Pagina principal > Cine > AHORA O NUNCA: repetir fórmulas no siempre es bueno

AHORA O NUNCA: repetir fórmulas no siempre es bueno

Ahora-o-nunca-2015-PORTADA

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas y, aunque “Ahora o nunca” (2015) no es exactamente una segunda parte, cualquiera que viera ese trailer en el que aparecen Dani Rovira y Clara Lago pensará que es la boda que, por fin, celebran estos dos, como continuación de “8 apellidos vascos“. (No confundir con “The bucket list” del 2007 traducida al español como “Ahora o nunca“, ni con la película italiana de 2003 también del mismo nombre.)

Pero no, “Ahora o nunca” narra los problemas que tiene una pareja de prometidos que decide casarse en un pueblo perdido inglés cuando, por un lado, el novio, Alex (Dani Rovira) y toda su familia no pueden viajar debido a una huelga de controladores, y por otro, Eva (María Valverde) afronta las consecuencias de una noche loca en la discoteca.

Y es que es inevitable que por cualquier lado surjan las comparativas con la que seguramente fue la peli española más taquillera del 2014, amén de otros títulos. “Ahora o nunca” no sólo repite la fórmula de “8 apellidos vascos” explotando las dos cosas que funcionaron en esta: es decir, el propio Dani Rovira, que es gracioso per sé, y la capacidad española de reírse de uno mismo; es que se aprovecha del éxito de la primera peli. Esto en sí mismo no es que esté mal, es que el espectador espera volver a ver lo mismo y no tiene porqué ser así, por mucho que el trailer nos mostrara precisamente las escenas más graciosas y cuyo humor ya recordábamos. No diré que todos los gags estaban en el trailer, sería injusto, pero sí recomendaros que, si queréis ver uno, que sea breve.

Y es que la película hace aguas por varios sitios. El mayor problema lo tienen los actores secundarios. Al dúo de padres formado por Fermín (Jordi Sánchez) y Santiago (Joaquín Núñez) se le podía haber sacado mucho más partido porque estaba claro que tenían química; lo mismo que se intuye con las tres tías, (destacando a Yolanda Ramos) que, cual trío de marujas de “Aquí no hay quién vive” prometían dar chicha a la peli. Otro tanto pasa con las amigas de la novia, Tatiana (Clara Lago), (Anna Gras) y su hermana Belén (Alicia Rubio), que intentan emular a las chicas de “La boda de mi mejor amiga“, incluyendo amiga “macarra/camionera” pero sin mucho éxito. Más gracia tenía Gracia Olayo interpretando a la madre de Alex, Caritina, una peculiar suegra, de esas snobs que siempre sueltan la puntilla. ¡pero no la dejan actuar!. Y un largo etcétera en el que lo que más se intuye es que los actores funcionan por separado, pero juntos el guión no les acompaña.  

El segundo problema lo tiene precisamente lo que ya comentábamos antes. No se puede andar comparando comedias. “8 apellidos vascos” era una comedia de principio a fin, pero “Ahora o nunca” no lo es. Hay drama. Todo son problemas, y el espectador sufre con ellos. Divide su atención en dos focos: por un lado el novio, cuyos problemas se resuelven atendiendo a la vía cómica, y por otro, la novia, donde todo es muy trágico.

Solo en casa” es la mejor comparación que se me puede ocurrir de esta situación. El niño resuelve sus problemas mediante el humor, y la madre es todo sufrimiento mientras se busca las mañas para volver a casa.

La manera que tiene la directora María Ripoll de solucionar esta tensión es mediante la inclusión de una tercera trama: un viaje en bus con toda la parentela, que parece que se perdieron el viaje de fin de curso y están dale que te pego a todos los vicios. Irene (una dudosa Melody) es la encargada de que no se pierda el norte, pero es que sencillamente la idea no acaba de cuajar porque no aporta nada a la película.

Ahora o nunca” se basa en que las situaciones se repiten. Es una road movie que va de que el novio se retrasa, y para aligerarlo y que recordemos la moraleja “el amor puede con todo” tienen que poner, a la otra parte, la novia, y sus problemas, y para aligerar a ambos, el bus. Parece que, expuesto así, todo encaja y, sin embargo, entiendo que la gente no esté conforme y pida variedad: dos veces la maleta se pierde, dos veces hay problemas con los aviones, dos veces se retrasa la boda…Probablemente nuevas y diferentes situaciones habrían enriquecido el film, y nos habrían evitado el trago de tener que compararlas con otras comedias, también ahora en cartelera, como es “El gurú de las bodas” que, con actores menos carismáticos, funciona mejor.

Tenemos muchas pelis de novias, casi todas dirigidas al género femenino. No era este el caso en “Ahora o nunca“. Está claro, no obstante, que la balanza se inclina hacia las féminas, no por la temática de bodas, sino por el tratamiento que se le da a los personajes, por la evolución de la trama, porque todos sabemos que las comedias tienen finales felices y por su humor limpio y elegante. Sigo sin entender porqué no acabamos de apostar por nuestro humor cuando está claro que funciona, y sin necesidad de acudir a temas soeces ni a chabacanerías.

¿Me pareció divertida? sí. ¿me entretuvo? también. ¿por qué? porque no la comparé con otras. Y por otras quiero decir “8 apellidos vascos“. Y es valiente. Incluye un factor original que provoca que la película no sea redonda, no sea una comedia romántica al uso. Todo podría haber salido fatal y la moraleja de que el amor puede con todo es lo que hace que salga adelante ese happy end; pero la valentía se da en haber apostado por un final menos anodino, puesto que en las relaciones amorosas hay cosas tabús y tantas opiniones al respecto como culos.

6 Stars (6 / 10)

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

SPIDER-MAN HOMECOMING: a la tercera (saga) va la vencida

Spider-Man Homecoming sigue siendo un producto manufacturado en serie de Marvel, se le ven las costuras en el tono y en las intenciones. Pero sin embargo poco podemos decir de un producto genérico cuando este derrocha calidad de manera evidente.

GRU MI VILLANO FAVORITO 3: la familia crece…demasiado

Gru Mi Villano Favorito 3 podría haber sido una película más ambiciosa desarrollando mejor su argumento y las tramas secundarias pero se queda en lo fácil y acaba decepcionando.

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario