VINLAND SAGA (T1-T2): el verdadero significado de ser un guerrero.

Vinland Saga (2019) merecía haberse analizado toda en su conjunto. Una crítica en la que no hablara tanto de si es un anime bueno o malo como ver si tú o yo, como espectadores, hemos evolucionado con Thorfinn. Un protagonista al que veremos crecer desde su tierna infancia hasta convertirse en un hombre. Es la evolución, las enseñanzas y el poso que deja para reflexionar lo que más interesan de Vinland Saga.

Aunque el manga de Makoto Yukimura va más avanzado en la trama (27 tomos a día de hoy desde el 2005) los que seguimos el anime tiene pinta de que tendremos que esperar unos años para ver lanzada la 3ª temporada y, como me pasó con Dr. Stone, hay arcos tan cerrados que uno puede sentir hasta que está bien si deja la serie ahí (que no va a pasar, estoy super enganchada a ambos animes, pero podría hacerlo). El resultado es este análisis de las dos primeras temporadas.

¿De qué va Vinland Saga, en principio?

La excusa que da origen a la trama es una historia de venganza. Thorfinn es testigo de cómo asesinan a su padre, Thors, un gran guerrero vikingo retirado y jura matar al asesino, Askeladd. Para ganarse el derecho a un duelo contra él acabará inmerso en la guerra por la corona de Inglaterra.

La historia, pues, se sitúa en el s. XI en una región llamada Danelaw (noreste de Inglaterra) controlada por vikingos daneses. La mayoría de los protagonistas y secundarios importantes están basados en personajes históricos como Thorfinn Karlsefni Thórdarson, Thorkell el Alto, Canuto II de Dinamarca, Leif Erikson o Gudrid Thorbjarnardóttir.

Y Vinland Saga no es una serie autocomplaciente, sino que, como seisen merecedor de su nombre, es incómoda, cruda, desgarradora en su recreación de una sociedad en la que imperaba la ley del más fuerte. Una época de esclavitud, de saqueo y donde el honor se depositaba en la valía en la guerra y las riquezas que esta podía reportarte.

Vinland-Saga-Generacion-Friki-Texto-5

No se puede construir la paz a través de la guerra.

Frente a este círculo vicioso de odio que siempre acaba en muerte el autor propone a través de los personajes un cambio de paradigma. Parar el flujo de violencia y plantearla únicamente como último recurso. El protagonista aprende de esta idea tras una vida dedicada a reflexionar sobre cuál es la verdadera valentía, cuál es el significado de valor para los vikingos. La venganza no apaga la ira. La ira, al más puro pensamiento jedi, sólo engendra más ira. Y al más puro estilo cristiano, aprender a poner la otra mejilla y rehusar el enfrentamiento puede ser una buena idea.

Pero ni Star Wars ni el floreciente cristianismo en esas tierras tienen nada que ver con las decisiones de Thorfinn. Él sólo es un hombre lastrado por los traumas, destrozado por los efectos que su venganza ha tenido sobre los demás y que ha llegado a la conclusión de que las cosas, como decía su padre Thorn, se pueden hacer de otra forma. De que no se puede construir la paz a través de la guerra.

Y así como la serie, en toda su crudeza, nunca pone las cosas fáciles a los protagonistas, sí crea (para equilibrar la balanza) continuamente personajes que prefieren crear vida a acabar con ella, demostrando que ni Thorfinn está solo, ni el ser humano es tan estúpido como para escoger siempre la guerra. De una manera simplista son personajes que eligen vivir de la tierra en vez de la espada.

Vinland-Saga-Generacion-Friki-Texto-6

Aquellos que quieren comenzar de nuevo, los que huyen de la guerra, los que huyen de su pasado, todos, bajo el nombre de parias, buscan la redención. Así cobra sentido la aparición de Vinland.

Desde el principio del anime se plantea Vinland como la tierra de aquellos que quieren vivir en paz. Una especie de utopía hippie donde no exista la esclavitud ni la guerra. Narrativamente hablando, se necesita un objetivo a largo plazo y la búsqueda de esa tierra prometida de la que tanto se habla en las sagas nórdicas, en las tradiciones orales y en obras literarias como La Saga de Erik el Rojo o la Saga Groenlendinga es la respuesta.

La esclavitud, antes y ahora.

Personalmente, una historia que parece un sueño, sólo es eso: un sueño. La gente que cree que yéndose a un sitio lejano no explorado acabará encontrando una tierra donde vivir en paz es un poco ilusa. Esa tierra acabará siendo codiciada. Volverán los reyes avariciosos, los vikingos ignorantes y salvajes, la guerra… y la esclavitud.

Pero a día de hoy, que todo está explorado y nos vanagloriamos de haber conseguido eliminar la esclavitud (física) por medio de leyes, la realidad es que la guerra sigue estando muy presente en nuestras vidas y siguen existiendo lugares, países enteros en la Tierra donde los niños trabajan como esclavos, las mujeres son abusadas sexualmente cuando a sus “dueños” les place y la guerra sigue generando un éxodo de personas en busca de una Vinland. ¿Acaso hemos mejorado entonces desde la época de los vikingos?

Vinland-Saga-Generacion-Friki-Texto-3

El autor deja patente con su obra que somos peores que los vikingos, puesto que estos eran ignorantes y no solían poseer más cultura que la del saqueo y el honor a través de la batalla. No hay más que ver la opinión que tenían de los esclavos: “Los esclavos están destinados a ser esclavos por haber nacido inferiores”. Una frase que se decía por entonces y que no tiene ningún sentido. No sólo por ser intrínsecamente estúpida, falaz e injusta, sino porque se contradice a sí misma en un aspecto superior (pensar que los hombres sólo servimos para una cosa) y en un aspecto más superfluo (como si los poderosos y nobles no cayeran en desgracia y se convirtieran en esclavos). Podemos concluir que en aquella época ser o no esclavo era más una cuestión de suerte.

Thorfinn: “no tengo enemigos”.

Vinland-Saga-Generacion-Friki-Texto-1

Pero el caso es que en Vinland Saga se cuestiona mucho la valía de los hombres. Por qué las vidas de unos deberían valer o valen menos que las de otros. Un debate que a día de hoy está más que superado, en aquella época de los vikingos (creo que también se trató el tema en la serie Vikings, con la que se la compara continuamente) no debía tomarse en mucha consideración.

Vinland Saga en sus dos primeras temporadas está resultando ser una serie estupenda y muy ambiciosa. No sólo por su ritmo, su animación (con sus dos estudios Wit Studio y después MAPPA haciendo un excelente trabajo), por personajes tan estupendos como Thorkell, Ylga, Askeladd, el rey Sweyn, Ketil, Snake o Einar, por su ambientación histórica, su pegadiza banda sonora o por el interés de sus tramas; sino por hacer que un vikingo en pleno año 1002 se plantee si hay otra forma mejor de hacer las cosas que con la violencia. Thorfinn se repite muchas veces a sí mismo, ¿Qué puede hacer un solo hombre? Vinland Saga nos ofrece su particular forma de responder a esta pregunta.

Vinland Saga

8

NOTA

8.0/10

Destaca en:

  • Un fantástico ritmo durante toda su historia.
  • La recreación del mundo de los vikingos.
  • Las reflexiones sobre la paz y la guerra.
  • La creación de personajes interesantes.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

SPY X FAMILY (T1-T2): lo importante no es el origen, sino que somos familia.

Spy x Family sorprende por su frescura mezclando shonen, comedia, películas de espías y una familia disfuncional de la que os encariñaréis a la primera.

LOS NIÑOS DE WINTON: ¿Una versión de La Lista de Schindler?

El problema de Los niños de Winton es la sensación constante de estar viendo una versión edulcorada y hollywoodiense de La Lista de Schindler. Pero tiene un as en la manga: la presencia de Sir Anthony Hopkins.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Thumbnails managed by ThumbPress