Pagina principal > Cine > THE IMITATION GAME: homofóbicos salvando el mundo

THE IMITATION GAME: homofóbicos salvando el mundo

The-Imitation-Game-portada

La Segunda Guerra Mundial siempre ha sido un escenario recurrente en el cine; se puede decir que tenemos películas para todos los gustos, sin ir más lejos la recién estrenada Corazones de Acero. Sin embargo, el acercamiento que nos propone el director Morten Tyldum con The Imitation Game es algo diferente. Y es que hasta ahora nadie había hablado largo y tendido de como los EEUU trabajó junto con el Reino Unido para descifrar los mensajes encriptados de los alemanes; el código Enigma. Quizás porque hablar del gran Alan Turing implica necesariamente hacerlo de un homosexual, uno que jugó un papel muy importante en la victoria aliada y que después fué condenado y castrado químicamente por ser gay.

The Imitation Game (Descifrando Enigma) es un biopic que nos sumerge directamente en la vida del incomprendido y estrambótico Alan Turing, una suerte de Sheldon Cooper con mucha menos gracia pero con bastante más inventiva que el famosísimo personaje de The Big Bang Theory que estuvo directamente implicado en el proyecto de desencriptación del código Enigma.

Un valiente largometraje que se acerca a la persona de Alan Turing desde un punto de vista muy humano, tratando al personaje en todas sus facetas; genio, filosofo, matemático, paranoico, sociópata y homosexual. Sin duda un papel muy difícil de interpretar que Benedict Cumberbatch saca adelante con una fabulosa demostración de interpretación del más alto nivel que le ha valido la nominación como mejor actor en los Oscars 2015. Y no es la unica gran sorpresa que nos depara The Imitation Game un film que parecía destinado a pasar de puntillas por las salas de cine y que, sin embargo, se ha ganado a pulso sus 8 Nominaciones a los Oscars 2015. Deslumbrante por su buen hacer y lo humano de sus interpretaciones (Matthew Goode como Hugh Alexander, Charles Dance como el comandante Alastair Denniston, Rory Kinnear como el detective Robert Nock, Tuppence Middleton como Helen…), en The Imitation Game brilla incluso la otrora plana e insulsa Keira Kinghtley, que nos sorprende con un papel lleno de matices; sí, la petarda de Piratas del Caribe y Love Actually parece que sabe hacer algo más que menear el palmito, y eso que las apuestas estaban 10 a 1 en que acabaría en alguna teleproducción de bajo calado.

Tywin 4 pressident
Tywin Lannister maneja
el cotarro, lo sospechábamos

Y es que The Imitation Game tiene un poco para todos: tanto si os gustan las películas enmarcadas en conflictos bélicos, como los dramas, los biopics o ese tipo de películas tan grises que están destinadas a generar debate os aseguro que saldréis contentos del cine. Pocas veces tenemos el placer de ver una película dramática con unos personajes tan bien construidos y llenos de matices.

El punto gris del film se lo lleva la parte que toca a todo lo referente a las inclinaciones sexuales de Alan Turing. La homosexualidad se trata con demasiada naturalidad entre todos los personajes, como si aquí no pasara nada, tanta que queda artificial y fuera de lugar que le condenen y le sometan a terapia, más cuando por todos es sabido de sobra que ser gay por aquellos tiempos no era precisamente fácil y muchísimo menos en los retrógrados círculos militares de la Segunda Guerra Mundial, incluso entre científicos, afanados en encontrar una cura para los homosexuales.

La película en este aspecto daba para mucho más; no hubiera estado mal una crítica verdaderamente mordaz en este aspecto, y sin embargo The Imitation Game trata de pasar lo más de puntillas posible, dentro de lo que cabe, por un tema que le valió el suicidio a Alan Turing y que en 1940 era prácticamente un pecado.

The-Imitation-Game-2
¡ ARRRGH, Arriad velas!, quiero decir…
Alan, te amo…

Aún así no podemos culpar a The Imitation Game en centrarse en los personajes y dejar la homosexualidad y el código Enigma simplemente como telón de fondo para el desarrollo de éstos, pero una visión de conjunto un poco más eficaz habrían hecho que la peli brillara con más fuerza si cabe.

No quería dejar pasar la oportunidad de comentar que Leonardo DiCaprio rechazó el papel de Alan Turing, lo que le bien le podría haber valido, de una puñetera vez, ese ansiado Oscar que parece que viene esquivando eficazmente desde los tiempos de Romeo y Julieta; Leo, no das una macho.

Poco más que añadir a The Imitation Game, un film que encandila y sin duda una de las producciones de Hollywood más inteligentes del año, firme candidata a película del 2015, un drama de los de verdad, no de los que hacen llorar, sino de los que hacen pensar.

The Imitation Game

The Imitation Game
85

NOTA

9/10

    Destaca en:

    • Asombrosas actuaciones
    • Conocimiento de la Historia Contemporánea

    Podría mejorar:

    • Ritmo un poco lento
    • El tema no interesará a todos
    • El tema de la homosexualidad no resulta todo lo interesante que debiera

    About Adrian

    Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

    También te puede interesar:

    GENERACIÓN FRIKI PODCAST: Episodio 00

    En Generación Friki estamos de estreno, y no un estreno cualquiera, nos referimos nada más y nada menos que a nuestro nuevo podcast: Generación Friki Podcast. En él podréis estar al tanto de toda la actualidad sobre videojuegos, series, cine, cómic, eventos y todo lo que rodea a la cultura friki. 

    NARCOS: un repaso a su tercera temporada

    Puede que Narcos haya perdido fuelle, como muchas series en sus temporadas más avanzadas, pero uno no perderá el interés si se deja seducir por ese turbio mundo del tráfico de drogas.

    Deja un comentario