Pagina principal > Mundo Friki > Artículos > ANDROIDES SEXUALES: lo que el manga nos adelantó sobre la tecnología del futuro

ANDROIDES SEXUALES: lo que el manga nos adelantó sobre la tecnología del futuro

Androides-sexuales-1-Generacion-Friki-Sora-No-Otoshimono-PORTADA

Muchas veces no es necesario sumergirse a explorar en los a veces pantanosos dominios de la literatura de ciencia ficción para encontrar verdaderas predicciones de un futuro que parece estar cada vez más cerca. Numerosos cómics, algunos más antiguos que otros, ya nos ofrecieron una mirada a una tecnología que hoy empieza a asomar la patita por debajo de la puerta tímidamente, pero que su inserción en nuestras vidas cotidianas consiste en una simple cuestión de tiempo.

Hoshi No Koe nos mostraba cómo serían las relaciones entre personas separadas por años luz de distancia, con enormes vacíos temporales de por medio. .Hack, muchos años antes de la aparición de Ready Player One nos mostraba un futuro en el que los videojuegos de realidad virtual se convertían en el centro de nuestras vidas y PlanetES revelaba un Espacio lleno de basura con enormes industrias espaciales encargadas de recolectarla. Todos ellos muestras de que el cómic y manga ya vaticinaban de alguna manera que la tecnología del futuro era una integración con las máquinas mucho más allá de simples objetos de uso cotidiano.

Androides-sexuales-1-Generacion-Friki-Ghost-in-the-Shell-Texto-1

Sin embargo, el mundo del cómic ha seguido acercándose a lo que hoy es prácticamente una realidad con mangas como Mahoromatic (1998), donde una androide de combate se auto-recicla para ser sirvienta (con uniforme retro y todo) de un humano; o Chobits (2001), famosa obra de las CLAMP, que le da una vuelta de tuerca a esta idea enseñando un mundo donde los ordenadores son tanto seres de compañía como juguetes sexuales.

AnnaPuma y UniPuma, dos androides creados inicialmente para el placer, pertenecientes al manga Dominion Tank Police (1985) desarrollaban personalidad propia; Ai Amano, de la maravillosa obra Video Girl Ai del igualmente maravilloso mangaka Masakazu Aktsura, era una suerte de androide creada para satisfacer a humanos puros de corazón, que desarrolla igualmente sentimientos y personalidad tras un “fallo” de computación.

Androides-sexuales-1-Generacion-Friki-Dominion-Tank-Police-Texto-2

La lista es larga: Cherry, Lime y Bloodberry, de la obra Marionette son androides creadas para la reproducción en un planeta estéril que también tienen personalidad y sentimientos; y numerosos mangas muestran ciborgs o androides que se enamoran de aquellos a los que en un principio estaban destinados a servir o proteger, estableciendo un patrón que, si bien no siempre es sexual, deja latente que algo de eso podría resultar como desenlace de esas relaciones si la cosa siguiera a más (que a veces pasa, claro, algo de chicha hay que darle a la historia).

Androides-sexuales-1-Generacion-Friki-Mahoromatic-Gif

Así, María, de la obra Ghost Sweeper Mikami (1999) fue creada igual que Mahoro, de Mahoromatic para el combate, aunque también sirve como ella actualmente como sirvienta de su “amo”. Un caso parecido se puede encontrar en Kurumi, de la obra Steel Angel Kurumi (1997) y May, de la obra Cyberdoll May; ambas androides, la primera creada mezclando ciencia y magia, la segunda directamente fruto de la ingeniería robótica, que también notan despertar sus sentimientos convirtiéndose en sirvienta de su amado/dueño.

Ikaros y Nymph, de Sora No Otoshimono (2007) y las seis ciborgs de Koi Koi Seven (2002) también sirven/protegen a su dueño y luego se enamoran del mismo. Quizás el caso más atípico sea el de Lady Armoroid, de la obra Cobra (1978), que acepta ser convertida en androide para permanecer al lado de su amor.

Androides-sexuales-1-Generacion-Friki-Koi Koi Seven-Texto-3

Todas estas visiones de androides sexuales, algunas más fantásticas que otras, son fruto de un deseo humano por ver qué se podría hacer con la tecnología, en qué se convertiría el mismo ser humano a través del uso de robots cada vez más autónomos y cómo se podría integrar esta misma robótica en el día a día, quizás para un uso extremadamente lúdico y no siempre sano, como veremos a continuación en el siguiente artículo.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

STRANGER THINGS 2: Algo raro sucede en Hawkins…otra vez

Stranger Things 2 se abre en magnitud con respecto al tono intimista de la primera, repitiendo los tres arcos argumentales de la primera pero esta vez entremezclándolos mucho más para conseguir nuevas situaciones e interacciones entre personajes.

SALÓN DEL MANGA DE BARCELONA 2017: reflexión en tres pasos

Es posible que el estilo de los Salones antiguos no vuelva y con ella la esencia también se pierda. No quiere decir que ahora no tengamos cosas buenas pero el estilo de consumo rápido nos impide disfrutar de las competiciones, las charlas o incluso de los concursos de cosplays. Quizás sea hora de reflexionar y preguntarnos, ¿qué es lo que hacía grande a esta cultura que nos apasiona?

Deja un comentario