MACHOS ALFA (T1-T2): deconstruyendo al hombre cisgénero heterosexual.

Machos-Alfa-T1-T2-Generacion-Friki-PORTADA

Para hacer una serie sobre un grupo de hombres que deciden autoanalizarse en busca de esos rasgos que ya no comulgan con los tiempos que corren, la única forma de hacerlo era a través del humor. Machos Alfa (2022) es la típica serie que veo con miedo, lo reconozco. No me gusta mucho el cine español y en parte es por la chabacanería y vergüencita ajena que me provocan muchas escenas que me toca tragarme de la pequeña y gran pantalla. Me da igual que, como es el caso de Machos Alfa, esa deconstrucción de la virilidad clásica masculina ataque más los estereotipos de los hombres que los de las mujeres. Me siento incómoda de todas maneras.

Pero Machos Alfa es genuinamente divertida y sus personajes enganchan, tanto los protagonistas como los secundarios. Y aunque tratar el tema del patriarcado y la masculinidad tóxica desde el punto de vista de los confundidos cuatro protagonistas (Fernando Gil, Raúl Tejón, Gorka Otxoa, Fele Martínez) ya es de por sí suficiente contenido para estas dos primeras temporadas, encuentro que el equilibrio para esta diversión y reflexión se encuentra en que también involucra a las mujeres que hay en sus vidas (María Hervás, Kira Miró, Raquel Guerrero, Paula Gallego, Cayetana Cabezas), y cómo afrontan ellas este cambio en sus parejas, mientras lidian con sus propios problemas.

Porque los roles tradicionales que intentan deconstruirse en Machos Alfa abarcan relaciones, trabajo, hijos y vida en general; no sólo, como mucho creerán al encontrarse de frente con la serie, temas sexuales o afectivos. No olvidemos, ante todo, que la paridad o la masculinidad tóxica no se reducen a “él trabaja y ella limpia”, sino que la raíz es más profunda.

Machos-Alfa-T1-T2-Generacion-Friki-Texto-1

Machos Alfa, por tanto, quiere ir más allá del simple chascarrillo o el enredo de turno por malinterpretaciones que tanto aprecian las series de género comedia. De alguna manera, quiere ayudar a todas esas personas que creen en la igualdad entre hombres y mujeres, pero que no tiene muy claro en qué consiste ese equilibrio a la hora de establecer relaciones entre ellos.

¿Por qué el hombre tiene que cumplir con unas nuevas expectativas?

Tanto de los hombres como de las mujeres se han esperado cosas. Diferentes cosas, pero ambos han tenido que cumplir con expectativas impuestas, ya fuera por los progenitores, por la cultura o por la sociedad. Pero, así como las mujeres llevan tiempo evolucionando hacia un nuevo paradigma (o recuperando su puesto, depende de la cultura), no se entendía tanto la necesidad de que un hombre también evolucionara. Machos Alfa se toma su tiempo tanto para explicarte por qué es necesario este crecimiento, como para enfocarse en comportamientos, expresiones o costumbres que ya no están aceptadas en esta sociedad de equidad.

Ofrecer esta idea y que no sea un tostón parte de meter a estos cuatro varones en situaciones que los saquen de su zona de confort. La pérdida de un trabajo y la dependencia económica de la novia, la queja por falta de sexo de una esposa, una hija adolescente que se viene a vivir con el padre, un hombre bloqueado porque su novia quiere abrir la relación… situaciones que desequilibran a esos hombres porque es una mujer la que ha puesto sobre la mesa el problema. Ese cristal se ha roto y ellos se enfrentan por primera vez con un problema que ya estaba ahí.

Machos-Alfa-T1-T2-Generacion-Friki-Texto-2

La serie hace uso de las herramientas que ofrece la situación social a día de hoy para tratar todos estos temas: conflictos generacionales, la influencia de los mass media, la rapidez e inmediatez consumista que abarca desde la comida hasta las relaciones, el moobing, el bullying, cómo ha evolucionado el método de crianza de los hijos, el consentimiento activo, las apps de ligue…

Todo surge por el cambio de paradigma en las relaciones afectivo-sentimentales.

Reflexiono mucho y de continuo en mi vida privada sobre las razones del fracaso en las relaciones. En cómo han cambiado las parejas, en cómo la comunicación se ha convertido en el arma más poderosa que tenemos para combatir los errores, la falta de empatía, la conciliación, el aburrimiento y tantos temas que acaban afectando a la vida en pareja. Siempre digo que antes podías casarte a los 15 años, pero entre parir hijos, trabajar a destajo y morirte pronto no solías tener tiempo para conocer a tu pareja. Ni siquiera te daba tiempo a aburrirte de ella. Ahora mismo las condiciones socioeconómicas, políticas y afectivas han cambiado tanto que la pregunta que más nos hacemos suele ser: ¿De veras quiero pasar 60 años de mi vida con la misma persona? Por mucho que la monogamia heterosexual sea tu opción elegida, enfrentarse a los cambios externos e internos que sufre tu compañero de vida puede ser demasiado para que el otro quiera pasar por ello. De ahí vienen las rupturas de compromiso.

Profundidad en la primera temporada, chascarrillos en la segunda.

Machos Alfa es una serie que en algún momento perdió el norte (la profundidad de los temas que trataba, me refiero) y empezó a desvariar. Ese hombre-víctima que en la primera temporada de veras que quiere cambiar y mejorar en la segunda temporada se vuelve un chiste con patas (no digo más por spoilers). Estoy deseando ver esa tercera temporada de la serie creada por Laura Caballero, Alberto Caballero y Daniel Deorador y que ha puesto sobre la mesa grandes actores como Adriana Torrebejano, Santi Millán, la recién fallecida Itziar Castro, Carlos Areces, Cayetana Guillén Cuervo o Patricia Montero, pero sólo si esta decide centrarse en los problemas reales a los que se enfrentan las relaciones amorosas de hoy en día, no a situaciones tan absurdas como minoritarias que empañan la buena idea que era deconstruir la masculinidad tóxica por medio de cuatro hombres heterosexuales de mediana edad con circunstancias personales diferentes. Ese era el punto de vista refrescante. Ese es el punto en el que la sociedad necesita mejorar. Ese es el grupo de población sobre el que hay que enfocar el problema. Lo demás, es ese humor estúpido y casposo que tanto detesto en la comedia española y que no ayuda a tomar en serio la crítica social que hay detrás de la serie. Y, sinceramente, no ayuda a nadie.

Machos Alfa

7

NOTA GLOBAL

7.0/10

Destaca en:

  • Es muy disfrutable como comedia.
  • Todos los personajes son carismáticos y aportan.
  • Temas de gran relevancia social.

Podría mejorar:

  • En la segunda temporada pierden el norte con el objetivo de la serie: situaciones menos realistas y chascarrillos más fáciles.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

POBRES CRIATURAS: cuando Emma Stone se convirtió en Pinocho.

Pobres Criaturas quiere mostrarnos qué ocurriría si nos deshiciésemos de nuestras convenciones sociales y mostrásemos al ser primigenio que llevamos dentro. Por el camino peca de ser demasiado extravagante y kitsch.

MUJERES Y PODER: ¿dónde está la voz pública de las mujeres?

En Mujeres y Poder la académica Mary Beard hace una reflexión acerca de la misoginia presente en nuestra sociedad a través del acercamiento contextual a los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Thumbnails managed by ThumbPress