Pagina principal > animación > BLACK LAGOON: cómo sobrevivir en el mundo de las mafias

BLACK LAGOON: cómo sobrevivir en el mundo de las mafias

Black_lagoon-PORTADA

Posiblemente es el anime más palabrotero que he visto. Tuve que visionarlo en japonés y, como me recomendaron el doblaje, luego en castellano, para poder apreciar toda la riqueza lingüística que proporciona el castellano en materia de insultos y tacos. “Black Lagoon” es al anime lo que “Pulp Fiction” es a las películas, en materia de palabrotas.

No he leído el manga creado por Rei Hiroe (2002) pero me imagino que, si sois de oídos sensibles, lo encontraréis más suave. Teniendo en cuenta que es seinen, no es para todos los públicos, y su género – acción, psicología, drama, thriller… – da a pensar que las palabrotas están justificadas.

El argumento es sencillo. Rock es un empleaducho de una empresa que es secuestrado por la sanguinaria compañía mercenaria Black Lagoon. Tras comprobar que en Japón a nadie le importa que viva o muera decide enrolarse en las filas de Black Laggon y luchar contra el sistema.

Black-Lagoon-texto
Balalaika (Vladilena) la implacable líder
del grupo mafioso Hotel Moscow

La gracia de este anime está en el contraste de los personajes que conforman esta particular compañía de transportes. Benny, informático, y Dutch,  impasible jefe, tienen roles bastante clásicos, pero Revy “Dos manos”, la pistolera irascible, es el contrapunto de Rock. Él es bueno por naturaleza, tranquilo, buen negociador, humilde y con un gran sentido del deber. No responde a los cánones de chico indeciso que acostumbramos a ver, y eso es lo que le salva de convertirse en un personaje anodino. Por el contrario, Revy es una asesina que concentra toda su inteligencia en sus dos pistolas y en usarlas, y a la que cualquier situación que no sea una pelea le pone de los nervios.

La serie no incluye muchos personajes, lo que la desmarca de convertirse en la típica serie de episodios que se cierran cuando el personaje de turno aparece y luego desaparece. Dos temporadas de 12 capítulos cada una, más una tercera temporada de 5 ovas. Suficiente para mostrar el turbio mundo de las mafias, y la decadencia en la que se envuelven todas las personas que olvidan lo que es ser civilizado y vivir como personas normales. Aunque, ¿Quién quiere ser normal en ese mundo? ¿Acaso no han entrado en él por el aburrimiento que la vida ordinaria ofrece?

La calidad técnica es buena sin ser sobresaliente, no llegando a las cotas de calidad de otras producciones de la Madhouse como son “Tokyo godfathers“. Pero sí que incluye una cosa que nos encanta a los frikis, que es la absoluta fidelidad del despliegue en cuanto al armamento y vehículos, puesto que tiene sus homónimos reales con funcionamiento similar. Y eso es de agradecer para cualquier amante del cine de acción.

Dado que trata de mafias, asesinatos y acción al más puro estilo “Los mercenariosla moraleja está muy difuminada. No es que sea malo, pues en eso se nota que un seinen. Tenemos que dar gracias porque haya anime de calidad que abogue por perturbar nuestro intelecto con finales grises, como lo hace “Black Lagoon”.

7 Stars (7 / 10)

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

LEGO BATMAN, LA PELÍCULA: un homenaje sin tapujos a la cultura friki

Lego Batman: La película es el mejor film que he visto en lo que llevamos de año, el único que ha conseguido hacer que salga de la sala con una sonrisa de oreja a oreja y de los pocos que me han sorprendido

VAIANA: ellas ya no quieren ser princesas, pero eso a Disney le da igual.

Vaiana sabe cómo mantenerte atrapado de principio a fin gracias a su tempo, un ritmo perfectamente marcado en el que siempre está pasando algo, en el que cada momento de la trama está en ese sitio por una buena razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *