Pagina principal > Juegos > RESIDENT EVIL 2: X te va a dar lo tuyo.

RESIDENT EVIL 2: X te va a dar lo tuyo.

Crítica y público coinciden de forma unánime. “¡Resident Evil 2 es el remake que esperábamos! ¡Capcom ha vuelto! ¡Larga vida a Capcom! ¡Aprende, Konami!” Y lo cierto es que es innegable que la compañía japonesa ha hecho un trabajo excelente en esta ocasión, pero ¿podemos elevarlo a la categoría de obra maestra del juego original?

Tengo que aclarar que, al igual que mi compañero Javier, he sido seguidor de esta saga desde hace muchos años. He terminado todos los que componen la línea principal, la mayoría de los remakes y alguno más. Para agravar todo este asunto, mi primera toma de contacto con la saga en particular (y con el género del survival horror en general), fue precisamente con el videojuego de 1998, así que guardo un recuerdo muy especial del juego original. Con esto quiero decir que no era una víctima fácil de conquistar, y sin embargo…

Nuevos tiempos para Racoon City

Pero no adelantemos acontecimientos. La historia, de sobra conocida por gran parte de los seguidores de la saga, presenta a Leon.S Kennedy (el poli novato) y a Claire Redfield (la chica en busca de su hermano). Visitaremos por primera vez Racoon City, ciudad asolada por zombis y criaturas de pesadilla. Corporaciones diabólicas, espías, científicos locos… A grandes rasgos, la historia sigue siendo la misma. Aunque se ha quedado algo simplona con el paso del tiempo, se agradece que Capcom haya introducido algunos cambios que ayudan a hacerla más llevadera, y que, por ejemplo, dan una explicación más orgánica al gran agujero de guion que preocupaba a todo el mundo: ¿Qué clase de policía va su primer día de trabajo con el traje de antidisturbios? Eso sí que es proactividad…

Ada Wong aparece por primera vez en la saga

En cualquier caso, es un placer revisitar la imponente comisaría y demás emplazamientos gracias el RE Engine, el motor gráfico desarrollado recientemente por Capcom y que tan buenos resultados está dando. El modelado de entornos y personajes (ya sea vivos o no muertos, de todas las formas y tamaños), apuntan a un estilo fotorrealista que sienta muy bien al estilo del juego, y los diseños originales de 1998 se ven beneficiados enormemente. Tampoco se ha escatimado en detalles sangrientos y escabrosos, y podemos gozar de algunas escenas gore de lo más satisfactorias. Si este es sólo el segundo juego desarrollado con esta tecnología, no puedo esperar a ver el resto de ellos implementados con RE Engine. A destacar la multitud de opciones gráficas de las que disponemos en PC (que es la versión analizada). Por fortuna, aquel tiempo en el que las editoras japonesas descuidaban las versiones de PC de sus lanzamientos multiplataforma ha quedado atrás. Con una nvidia 1080 y 8 gigas de RAM, se puede jugar a 30fps con todas las opciones al máximo y en 4k, y a 60 fps bajando algunas opciones que, al menos para mí, no son perceptibles.

El juego además hace gala de una ambientación espectacular que hace que estemos en constante tensión (servidor ha saltado más de una vez de la silla con algún que otro susto). Ya sea por aquella ventana que hemos dejado sin tapiar, el licker que nos impide hacer ruido a menos que queramos ser víctimas de un buen garrazo (o lengüetazo), o el sonido de las pisadas que anuncian que cierto enemigo de gabardina y sombrero (al que ya muchos conoceréis debido a su nuevo estatus de meme) se encuentra cerca, nunca estaremos tranquilos. Tampoco se han ahorrado esfuerzos en el apartado sonoro, acompañando perfectamente al desasosiego de explorar la comisaría: lamentos de zombi en la lejanía, madera crujiendo, ruidos inexplicables… todo suma. La banda sonora también se ha rehecho para la ocasión, teniendo ahora menos protagonismo. Aun así, podemos comprar el DLC Original Ver. Soundtrack Swap, que nos permite disfrutar de la banda sonora y efectos del original, además de poder escuchar “Resident Evil 2” cuando empezamos el juego, como debe ser (los 3 euros mejor invertidos de mi vida).

Jugabilidad renovada

En lugar de seguir con la vista en primera persona que vimos en Resident Evil 7: biohazard, se ha optado por volver a la cámara sobre el hombro que ya popularizó la cuarta entrega de la serie (y mejoró Dead Space, no lo olvidemos). Por el camino se han perdido esos planos fijos tan cinematográficos del juego original, pero se ha ganado en espectacularidad y jugabilidad. Y es que, aunque no nos encontramos ante algo revolucionario aquí, lo cierto es que este apartado se ha resuelto con solvencia y es una delicia controlar a los dos protagonistas del juego. Los zombis y demás criaturas son más peligrosos que nunca, y nos darán más de un quebradero de cabeza. Se ha ganado mucho en calidad, pero algo se ha perdido en cantidad (algunas criaturas del juego original no se han incluido).

Los compañeros de León le dan la bienvenida en su primer día de trabajo

A la ambientación mencionada anteriormente, contribuyen algunas mecánicas jugables que aportan algo de frescura. Hay ventanas de la comisaría por las que se nos pueden colar zombis cada vez que pasemos cerca, a no ser que las tapiemos con tablones (un ítem limitado que encontraremos durante la partida). Es un componente estratégico que se agradece, aunque algo descafeinado si los comparamos con otras opciones que hemos visto anteriormente. Sin ir más lejos, aquella en el remake de Resident Evil, en la que cualquier zombi abatido que no hubiéramos decapitado o quemado, era susceptible de alzarse de nuevo transformado en un letal “crimson head” (la verdad es que, a título personal, me habría gustado la inclusión de esta). Se ha mantenido el guardado con máquinas de escribir, aunque sólo en el nivel de dificultad “difícil” (en nivel normal, las cintas de tinta ya no serán necesarias y existen varios puntos de autoguardado).

El gran beneficiado: Mr. X

Mención aparte merece la revisión que se ha hecho de Mr. X, persecutor implacable de nuestros pobres supervivientes, y una de las grandes mejoras respecto a su encarnación original. En la animación de este personaje se observa el gusto por el detalle con el que se ha programado este remake, agachándose de forma amenazadora para conseguir pasar a través de las puertas, o apartando de un manotazo a los zombis que osan cruzarse en su camino. Otras ideas para este personaje se toman prestadas de Jack Baker, el insistente pater familias de Resident Evil 7, resultando el bueno de Jack (y espero que nadie se me eche encima) un personaje más carismático e incluso peligroso.

“Disculpe señor, ¿tiene un minuto para hablar de nuestro señor salvador Umbrella?”

Y es que es al compararlo precisamente con Resident Evil 7 donde aparecen los únicos reparos que puedo ponerle al juego. Resident Evil 7 supuso un golpe encima de la mesa para la saga, con muchas ideas nuevas y renovadoras, tanto mecánica como narrativamente: la vista en primera persona en un sólo plano secuencia, limitar los enemigos (al menos al principio) a una familia de tarados al más puro estilo “La Matanza de Texas”, algunos enfrentamientos inolvidables (el del garaje me parece una gozada y una virguería técnica), etc… Sin embargo, no puedo evitar sentir que aquí se ha dado un pequeño paso atrás (Es comprensible debido a su condición de remake que se hayan tomado menos riesgos.) En cualquier caso, no os llevéis a engaño: los enfrentamientos contra los jefes finales aquí también son divertidos y espectaculares.

Conclusión:

¿Qué dice la prensa?

En este caso las reviews de la prensa estaban disponibles entre 2 y 1 días antes del lanzamiento del juego.

Resident Evil 2 tiene un promedio de 9.0 en Metacritic otorgado por la prensa y un 8.7 otorgado por los usuarios.

Prensa nacional:

Meristation: 9.4

3DJuegos: 9.0

Vandal: 9.0

Prensa internacional:

IGN: 9.0

Edge Magazine: 8.0

Destructoid: 9.0

¿Qué dice Generación Friki?

En definitiva, nos encontramos con un remake excelente y cuidado. Shinji Mikami y Hideki Kamiya pueden estar tranquilos: su obra ha vuelto al buen camino. En la humilde opinión de este redactor, no es la obra maestra que supuso en su día el original, pero se trata de un juego de una factura excelente, que hace honor al juego de 1998 y absolutamente recomendable.

[amazon_link asins=’B07DM6YN7G,B07HMK3PHD,B076BVV7YC,B07JYFFV8P,B01LZN6PK7,B07KB67T62′ template=’ProductCarousel’ store=’generacionfri-21′ marketplace=’ES’ link_id=’5e82b930-46d2-4647-b3af-a5b84278aa00′]

Resident Evil 2

8.6

NOTA

8.6/10

Destaca en:

  • La ambientación está muy cuidada y nos hace estar en constante tensión.
  • Los gráficos fotorrealistas y el gore.
  • Los zombis y el resto de criaturas, sobre todo Mr. X.

Podría mejorar:

  • Que no arriesgue demasiado.
  • Por pedir, que se hubiera incluido un modo de dificultad intermedio entre el normal y el difícil, permitiendo el uso de cintas de tinta para el guardado.

About Juan Belmonte Lorenzo

Juan Belmonte AKA "Snufkin", hombre de intereses extravagantes y gustos adquiridos. Le gusta todo lo nerd, pero hay varias líneas que no piensa cruzar: el rol en vivo, los bailes del Fortnite y ver otra película de Jafar Panahi.

También te puede interesar:

VERY LITTTLE NIGHTMARES: nota mental: el amarillo no es un color de camuflaje.

Very Little Nightmares, nominado a Mejor Juego del Año en la Gamelab, es la versión móvil de Little Nightmares; lo analizamos en busca de los aspectos que lo asemejan y diferencian de su versión para consolas.

YUPPIE PSYCHO: ¿quién no ha tenido un primer día de trabajo así?

Se va acercando la fecha de los Premios Gamelab, enmarcados en el XV Congreso Internacional …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.