Pagina principal > Mundo Friki > Artículos > PRENSA DEL VIDEOJUEGO: Tenemos que hablar.

PRENSA DEL VIDEOJUEGO: Tenemos que hablar.

La prensa del videojuego ha estado ahí prácticamente desde que existe esta Industria. Criticando, recomendado e informando acerca de todo lo que pasa en el mundillo y, tal y como pasa con el resto de prensas de otras temáticas, hay medios y “medios”.

Entendemos que la labor primera de la prensa es informar de lo que pasa en el medio al que esta se refiere, ya sea con noticias, análisis, retrospectivas o cualquier otro estilo divulgativo. Sin embargo, la prensa es un negocio, y quizá antes este negocio se sustentaba en las 350 pesetas que pagábamos por comprar una revista, lo que le permitía a esta cierta independencia para ser libre de opinar, pero ahora las cosas son bastante más complejas.

El paso al modelo digital, la financiación y el fin de la objetividad

Los tiempos cambian y sacar dinero de una revista online como puede ser Kotaku o 3Djuegos no es tan simple como cobrar 350 pesetas por cada número mensual. La libertad de acceder de manera libre y gratuita a la información que contienen sus webs tiene un precio, porque los periodistas tienen la mala costumbre de necesitar comer todos los días, y claro, si ya no existe un modelo de pago por lectura, hay que ponerse creativo para pagar los salarios.

Aquí es donde entran los acuerdos publicitarios, pilar fundamental sobre el que actualmente se cimienta toda la prensa online. Pero amigos, algo tan sencillo como “yo te doy X euros y tú me pones un banner 3 semanas en tu web” trae una letra pequeña que desafortunadamente está acabando con la industria.

El razonamiento es sencillo, si Activision me ha dado 3.000 euros por poner una publicidad de Call of Duty en la cabecera de mi web y ahora le pongo una mala crítica al juego en la review, a lo mejor la siguiente vez Activision se lleva esa publicidad a pastos más verdes donde no tengan tantos escrúpulos para “suavizar” la review.

Buenismo en las reviews, porque no queda otra.

Esto es algo que pasa constantemente y los que llevamos muchos años en la Industria sabemos que un juego popular no necesariamente es un juego bueno, pero EA se gasta todos los años cantidades ingentes de dinero en publicitar FIFA, mucho de este presupuesto va a las webs de videojuegos y claro, nadie se quiere quedar fuera de la fiesta, la rueda gira y la prensa pone su parte para que no pare de girar, así que buena nota para el FIFA de este año y si el año que viene hay pasta, pues también.

El actual estado de la Industria empeora la situación. Microsoft, Sony, Tencent y otras pocas empresas están devorando el mercado comprando franquicias y desarrolladoras, por lo que si Microsoft pone la pasta en publicidad, no vas a querer estar a malas con Microsoft (o Sony, o quien sea). La consecuencia es que vas a tener cuidado al valorar sus productos, no sea que te quedes sin tu parte del pastel.

Cuando Bethesda, Bungie, Blizzard y otras tantas eran independientes había mucho más donde rascar y no importaba tanto dar malas calificaciones a los juegos, pero si ahora hay 4 grandes compañías y cada una supone un 25% de tus ingresos en publicidad te vas a pensar dos veces la nota que le vas a poner al Diablo Inmortal.

Prensa-del-Videojuego-Generacion-Friki-Texto-1

En la imagen superior podemos ver cómo con los años las notas medias de los juegos han ido subiendo y subiendo (aunque no es que los juegos de los últimos años sean cada vez mejores, precisamente). Por otra parte, se ve que los usuarios cada vez puntúan peor los juegos, probablemente en parte porque cada vez más a menudo el juego no resulta ser lo que la prensa les ha prometido, (aunque aquí también entra en juego la actual decadencia de la comunidad de jugadores y eso es tema para otro artículo).

Blanqueando prácticas deleznables

Y aquí viene el plato fuerte de todo este asunto; el actual estado de la prensa dando carta blanca a juegos como Diablo Inmortal con su sistema de micropagos abusivo, FIFA, Overwatch, Genshin Impact, GTA Online y otros tantos juegos que basan su jugabilidad en venderte artículos por dinero real, cuando no se convierten directamente en casinos virtuales.

Hace unos meses VidaExtra escribía su review de Diablo Inmortal con un titular del estilo “Diablo Inmortal me ha enganchado totalmente en sus primeras horas de juego” (siento si no es totalmente fiel al título original, no he sido capaz de conseguir una captura), que después tuvieron que cambiar al que tiene actualmente por presión por parte de unos indignados lectores. Es sólo un ejemplo, pero este ejemplo es una fotografía de lo que está pasando en la actualidad del videojuego: Lanzamientos mediocres que reciben una tremenda atención mediática sin venir a cuento y, lo que es peor, juegos basados en micropagos que deberían ser directamente criticados o ignorados por parte de la prensa, recibiendo artículos, guías y noticias constantes que los sitúan bajo los focos.

La narrativa de la prensa está expuesta, lo primero son los anunciantes, lo segundo los clicks, lo tercero, muy por detrás, informar si es que queda algo de espacio.

En su día, hace ya muchos años, me moví de la prensa escrita a la prensa digital por estos mismos motivos; ahora me estoy moviendo de las grandes webs hacia medios completamente independientes (como en el que leéis estas líneas) para informarme sobre las cosas que me gustan y lo peor de todo es que tengo la impresión de que cada vez me quedan menos sitios en los que refugiarme, en los que leer una opinión sincera, aunque no la comparta, pero que se sienta legítima y no empujada por intereses mercantiles.

Todos tenemos que comer, todos necesitamos un sustento, y la prensa no es menos, pero en el momento en el que la prensa de cualquier medio se financia a través de aquello a lo que critica, deja de ser prensa y se convierte en un panfleto de propaganda, como los que te echan en el buzón. No sólo eso, sino que además estos panfletos influyen sobremanera en los lectores y los orientan en sus opiniones y sus inversiones, para que al final la industria (sea cual sea) vaya tomando la forma que sus mecenas desean.

Por eso la Industria del videojuego cada vez está peor (para el usuario), y por eso os animo a todos desde aquí a ser críticos con todo lo que leáis, incluida nuestra humilde web.

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Apasionado de los videojuegos, el manga y el cine desde la más tierna edad, también se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador de software.

También te puede interesar:

EL CASO CYBERPUNK 2077: o por qué la industria del triple A es toxica.

Posiblemente nunca sabremos la historia completa tras Cyberpunk 2077. Ni llegaremos a saber todos los detalles que empujaron a CDProject a lanzar el juego en el estado en el que se hizo, pero estos años nos han dejado una serie de pistas que son fáciles de seguir y que nos permiten especular.

MIS 5 DESARROLLADORES DE VIDEOJUEGOS FETICHE: porque ese juego nos tocó la patata.

El creador de Blizzard, Mike Morhaime, y el de Tetris, Alexey Pajitnov, son los dos desarrolladores que me abrieron la puerta de los videojuegos, pero hay otros 5 que me hicieron entender este ocio de otra manera, mis 5 desarrolladores de videojuegos fetiche.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.