EL ESPÍRITU DE LA NAVIDAD: ahora sí que reinventamos el clásico de Charles Dickens

Cine

Si ya cuesta mucho encontrar creatividad en una película, ni os quiero contar la sorpresa que supone hallarla en una película navideña. Si encima es la enésima adaptación del cuento clásico de Charles Dickens A Christmas Carol, la pregunta que surge es: ¿qué podemos esperar de El Espíritu de la Navidad que no hayan hecho las anteriores versiones?

Pues la respuesta es todo. Personalidades refrescantes, actuaciones decentes, números musicales divertidos y/o entrañables, giros de guion sorprendentes y efectos especiales respetables. Y aunque suene muy comedido, El Espíritu de la Navidad (Spirited, 2022) lo da todo por demostrarnos que se puede mantener la esencia del cuento original y además aportar algo al espectador actual. Un win-win en toda regla.

Y habéis leído bien. Esta es una versión musical del cuento clásico y su principal novedad es que se cuenta desde el punto de vista de los fantasmas. La idea parte de que en la central de espíritus el Fantasma de las Navidades Presentes (Will Ferrell), se resiste a jubilarse y volver a la Tierra como humano. Junto con Bonnie, el Fantasma de las Navidades Pasadas (Sunita Mani), el Fantasma de las Navidades Futuras (Loren G. Woods) y el director Jacob Marley (Patrick Page) lideran un equipo que ayuda a las malas personas a darse cuenta de su conducta haciéndoles las visitas de rigor en una suerte de show teatral. En esta ocasión, el Fantasma de las Navidades Presentes se centra en un humano llamado Clint Briggs (Ryan Reynolds) catalogado como Irredimible, en el convencimiento de que puede hacer de él una buena persona y salvar su alma. Tras un exhaustivo trabajo de investigación da comienzo el show… y las tornas se vuelven y comienzan los problemas.

Habemus bromance.

La química entre Will Ferrell y Ryan Reynolds, dos pesos pesados de la comedia estadounidense (el primero es miembro de los Frat Pack, el segundo es Deadpool, no digo más) es estupenda. El guion crea tiras y afloja constantes entre ambos personajes, evolucionando su relación sin prisa, pero sin pausa, hacia un bromance de manual, pero muy efectivo. El fantasma por un lado y el consultor de medios por el otro, intentarán tirar de su amigo hacia su lado.

El-Espiritu-de-la-Navidad-2022-Generacion-Friki-Texto-2

La profesión escogida para Clint Briggs, aunque adecuada, está cogida por los pelos. Hablamos de un hombre que, convenientemente para la historia, se gana la vida creando desastres y escándalos para obtener beneficios con los resultados, con la ayuda de su asistente Kimberly (Octavia Spencer). Lo bueno de esta profesión es que favorece la aparición de secundarios que aportan a la trama y dan los toques grises a la historia.

No todo brilla en esta Navidad.

A El Esprítu de la Navidad se le puede criticar negativamente su larga duración. Es cierto que, en algunos momentos del acto final, pensé que el film terminaba y luego resultaba no ser así. Aunque chocante, me parece más un fallo de dirección mínimo que, como luego se ve, enriquece al guion. Pero sí que produce cierto sentimiento de visualización sobrecargada. Lo que hay que tener en cuenta es que no es lo mismo visualizar El Espíritu de la Navidad, con sus canciones (obra de Pasek & Paul: La La Land, The Greatest Showman, Smash…) y las coreografías de Chloe Arnold, en el cine, que en Apple+ TV, donde la gente pausa o prescinde del componente musical. Si sois de los segundos, por favor, no dejéis de ver Bringin’ Back Christmas, más que una canción es una estratagema marketiniana de Clint (aunque os recuerde a la actuación de Richard Gere en el juzgado en Chicago).

El-Espiritu-de-la-Navidad-2022-Generacion-Friki-Texto-1

También entiendo que a muchos la película les pueda parecer un poco pedorra y sí, en algunos casos empalagosa. Los números musicales y la Navidad pueden provocar ese efecto. No obstante, los guionistas son John Morris y Sean Anders (Jacuzzi al pasado, Dos tontos muy tontos, Somos los Millers, Sex drive…), así que podéis haceros una idea del tipo de películas que suelen hacer. Que hayan prescindido del chiste de pedos para hacer una comedia para toda la familia me parece, no sólo un hecho meritorio, sino un paso adelante en sus carreras.

Como la misma película dice, hay dos películas buenas sobre A Christmas Carol y el resto, ¿quién se acuerda? Me he pasado los 10 años de existencia de esta web recomendando A Christmas Carol, la película de animación y Los fantasmas atacan al jefe, de Bill Murray, pero no soy capaz de recordar ninguna más. Es posible que con El Espíritu de la Navidad incluya una película navideña más a mi lista de 5 imprescindibles. Qué le vamos a hacer, valoro muchísimo la creatividad.

El espíritu de la Navidad

7.1

NOTA GLOBAL

7.1/10

Destaca en:

  • Original adaptación del cuento clásico de Dickens.
  • La química entre los dos protagonistas.
  • Contarlo desde el punto de vista de los fantasmas.
  • Los giros de guion.

Podría mejorar:

  • Su larga duración.
  • Le cuesta prescindir del almíbar, peca de empalagoso.
  • Diferencia de calidad entre las canciones: las hay muy buenas, las hay perfectamente olvidables.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.