Pagina principal > Cine > TIEMPO DESPUÉS: si no te hace reír, te hará pensar, que no es poco.

TIEMPO DESPUÉS: si no te hace reír, te hará pensar, que no es poco.

Que la película Tiempo después (2018) es la secuela espiritual de Amanece, que no es poco (1988) es lo más rápido pero acertado que se puede decir del nuevo film de José Luis Cuerda. Que eso sería quedarse corto también. Si la primera destacaba por su humor castellano, su marcado surrealismo y su velada crítica a tantos temas importantes oculta tras una sucesión de hechos ilógicos y absurdos; Tiempo después hace gala de una feroz crítica al sistema capitalista, la sociedad de consumo y a los distintos representantes de cada estamento social, desde los jóvenes hasta los proletarios, de las fuerzas del orden pasando por el clero. Todo en Tiempo después es analizado de forma mordaz y bajo el velo de una situación surrealista, de un guion aparentemente inocente en lo que teóricamente podría haber sido una sencilla comedia para hacernos reír, y mucho.

Tiempo después se enmarca en el año 9177 (más o menos), en un hipotético futuro postapocalíptico en el cual la humanidad se ha visto reducida a los habitantes de un edificio con vistas a Monument Valley, los cuáles gozan de trabajo y refugio, y a los pobladores de las chabolas del exterior, los descastados sin trabajo. En este último grupo, José María (Roberto Álamo), un vendedor de limonada, quiere ganarse la vida vendiendo su bebida en el edificio, provocando un revuelo en este pues, ¿cómo va a trabajar un parado, siendo así que se desnaturaliza?

Tiempo-despues-Generacion-Friki-Texto-2
Amanece, que no es poco, en este mundo postapocalíptico.

El aparente capitalismo extremo imperante en el único edificio en pie del mundo sólo es comparable a la tiranía que ejerce el rey del mismo, interpretado por Gabino Diego, el cual, secundado por un alcalde (Manolo Solo) empeñado en mantener el equilibrio dentro del edificio y con el apoyo de las fuerzas del orden, del clero (Antonio de la Torre) y de Eufemiano, un conserje lleno de celo por su trabajo (Carlos Areces), intentarán que no se altere el orden lógico de las cosas. La excusa para esto se la pone en bandeja el barbero (Arturo Valls) cuando decide asesinar a Agustín, su competencia (Berto Romero), decidiendo acusar al aspirante a vendedor de limonada que, total, no debería de estar allí, intentando mejorar su suerte.

Pese a que Tiempo después es una suerte de homenaje a los cómicos que componían el reparto de Amanece, que no es poco, es una película que funciona por sí misma. Obviamente, todos aquellos que conocen el clásico identifican los guiños, el humor y el estilo impregnado en este nuevo film, pero Tiempo después posee los argumentos y la solidez de guion suficientes como para brillar por sí misma.

Una película muy cañera

José Luis Cuerda no deja títere con cabeza en su nueva película e identifica las lacras de la sociedad actual, española en particular, pero vigentes en el mundo entero, y las satiriza. Me encantaría poder decir que da una lección magistral de cómo abordar estos problemas, pero se limita a mostrar una situación, por medio de un humor negro y muy español, que muchos vemos venir (otros creen que ya está aquí), y darle una o bastantes vueltas de tuerca. Afortunadamente, a veces no es necesario mostrar más que lo que nos ha dado José Luis Cuerda para entender que un futuro como el que nos muestra la película puede ser, lamentablemente, muy cercano y muy real.

Tiempo-despues-Generacion-Friki-Texto-3
Surrealismo, tal cual.

Es inevitable, no obstante que, en pos de refinar esta crítica, el guion sea, no sólo ácido, sino a veces irreverente para ciertos sectores. La grandeza de Tiempo después es que ninguna de las escenas de la película está ahí para ofender gratuitamente, sino para mostrar, a veces de forma literal y otras en forma de gran metáfora, cómo los poderosos suelen aferrarse a su poder y manipulan la información en su favor, y cómo los pobres, pese a su lucha por mejorar, son aplastados tanto por su propia ignorancia como por esos sistemas imperantes marcados por la desigualdad.

No obstante, el director también quiere mostrar que, pese a su situación aparentemente privilegiada, vivir en el edificio y pertenecer a la élite no es lo idóneo para todos. Las profesiones están asignadas y nadie puede huir de ellas o cambiar de oficio. Los personajes están supeditados a los caprichos de los demás, como bien demuestra Méndez, la jefa de gabinete, interpretada por Blanca Suárez y, en definitiva, las leyes impuestas, ya sean justas o no, condicionan el presente y futuro de todos los habitantes del mundo.

Incluso el amor, un sentimiento que debería brotar puro y marcado por el libre albedrío, es una emoción que muchos desconocen, otros tantos no saben cómo sobrellevar y que, finalmente, acaba siendo una elección a escoger entre otros tantos caminos, no siendo compatible con algunos modos de existencia.Tiempo-despues-Generacion-Friki-Texto-5

José Luis Cuerda explica su visión del mundo a través de sus personajes

En cuanto a las interpretaciones, la mayoría llevadas a cabo por cómicos del panorama español de la talla de César Sarachu, Andreu Buenafuente, Joaquín Reyes, Raúl Cimas y otros tantos ya nombrados, se ajustan a lo que los personajes necesitan comunicar. No son humoristas llevando a cabo lo que mejor saben hacer: provocar risas en su público, sino que comunican, a través del humor absurdo, la sátira futurista que pretendía filmar su director.

También dignas de mención son las actuaciones del camarero (Secun de la Rosa), el líder de los jóvenes (Miguel Herrán), la pareja de guardias civiles, (Miguel Rellán y Dani Perez Prada), los abnegados fraile (Pepe Ocio) y religiosa (María Ballesteros) o la mujer del alcalde (Estefanía de los Santos).

Tiempo-despues-Generacion-Friki-Texto-1
La lucha social de clases, uno de los temas estrella de la película.

Es posible que esta no sea una película para todos los públicos. Me gustaría decir que es sólo por su humor, que muchos no entenderán o compartirán (aunque, como dije en la crítica de Amanece, que no es poco, si te gusta el humor de Wes Anderson, de los Monty Python, etc, te gustará lo que haga este director); pero es sobre todo por su crítica inconformista contra la situación actual, lo que a muchos hará sentir embarazo. Sin embargo, sigue siendo comedia española de la buena, con su originalidad a prueba de bombas y su satírico guion marcado por las fuertes convicciones del director, que todos sabemos hacia dónde oscilan, así como por su amor por las letras en general y la literatura en particular. ¿Una comedia futurista de humor absurdo y con crítica social de la gore? Vendida.

[amazon_link asins=’B07LGLYZKJ,8415862350,B07L8GVDC1,8415862261,B00OMTNFQG,B00KI2SG10,B07D19BHXW,841586258X’ template=’ProductCarousel’ store=’generacionfri-21′ marketplace=’ES’ link_id=’4805fe73-0e77-11e9-b33b-df1b124bc2a8′]

Tiempo después

8

NOTA GLOBAL

8.0/10

Destaca en:

  • Tono intimista y personajes cercanos con los que te identificas
  • Su crítica social
  • Trama central más reconocible que Amanece, que no es poco

Podría mejorar:

  • Película arriesgada tanto por su humor como por su temática
  • A veces no es cómoda de ver (espera, ¿eso es malo?....)

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

DAYBREAK: El apocalipsis según la generación Z

Daybreak es una serie cuyo único propósito es entretener con un acercamiento original al apocalipsis, unos personajes divertidos, algunos gags graciosos y una forma de narrar la historia que se sale de lo habitual, y desde luego lo consigue.

LA HUMANIDAD DIVIDIDA: usemos la diplomacia…por la fuerza.

La humanidad dividida, bajo la excusa de actuar bajo el marco de la diplomacia, nos muestra con su protagonista Harry Wilson cómo el universo puede ser igual de difícil cuando haces la paz y no la guerra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.