Pagina principal > Cine > VENECIAFRENIA: el Alex de la Iglesia más evidente.

VENECIAFRENIA: el Alex de la Iglesia más evidente.

No somos pocos los que admiramos el arte de Alex de la Iglesia. Lleva dando vueltas por el mundo del cine desde que muchos de los que le seguimos no teníamos, ni mucho menos, edad para ver sus películas. Su segunda película, El Día de la Bestia (1995), le consagró como director y, desde entonces, su humor negro, su búsqueda del perfecto Esperpento y sus miras internacionales, nos han proporcionado las mejores horas de cine español de las últimas décadas. Pese a que no considero que el 2017 fuera su año (El bar, Perfectos desconocidos), había que dar una oportunidad en el 2022 a Veneciafrenia que, como ya comentamos en nuestro Calendario, es la primera de una serie de películas de terror producidas por Carolina Bang y el mismo Alex, con el sello The Fear Collection.

Y quizás es este detalle de compromiso hacia una serie de futuras películas lo que me decidió a visualizar Veneciafrenia, ya que todo en este último film de Alex de la Iglesia me parecía muy evidente y, por tanto, aburrido. Yo he crecido con la Nueva Generación del cine de género slasher; un tipo de cine que no necesita presentación, pero que a día de hoy sí que requiere justificación. Que un director como Alex de la Iglesia, comprometido con el séptimo arte hasta el punto de que todas sus películas son una crítica sobre algo, produzca una película slasher se me antojaba desde raro hasta absurdo. No tanto porque no fuera a manejarse con este género (o con cualquiera, ahí tenemos Los crímenes de Oxford), que ahí Veneciafrenia cumple sobradamente, sino porque es un cine muy fácil que ya en su sinopsis te habla del mensaje, la moraleja y hasta del final de la película.

La historia sigue a un grupo de amigos (Ingrid García Jonsson, Silvia Alonso, Goize Blanco, Nicolás Iloro, Alberto Bang) que se van de fiesta a Venecia, ignorando que, desde hace tiempo, allí los turistas no son bien recibidos. Cuando uno a uno los miembros del grupo comienzan a desaparecer, los demás emprenden la búsqueda, no siendo conscientes de que los venecianos están dispuestos a todo por proteger su ciudad.

Veneciafrenia-Generacion-Friki-Texto-1

Obviamente, el slasher no es el único género en el que lo importante no es ni el mensaje, ni las actuaciones, ni el guion, ni nada de aquello que solemos considerar importante en una gran película. El cine comercial suele estar lleno de películas simpáticas y trepidantes con buenos efectos especiales, creadas únicamente para entretener a las masas. Veneciafrenia, con su crítica al turismo irresponsable ya es bastante más profunda que cualquiera de estas, pero tampoco es destacable en ninguno de los otros puntos y eso, puede que por estar creada por quien está creada… la hace un poco decepcionante.

No hay nada peor que te spoileen una película de terror o un thriller, pero con Veneciafrenia siento que, para hacerle justicia, hay que matizar un par de puntos que la hacen patinar. Ese escaso desarrollo de las tramas que hacen que haya personajes a los que no se les saca partido. Ese final tan raro hacia la parte antagonista que hace que, inevitablemente, pienses que hay agujeros de guion. Ese piso subterráneo que a día de hoy no sé qué pasa con él… En fin, las películas slasher no necesitaban una justificación muy grande para que un asesino comenzase a diezmar las filas de alocados y sexuales jóvenes protagonistas, pero repito que de Alex de la Iglesia esperaba algo más ya en este año 2022 en una película que comenzaba con unos créditos de inicio tan espectaculares.

Veneciafrenia-Generacion-Friki-Texto-2

Obviamente, también tiene sus cosas buenas. Los diálogos, el ritmo, los escenarios, la cultura veneciana, esa sensación de terror de opereta constante al estilo de los giallo italianos… todo provoca una inmersión rápida y estupenda en la película haciendo que sus 100 minutos pasen volando.

Y aunque me lo pasé bien en el cine, no pude evitar salir del mismo con la sensación de que le faltaban los toques más característicos de Alex de la Iglesia. Claro que tiene mucho de él, pero esta vez no está dirigido a un público internacional en pro de que entiendan a los españoles y su cultura, sino simplemente está pensado para un público internacional, perdiendo el encanto de películas como La Comunidad, con sus arquetipos españoles, o las bizarradas maravillosas de Mi gran noche, Muertos de risa o El día de la Bestia. Creo que sigue siendo muy disfrutable, y destaca entre las películas slasher, pero queda muy lejos de la genialidad de otras películas del director y de los guiones del habitual Jorge Guerricaechevarría y me apena que la crítica y el mensaje queden tan masticados desde el primer momento que queden diluidos en una propuesta que daba para mucho.

Veneciafrenia

6.2

NOTA

6.2/10

Destaca en:

  • Propuesta interesante.
  • Escenarios y ambientación estupenda.
  • Decente como película slasher.

Podría mejorar:

  • No llega al nivel de otras películas de Alex de la Iglesia.
  • Guion y actuaciones desaprovechadas.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

HISTORIAS DE EDGAR ALLAN POE: cuentos de horror al estilo manga.

Sin juzgar la elección de los cuentos, Historias de Edgar Allan Poe resulta un acercamiento muy adecuado al horror gótico de este maestro de la literatura.

EL JUEGO DEL CALAMAR: cuando una serie se vuelve polémica.

El juego del calamar parecía una serie dramática más usando el estilo battle royale para hacer crítica social, pero la polémica generada nos obliga a ahondar más en su análisis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.