Pagina principal > Cine > MAD MAX, FURIA EN LA CARRETERA: ‘¡Sed Testigos!’

MAD MAX, FURIA EN LA CARRETERA: ‘¡Sed Testigos!’

MAD-MAX-FURIA-EN-LA-CARRETERA-PORTADA

Que Hollywood está pasando desde hace ya demasiado tiempo por una crisis de ideas alarmante no es ninguna novedad. Año tras año vemos como la cartelera se llena de superhéroes, reboots, precuelas y secuelas, dejando los géneros de acción, fantasía y ciencia ficción llenos de pelis entretenidas que por desgracia no salen nunca de su zona de confort ni se arriesgan a ofrecer algo diferente.

Nadie esperaba que fuese a ser Mad Max, Furia en la carretera” la que viniese en 2015 a despertar las adormecidas mentes creativas del género, dando un golpe sobre la mesa y dándole una vuelta de tuerca a una categoría en el que la crítica rara vez espera encontrar ya algo que verdaderamente merezca la pena.

George Miller pone toda la carne en el asador para hacer de los 120 minutos de “Mad Max, Furia en la carretera” una experiencia vertiginosa y prácticamente sin un minuto de respiro. El guión, escueto y ciertamente parco en diálogos, abandera el dicho de “menos es más” haciendo que cada frase de dialogo importe y tenga cierta carga de datos relevantes de una manera u otra para la trama. Trama que, sin ser compleja en absoluto en su continente, sí que transmite un mensaje muy potente en su contenido.

MAD-MAX-FURIA-EN-LA-CARRETERA-2

En “Mad Max, Furia en la carretera” las damiselas se salvan solas

Y es que Max (Tom Hardy), otrora interpretado por Mel Gibson, no es más que un vehículo argumental que nos sirve para contarnos una historia que trata sobre mujeres fuertes que anteponen su libertad a su bienestar, una película en la que la figura masculina es la herramienta para golpear y la femenina la mano que la dirige. Aquí Max no es el típico héroe locuaz, dispuesto a guiar a los suyos a la libertad, sino un tipo un poco loco que se ve envuelto en un torrente de acontecimientos en los que se llega a involucrar emocionalmente debido a las analogías con su pasado.

Mad Max, Furia en la carretera” es una película que entra por los ojos, porque cualquiera de nosotros pensaría, y estaría bastante en lo cierto, que poco o nada hay que mostrar en un descomunal desierto que pueda merecer nuestra atención, sin embargo el trío que forman George Miller en la dirección, John Seale en la fotografía y Junkie XL en el apartado musical nos demuestran lo bello, cruel y trepidante que puede llegar a ser un desolado yermo post apocalíptico, con escenas hermosas, impactantes , con una contundencia visual apabullante y un desarrollo técnico fuera de toda duda.

MAD-MAX-FURIA-EN-LA-CARRETERA-GIF

Si me tengo que fiar de la anterior trilogía y basarme en lo que hoy en día se entiende por cine de acción, “Mad Max, Furia en la carretera” no cumple con las expectativas, sino que va mucho más allá, regalándonos 120 minutos frenéticos, apabullantes, llenos de buenas ideas bien ejecutadas y prescindiendo de la grandilocuencia de otras producciones. Sus personajes femeninos, encabezados por Charlize Theron (Imperator Furiosa) y seguido por Rosie Huntington, Zoë Kravitz o Melissa Jaffer, se comen la pantalla cada vez que salen, solo seguidos de cerca por un Nicholas Hoult (Nox) que deslumbra con una actuación llena de fuerza, en un papel a priori simple pero que el actor sabe llenar de matices.

Mad Max, Furia en la carretera” es uno de los mejores films de acción del 2015 y un modelo a seguir para el género, demostrando que se puede hacer una película repleta de acción, vertiginosa y casi sin respiro, y a la vez interesante, locuaz y con un buen mensaje. Ojalá tengamos mucho más de esto en 2016.

8.9 Stars (8,9 / 10)

 

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

GUARDIANES DE LA GALAXIA 2: segundas partes sí que son buenas

Pocas cosas malas se pueden decir de una película tan genial como Guardianes de la Galaxia 2. Parte de su genialidad es que aunque no os vaya el género de la ciencia ficción, los superhéroes y las comedias de acción es una película que gustará a todo el mundo.

LIFE: la historia de los astronautas más tontos del mundo.

Life termina siendo una divertida amalgama de despropósitos que funciona inequívocamente mejor como film de terror que como ciencia ficción. Tiene los suficientes giros argumentales y el buen ritmo necesarios para que cualquiera caiga rendido ante el divertido contraste de emociones al que nos somete el género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *