Pagina principal > animación > MASCOTAS: hay un amigo en mí

MASCOTAS: hay un amigo en mí

Mascotas-PORTADA-Generacion-friki

Como amante de los animales en general, y de los perros en particular, cuando vi el primer tráiler de Mascotas (The Secret life of Pets, 2016) me quedé automáticamente prendado de la película, había tanto contenido implícito en ese tráiler para todos aquellos que hemos tenido un animal doméstico que la idea de abordar una historia sobre la vida de nuestras mascotas cuando no estamos en casa me resultó sencillamente, brillante.

Si, en realidad la premisa no va mucho más allá de lo que fue Toy Story en su momento; un montón de seres que no deberían hacer ciertas cosas comportándose como seres humanos en cuanto les damos la espalda. Sin embargo Mascotas en ese aspecto tiene algo especial; los perros siguen siendo perros y cada animal se comporta como uno espera que lo haga, de esta manera podremos reconocer las costumbres e instintos que hemos visto cientos de veces en nuestros animales domésticos plasmados en personajes dotados de inteligencia, el resultado sin duda es hilarante y tremendamente divertido, sin contar las ganas que te dan de abrazar a (casi) todos los bichos que salen en el film.

Mascotas-TEXTO-1-Generacion-friki
Los personajes son muy divertidos y carismáticos

Los primeros minutos de Mascotas son sencillamente sensacionales, con un arranque lleno de fuerza, buenas ideas y el torrente de carisma que desprenden sus personajes principales, sin embargo según van pasando los minutos algo me empezaba a oler a chamusquina y durante un rato no sabía muy bien de qué se trataba, hasta que caí en la cuenta: Mascotas es en demasiados aspectos una copia de Toy Story.

#Mascotas (Pets): Toy Story pero con perros. Clic para tuitear

Pongámonos en situación sin entrar en demasiados detalles (ni spoilers): Max es un Fox Terrier que es el rey de su casa, vive a sus anchas y tiene una buena relación con sus vecinos animales, además Katie, su dueña lo quiere con locura, así que todo marcha de lujo en el pequeño universo de Max… hasta que Katie aparece con Duke; un enorme y adorable chucho que amenaza con convertirse en el nuevo líder de la manada. En ese momento las hostilidades entre Max y Duke les llevarán a verse solos y perdidos en la gran ciudad de New York, teniendo que encontrar el camino de vuelta a casa.

Como veis, las similitudes con la mítica película de Pixar, tanto en concepto (con personajes que se comportan como humanos cuando ellos no están) como en sus bases argumentales sobrepasan la coincidencia, y aunque no estamos hablando de una copia escena por escena, sí que tiene demasiadas cosas en común con Toy Story como para que parezca algo más que una simple coincidencia.

Demasiadas ideas desaprovechadas

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, en esto del cine ya está todo inventado, así que creo que nadie tendría mucho que decir al respecto si Mascotas supiese mantener el tipo durante todo el metraje de una manera tan magistral como lo hace durante su primera media hora, o como lo hizo Pixar en 1995 con Toy Story, sin embargo el film se va deshinchando según pasan los minutos, no de golpe, sino más bien de una manera sutil, hasta perder completamente la dirección y pasar en el ecuador de la cinta de ser una película inteligente a una loca carrera con un ritmo excesivamente frenético y chiflado, tirando por la borda todo ese montón de buenas ideas con las que comienza el film y que le daban la oportunidad de desarrollarse de mil maneras mejores, e incluso de presentarnos una moraleja más compleja y humana que la de “Hay un amigo en mí”.

No es que Mascotas sea una mala película, pero las premisas de las que partía daban para mucho más que para ser la enésima cinta de animales parlanchines. Tiene sus momentos divertidos, y algunos de sus gags son tremendos, tampoco podemos negar el arrollador carisma de algunos de sus personajes y lo bien plasmadas que están las personalidades de determinados animales en los diferentes protagonistas. Pero finalmente se queda en eso; una película bastante divertida de la que sabemos exactamente qué esperar, sobre todo si hemos visto Toy Story.

Mascotas-GIF-Generacion-Friki

En definitiva, Mascotas es una película con la que pasar un buen rato está más que garantizado y a pesar de su más que evidente parecido con Toy Story y sus ideas poco aprovechadas, sabe entretenernos y hacernos soltar más de una carcajada. Una peli muy recomendable para ver en familia, eso sí, intentar evitar las tiendas de mascotas al salir del cine o seguro que acabareis picando.

Mascotas (The secret life of Pets)

Mascotas (The secret life of Pets)
68

NOTA

7/10

    Destaca en:

    • Los caracteres de los animales están muy bien plasmados en los personajes
    • Algunos gags muy divertidos
    • Divertida de principio a fin

    Podría mejorar:

    • Demasiadas ideas desaprovechadas
    • Sospechosamente similar a Toy Story
    • La segunda mitad es demasiado frenética y a veces pierde el norte.

    About Adrian

    Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

    También te puede interesar:

    TOP 10 DE SEPTIEMBRE 2017: lo más interesante de la red

    ¿Quieres estar al día de lo más importante y comentado de la cultura friki durante este septiembre? Generación Friki te lo pone muy fácil con este Top 10

    AGENTS OF MAYHEM: una ensalada de tiros sin trampa ni cartón

    Agents of Mayhem se trata de un juego sencillo y sin complicaciones, que se apoya en sus excelentes tiroteos y carismáticos personajes jugables para ofrecer una experiencia poco variada, pero tremendamente divertida.

    Un comentario

    Deja un comentario