Pagina principal > Cómics > MARMALADE BOY: enredos de familia a la japonesa

MARMALADE BOY: enredos de familia a la japonesa

marmalade-boy-todos No estamos acostumbrados a encontrar un shojo de la calidad de “Marmalade Boy” (Wataru Yoshizumi) que haya tenido tanto éxito como para que a finales del siglo pasado, en España, se emitiera el anime, bajo el nombre de “La familia crece“. La inocencia de los personajes, la frescura de los diálogos, y originalidad del argumento dan como resultado uno de los mangas más famosos de su época (hablamos de 1992, ojo) haciendo la competencia a peces gordos como siguen siendo el shojo “Sailor Moon” o el shonen “Dragon Ball”.

marmalade-boy-texto
Una escena clave
del primer tomo

Hoy la historia la conocemos todos. Los padres de Miki Koishikawa (Rumi y Jim) y Yuu Matsuura (Chiyako y Youji) se conocen en un viaje a Hawai y se enamoran de la pareja del otro. Pese a los problemas que ello conlleva, deciden separarse de su pareja y volver a casarse con la pareja del otro. Para que sus hijos no tengan que perder a uno de sus padres y les entren traumas, deciden vivir todos en la misma casa (porque eso, lógicamente, no iba a proporcionar ningún trauma…). Miki está rabiosa por estas decisiones tan poco convencionales que trastornan su vida, pero poco a poco acabará enamorándose de su extraño y hermético “hermanastro”/hermano de palo/hermano postizo, y se da cuenta de que él también la corresponde. Sin embargo, en esta casa de locos su amor no es tan sencillo.

El manga empieza su originalidad por romper la estructura clásica en cuanto a los personajes que en él aparecen. Los personajes secundarios que conforman la historia se dividen en dos partes. Los que ya tienen una historia antigua con los protagonistas, como Ginta o Arimi y tienen muy claro que quieren revolucionar la situación (a veces por medio de los clásicos triángulos amorosos, y otras por medios menos ortodoxos), y los nuevos, que aportan más trama a la historia principal, como Miwa, Suzu o Kei. También los personajes del profesor Namura o la mejor amiga de Miki, Meiko, aportan consistencia (y a veces demasiado raciocinio) al argumento, a la vez que ayudan a éste a evolucionar. Solemos estar acostumbrados en los mangas a personajes que aparecen, hacen su papel, y luego desaparecen; sin embargo, en “Marmalade Boy” se van sumando personajes que, curiosamente, hacen más creíble la historia de amor entre Miki y Yuu.

La importancia, no obstante, de este manga es lo transgresivo que fue para la época. Estamos hablando de que dos parejas se conocen y deciden, no sólo cambiar de pareja, sino vivir todos juntos. En una sociedad como la japonesa, donde las cosas tienen una manera correcta de hacerse, hay un cambio de roles y los cuatro padres son esa campana que nos golpea con su gong en la cabeza con cada decisión que toman. La resuelta, ligeramente infantiloide (y por ello adorable), alegre y temperamental Miki, con 16 añitos, se siente en la obligación de ser la cabeza sensata y pensante en una familia que si ya era atípica antes de juntarse los cuatro…¡imagínate cuando se van a vivir todos juntos!

Respecto al estilo, es imposible aburrirse con “Marmalade Boy“. Los diálogos son divertidos, directos y la trama se entiende a la perfección con las conversaciones resultantes. Por regla general, me da mucha pereza leer esos mangas donde hacen hablar a los personajes como si fueran prenatales sin capacidad lingüística para expresarse.

marmalade-boy-6-tomos
Portadas de la edición especial

El dibujo es limpio, clásico, muy típico del género shojo emocional y preciosista, pero añadiendo esas viñetas infantiloides que tanto nos gustan y que aportan diversión a la lectura.

El manga tiene 40 capítulos recogidos actualmente en una edición especial 25 Aniversario de 6 preciosos tomos (¡cómo nos gustan las ediciones especiales!, ¿eh?). Para su lectura tiene nuestra total aprobación. Pese a su antigüedad, en un mercado hoy abarrotado de manga, “Marmalade Boy” sigue siendo una de las mejores opciones para leer shojo. Hoy no nos vamos a escandalizar con las cosas que pasan en Marmalade Boy, es más, podríamos considerar que tiene todos los estereotipos propios del shojo, desde las relaciones con diferencia de edad, hasta cómo se conocen los protagonistas, hasta los escenarios de las tres C – cole, casa, curro -, pero sigue teniendo ese toque loco que nos encanta, y que seguramente a vosotros también os enganchará.

8.5 Stars (8,5 / 10)

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

ANIMAL MAN (de Grant Morrison): cuando romper la cuarta pared no es suficiente

El Animal Man de Grant Morrison no es un cómic al uso, se trata de una obra profunda y personal que encantará a todos aquellos que disfruten con una buena ida de pinza o a los que busquen explorar en profundidad el famoso concepto de la “cuarta pared” pero de la que deben mantenerse alejados los que prefieran una narrativa de corte más tradicional o sencillo.

LA SAGA DE CAÍN: un mundo en el que matar es todo un arte.

Una obra con mucha personalidad, llena de antihéroes, personajes grises, y cuyo público, debido a su amplia y variada temática, es también muy amplio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *