Pagina principal > Cómics > LA SAGA DE CAÍN: un mundo en el que matar es todo un arte.

LA SAGA DE CAÍN: un mundo en el que matar es todo un arte.

La-Saga-de-Cain-Generacion-Friki-PORTADA

La palabra shojo evoca a día de hoy muchas reacciones de rechazo ante el auge de pasteladas y demasiadas obras llenas de colegialas y amores infantiles. No obstante, sigue siendo posible encontrar obras serias, maduras, que de tan profundas resultan confusas y en las que muere hasta el apuntador.

La obra que hoy os traigo pertenece a esa otra cara del shojo y es una recopilación de mangas (o tankobon) obra de la llamada maestra del suspense gótico, Kaori Yuki, y se divide tradicionalmente en dos partes: una primera de 5 tomos (1992-1994) y una secuela de 8 llamada God Child (2001-2004), aunada bajo el título de La saga de Caín.

La-saga-de-Cain-Generacion-Friki-Texto-1

El hilo conductor es la historia de Cain C. Hargreaves, un conde nacido del incesto de su padre, Alexis, con su hermana Augusta, y a causa de ello maldito. Su vida transcurre entre intentar superar dicha maldición (“No podrás amar a nadie que no sea de tu sangre”) y la destrucción de la organización secreta de su padre, Delilah, quienes realizan experimentos para lograr la resurrección y la inmortalidad.

El tema de los tabús dentro de la ciencia es algo que hemos visto ya en muchas obras. Mi favorita dentro del manga es sin duda Full Metal Alchemist, pero sería absurdo compararlas teniendo en cuenta simplemente sus argumentos.

La saga de Caín, por supuesto, no habla sólo de ello, sino que se centra mucho en el tema de la soledad. A veces es una soledad creada por ilusiones, esperanzas o infancias rotas, pero otras es por el miedo a no ser amado, o la desesperanza por la pérdida. Ello conlleva que otra de las temáticas más importantes del manga sea el amor, ya sea incondicional, pasional, y normalmente obsesivo, mostrando la cara menos sana del mismo. También se trata la moralidad (o falta de ella) en pos de obtener lo que se desea, el inevitable azote del destino, siempre presente para ser él quien decida y la traición, fruto, no sólo del evidente camino que se toma cuando uno es seducido por el pecado (cólera, lujuria, envidia…) sino también porque en esta saga aparecen muchas facciones y es complicado saber en quién se puede confiar.

La-saga-de-Cain-Generacion-Friki-Texto-2

Para mí, estos 13 tomos son una obra en sí misma. Sí, cada capítulo es una historia autoconclusiva, un cuento de terror, en la que, normalmente, Caín, acompañado de su mayordomo Riff, resuelven misterios, con un estilo mezcla de Hercules Poirot y Miss Marple y mucho veneno de por medio (cada cual, con sus aficiones). La diferencia entre las primeras historias y las últimas es que al principio Caín se ve envuelto en esas muertes, y hacia el final él es el que busca las conexiones entre todos los asesinatos que se han producido. Dado que la historia siempre va avanzando, desvelando secretos, incorporando a personajes nuevos como los medio hermanos de Caín, Mary Weather Hargreaves o Jezabel Disraeli, o hilando hechos anteriores con los siguientes, es una saga para empezar ciertamente con La Julieta Olvidada, el primero de los tomos, largamente aclamado, y leerla hasta el 13º.

La-saga-de-Cain-Generacion-Friki-Texto-3
La autora, Kaori Yuki.

Posiblemente, el mayor fallo es la falta de conexión a largo plazo de todas estas muertes que se producen. Cierto es que son muchas, una como mínimo por cada capítulo, pero aún así, la grandeza de una obra dramática está en descubrir que ninguna de las acciones que han pasado ocurren por capricho.

Es innegable que detrás de muchas de esas muertes se encuentra la mano de Delilah, sirviendo a intereses más complejos que los que a primera vista se aprecian, pero las historias autoconclusivas de cada capítulo se suceden siempre de forma rápida, a lo historieta corta, y nos dejan con ganas de haber ahondado en los personajes que las conforman.

Sí que es cierto que una de las virtudes de Kaori Yuki es la capacidad de mostrarnos los sentimientos de esos personajes a través de unas pocas páginas. Sus motivaciones y pasiones se plasman a través de ese dibujo refinado, esos rostros expresivos, y esas atmósferas cargadas de dramatismo. Los detalles góticos recrean a la perfección ese aire vampírico que tiene toda la obra y un escenario sacado de la Inglaterra victoriana (s.XIX) es el ambiente perfecto para esas historias de sangre y amor.

Aún así, la personalidad del joven conde Caín sí que se va desgranando despacio, resultando tan compleja como la de los antagonistas, cuyas motivaciones (evidentemente, exigencias del guion) se van desgranando a medida que la trama avanza. Sería de necios considerar de planos a cualquiera de los personajes que conforman La saga de Caín justificando que son personajes que apenas aparecen. La magia de las historias es precisamente que sus personajes son muy humanos, sus motivaciones son las de toda la vida (y por ello, muy creíbles) y el dolor que se siente por sus muertes o el amor que ellos nos muestran, o la crueldad de sus actos, es ciertamente muy real.

Al final, nos encontramos con una obra con mucha personalidad, llena de antihéroes, personajes grises, y cuyo público, debido a su amplia y variada temática, es también muy amplio. Aquellos que gusten de los guiños de la cultura popular inglesa así como de la ambientación gótica, encontrarán deliciosa esa ambientación inspirada en la época de Jack El Destripador ilustrada en el From Hell de Alan Moore, en Oliver Twist de Charles Dickens, en las obras victorianas de Oscar Wilde, en Los Miserables de Victor Hugo, con su belleza y su sordidez, su riqueza y su miseria, su mezcla de ciencia y magia, su crueldad y sus amores desgraciados.

Y para aquellos que gusten de muertes, sangre y asesinatos a cascoporro…se van a hartar. 😉

La saga de Caín

La saga de Caín
7

NOTA

7/10

    Destaca en:

    • Argumento bien construido
    • Dibujo atractivo que acompaña bien al universo

    Podría mejorar:

    • Da pie a desarrollar poco los personajes secundarios
    • Algunas muertes o motivaciones son repetitivas

    About Susana "Damarela" Rossignoli

    Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

    También te puede interesar:

    LOS SUPERHÉROES Y LA BARRERA DE LA MUERTE

    Este artículo es una llamada a la reflexión acerca de esa frase de Maquiavelo tan famosa que dice que el fin justifica los medios.

    ANTES DE WATCHMEN: RORSCHACH: esta noche un comediante ha muerto en Nueva York

    Veremos a un Rorschach mucho más inexperto y descuidado que el que ya conocemos, recibiendo palizas y cometiendo errores con mucha mayor frecuencia de la que nos tiene acostumbrados. Esta inexperiencia contrasta enormemente con la ideología del personaje, que ya ha perdido toda su fe en la humanidad y que realiza su labor casi sin saber por qué, pero con la tenacidad de un auténtico psicópata.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *