Pagina principal > Cómics > THOR: una de vikingos

THOR: una de vikingos

Thor viñeta 4

Gore, bestia y con humor negro. Si después de esta descripción sigues adelante, es que estás preparado para leer este cómic.

Thor Vikingos (2003 primera edición) no es el típico cómic sobre mitología nórdica reavivado por Stan Lee y Jack Kirby en los 60. Sencillamente es una versión realizada por Garth Ennis y Glenn Fabry, en la cual Thor no es tan bestia porque ya lo son los demás a su alrededor. Parece como si él estuviera ahí para equilibrar la balanza.

Comenzando por el principio, os aconsejo que llenéis vuestros cuernos de cerveza y hagáis pis antes, porque una vez que lo coges, no puedes parar hasta terminarlo. Los menores, que se tapen los ojos.

¿Un malo de manual?

El malo malísimo de esta historia es Harald Jaekelsson, un personaje inventado por Ennis que viaja a través del tiempo por culpa de una maldición, y que cuando llega al Nueva York del siglo XXI se pone a repartir estopa. Lo bueno es que no tiene que mostrar ninguna justificación, porque el carácter vikingo de asolar, arrasar, conquistar, violar, saquear, etc, etc, hace que pueda llegar a una gran ciudad y matar antes de preguntar. Como los malos de antes, vamos. Y si no estáis de acuerdo, sólo hay que fijarse en la frase de Harald cuando ordena a sus hombres invadir la ciudad “sed vikingos”.

resenas-thor-vikingos-L--9tOth
Un momento de la pelea entre Thor y Harald

Y pese o precisamente por ese peculiar argumento, el autor mantiene esa aparición de Thor tan estelar, ya sabéis, bajando desde el Arco Iris hasta la Tierra, con el fin de pararle los pies a Harald y su pandilla de indeseables guerreros zombis.

Es necesario conocer el contexto

Me resulta muy interesante ver los paralelismos y diferencias que existen entre este cómic y todo lo hecho anteriormente, entre Ennis y Stan Lee, porque ahí es donde empiezan las diferencias y, aunque éste no es un post para hablar de Marvel, es imposible entender este cómic sin conocer su universo.

Thor portada
Portada de Thor Vikingos
para Panini Cómics

Por un lado, está la ambientación. Es parecida, ya que en Marvel se da la mitología con la ciencia ficción, y aquí también. De alguna forma hay que justificar un s.XXI en el que humanos y superhéroes convivan alegremente. Sin embargo, no es una convivencia de esas a las que nos hemos acostumbrado. Puede que porque a Garth Ennis no le gustan los superhéroes y decidiera, para sentirse cómodo, tomarse unas cuantas licencias artísticas. Si no, no podría explicarse esa burla que se hace del universo Marvel y de la realidad. Por ejemplo, cuando el drakar está llegando a puerto y la gente piensa que forma parte de un atrezzo.

Porque…a ver, por muy atrezzo que te parezca, si ves a un montón de cadáveres putrefactos afilando hachas, lo último que se te ocurre es soltarles chascarrillos en la cara. O cuando están mirando el árbol genealógico del “chamán” y hacen esa alusión al follacabras, con un sutil humor negro tan delicioso. Y por supuesto, la burla cuando ni siquiera los Vengadores pueden con los vikingos.

La grandeza de este cómic es presentar un universo en el que es plausible la fantasía con la realidad, la ciencia ficción con la Historia antigua.

¿Diferencias? ¿Se basó Stan Lee en la historia nórdica? pues muy vagamente, mira. Hace a los héroes más humanos, probablemente para que la historia (y las peleas, las cosas como son) sean más interesantes pero si, por ejemplo, en Marvel los dioses se sacrifican para que vivan los humanos, en Thor Vikingos se da por hecho que los dioses conviven con los seres humanos. Ya no sólo es por la aparición de los Vengadores, sino que Thor baja del cielo como Pedro por su casa. Eso sí, más digno.

Teniendo en cuenta que Thor es uno de los personajes más bestias dentro del universo Marvel, está claro que aquí le han edulcorado para así poder dignificarle frente a sus enemigos. Y mira por dónde, el resultado es un personaje no tan duro (porque le dan para el pelo a la primera de cambio).

La justificación: sin caos no habrá moraleja

Por supuesto, otro de los paralelismos que encontramos es la figura del Dr. Extraño. ¿Recordáis? Ese recurso que usa Marvel cuando todo está jodido y este personaje aparece cual dios ex machine y salva todo. La sensación de “a ver, Gandalf, ya podías haber aparecido antes” está ahí. Digamos que es una especie de Dr. Manhattan. ¿Por qué no entra antes a solucionar el percal? Hombre, pues porque hay que dar gracia a la historia y, ¿de qué sirve saber dibujar descuartizamientos si el Dr. Extraño va a solucionarlo todo a la primera? Sencillamente en este cómic no entra antes porque es una vendetta personal entre Thor y Jaekelsson. Eso sí, mientras en Marvel es un sabio, en Thor Vikingos es un brujo, y Ennis da su toque personal, riéndose de los musculitos de Thor.

Al final, la moraleja está ahí para justificar que el malo muera y el bien venza. No es sólo la eterna lucha entre el bien y el mal. Es justificar el porqué el bien vence. En este caso, es un asunto de fe. No la idea de que Thor sea todopoderoso, sino que nosotros, pobres mortales, creemos en que él hace lo correcto y por eso ganará.

7 Stars (7 / 10)

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

THE DEFENDERS: cómo estropearlo todo en 8 capítulos

The Defenders se perfila como una serie mediocre, que transmite sensaciones muy mezcladas y cuyo ritmo irregular y deficientes enfrentamientos son más que suficientes como para decepcionar a los fans menos exigentes.

KEIJO!!!!!!!!: cuando mezclar echhi con shonen funciona

Keijo!!!!!!!! es un anime que usa el ecchi como medio, no como fin, resultando una obra divertida pero que se toma en serio a sí misma.

Deja un comentario