todo un hito adelantado a su tiempo y una obra imperdible dentro del séptimo arte. Una de esas películas que hay que entender en su época y contexto para darse cuenta de todo lo que supuso para la industria de la animación. En el caso del director, Henry Selick, muy pocas películas mas adornan su trayectoria, pero el recomendado de estas es mas que recomendable por la calidad de todos sus films (Coraline,  Monkeybone…). Por otro lado, pasarían muchos años hasta que me volviera a rendir a los pies de Tim Burton después de “Pesadilla antes de Navidad” y aún así, después de esta no me pierdo ningún film de Tim, no sea que me lleve otra sorpresa.

9.5 Stars (9,5 / 10)

 

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

BOJACK HORSEMAN: Tener una depresión de caballo nunca fue tan literal

Bojack Horseman se perfila como una de las series de animación más redondas de los últimos años, con unos personajes bien construidos y desarrollados y con una trama interesante, con buen ritmo y, en definitiva, relevante.

STRANGER THINGS 2: Algo raro sucede en Hawkins…otra vez

Stranger Things 2 se abre en magnitud con respecto al tono intimista de la primera, repitiendo los tres arcos argumentales de la primera pero esta vez entremezclándolos mucho más para conseguir nuevas situaciones e interacciones entre personajes.

Deja un comentario