Pagina principal > Cine > MILLENNIUM: LO QUE NO TE MATA TE HACE MÁS FUERTE: Lisbeth Salander se convierte en Jason Bourne

MILLENNIUM: LO QUE NO TE MATA TE HACE MÁS FUERTE: Lisbeth Salander se convierte en Jason Bourne

Y debería matizar el título diciendo que Lisbeth Salander se convierte en un cutre Jason Bourne o, sin venirnos arriba, en una especie de James Bond, porque no hay nada que quede más penoso en el cine que el “quiero y no puedo” independientemente del género que se esté tocando. Así pues, la adaptación al cine de la cuarta novela de la saga Millennium, Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte (2018), olvida aquellos elementos que hacían interesantes a la novela y dignos de hacer de ella una película, para coger detalles superficiales, modificar la historia para que encajara en un pastiche de guion y servirlo para todos los públicos en una suerte de historia que carece del rigor periodístico, el suspense del thriller y la complejidad en la historia que caracterizaba tanto a la primera trilogía escrita por Stieg Larsson, como a la cuarta novela, Lo que no te mata te hace más fuerte, de David Lagercrantz.

Salir del cine con la sensación de que no nos hemos encontrado ni con una buena adaptación de la novela ni con una buena película en general es realmente frustrante tanto si eres un fan de la saga de libros como si no. Reducir una compleja novela negra a la clásica situación en la que el protagonista ha cometido un error por el cuál empieza a ser perseguido por las autoridades y quiere lavar su nombre es no haber entendido para nada ni el género noir ni la novela, con todos los complejos temas que trata: inteligencias artificiales, cyberacoso, violencia machista, autismo, seguridad informática, lealtad empresarial…Millennium-Lo-que-no-te-mata-te-hace-mas-fuerte-Pelicula-Generacion-Friki-Texto-1

Y en el caso de esta película, cuya idea más o menos se mantenía, la conversión de thriller a película de acción con algo de intriga no es ni siquiera la peor de las decisiones que podían haber tomado, sino el giro de personalidades que le han dado a todos los personajes importantes.

Claire Foy, en la ya tercera interpretación de Lisbeth Salander después de las fabulosas Rooney Mara y Noomi Rapace, cambia el estilo del personaje al hacerlo vulnerable, comunicativo, empático y hasta dulce, a juzgar por las inflexiones de la voz que se advierten en el personaje. Así, al cambiar los rasgos característicos de Lisbeth Salander también se acaban cambiando sus motivaciones, su modus operandi contra las situaciones que le salen al paso y, por supuesto, su interacción con el resto de personajes. No se trata de que Claire Foy no convenza como Lisbeth, sino que aquellos que hemos mantenido una relación estrecha con el personaje con el pasar de los años no identificamos esta versión edulcorada con la Salander que conocemos.Millennium-Lo-que-no-te-mata-te-hace-mas-fuerte-Pelicula-Generacion-Friki-Texto-2

Algo parecido pasa con el personaje de Mikael Blomqvist, interpretado por un excesivamente joven actor (para este papel) llamado Sverrir Gudnason que, más que ser el brillante y tenaz investigador que todos conocemos, parece un títere cuya presencia, de resultar obviada en la película, no habría cambiado el curso de la historia. Triste es decirlo, pero ha resultado un papel que podría haber sido interpretado por cualquiera.

Y cualquieras son lo que nos encontramos con el resto de interpretaciones. No convence la frialdad descafeinada de Eirka Berger (Vicky Krieps), la repentina socialización de Plague (Cameron Britton), o la casi sobreactuación de Sylvia Hoeks como Camilla Salander. Por supuesto, al margen de las interpretaciones, se encuentra lo cercano o ajeno que nos resulte un personaje después de haberlo leído en la novela, pero juzgando las interpretaciones sólo por lo que nos ofrecen, lejos de conseguir ese nivel de carisma que alcanzaban sus homólogos en las otras películas de la saga, simplemente en Millennium: lo que no te mata te hace más fuerte, las actuaciones no llegan a convencer.Millennium-Lo-que-no-te-mata-te-hace-mas-fuerte-Pelicula-Generacion-Friki-Texto-3

A ello tampoco ayuda un guion flojo, una ambientación monocromática que no consigue transmitir la atmósfera misteriosa y opresiva propia del género negro, ni una música que sólo acompaña, pero no envuelve. No es que la dirección de Fede Álvarez sea mala y se nota su intento de seguir los pasos de Fincher, pero sí que decepciona encontrar peleas cuerpo a cuerpo tan confusamente grabadas o un exceso de americanismo en lo que debería haber sido una cinta intimista, en la que primase la actuación de una hacker asocial con conflictos internos por encima de los disparos, las persecuciones en coche o moto y las conversaciones clichés.

Aquel que busque en Millennium: lo que no te mata te hace más fuerte una digna adaptación de la novela se sentirán ofendidos, los que quieran una buena película sobre ciber ataques y más cercana al cine noir se sentirán decepcionados, pero el que desee simple entretenimiento, sin tramas complejas, apreciando el envoltorio más que el contenido posiblemente llegue a salir satisfecho del cine.

Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte

Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte
4.5

NOTA GLOBAL

4.5 /10

Destaca en:

  • Envoltorio bonito
  • Volver a ver a Lisbeth y Mikael en pantalla genera buenas sensaciones

Podría mejorar:

  • Esos no son los personajes que recordamos
  • Hace aguas por muchos sitios, empezando por el guion
  • Reduce lo que debería haber sido cine negro a un thriller descafeinado y comercial lleno de acción y tiroteos.
  • Apenas se parece a la novela.
  • Toda la trama relacionada con la revista Millennium ha sido eliminada.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

SHADOW OF THE TOMB RAIDER: el mejor juego de la saga en el peor momento posible

Aunque la nueva aventura de Lara es muy satisfactoria, no deja de sentirse algo anticuada en comparación con los nuevos juegos de aventuras de alto presupuesto que, siguiendo las corrientes jugables más vanguardistas, optan por subirse al carro del mundo abierto sin perder por ello su carga argumental, dejando a este Shadow of the Tomb Raider como un gran juego que, de haber salido hace algunos años, habría sido todo un pelotazo.

VENOM: porque Tom Hardy no es sinónimo de éxito

No hay mucho en Venom que merezca la pena ser recordado y, si dejamos de lado la interpretación de Tom Hardy y un par de momentos graciosos, lo que nos queda es una película sin ninguna chicha ni sustancia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.