¡SHAZAM! LA FURIA DE LOS DIOSES: el niño superhéroe no quiere crecer.

Para bien o para mal, ¡Shazam! La furia de los dioses (2023) es totalmente continuista con el tono y ejecución de la primera película. No sé si es que DC, con vistas ya a ese reinicio que tanto tememos, ha decidido no arriesgar con esta secuela, pero la máxima de “si algo funciona, ¿por qué cambiarlo?” se hace realidad en Shazam 2.

Mismo humor, misma acción y una historia sin demasiadas pretensiones que, sin embargo, consigue engancharnos más que la primera porque, ¡oh, cosa inesperada! nos muestra más vulnerabilidades en los personajes principales. Las debilidades, los miedos de unos superhéroes primerizos inspiran ternura, pero también hacen más realistas las cagadas que cometen (¿quién no ha visto actuar a un superhéroe y ha pensado “¿por qué hace esto, si esto otro es mucho mejor?”?).

Shazam! termina su primera película con Billy Batson (Zachary Levi de adulto y Asher Angel de joven) y sus hermanos adoptivos convertidos en superhéroes y con ganas de combatir el mal en Filadelfia. Así comienza también ¡Shazam! 2, poniendo de relieve que son demasiado jóvenes, inexpertos y que hay otros temas que les interesan más que estar poniendo en peligro su vida por una ciudad que una y otra vez les insulta.

Este último punto es interesante porque la mayoría de los superhéroes tienen como objetivo de sus vidas combatir el mal. Casi todos ellos supeditan o incluso renuncian a una vida personal en pro de poner sus habilidades al servicio de la humanidad. Sin embargo, para Freddy, Eugene, Darla, Mary y Pedro (Jack Dylan Grazer, Ian Chen, Faithe Herman, Grace Caroline Currey y Jovan Armand) es más importante ligar, hacer los deberes o conseguir acceder a la universidad y eso hace que Shazam 2 sea más realista y menos snob. Incluso el mismo Billy tiene preocupaciones razonables propias de su edad ya que al cumplir los 18 años quizás tenga que dejar su casa por estar fuera del sistema de acogida.

Shazam-2-La-furia-de-los-dioses-Generacion-Friki-Texto-1
Vistos así, no inspiran mucho respeto los mini-superhéroes.

Pero estas películas de superhéroes van de salvar el mundo. Así que pronto encontramos el conflicto en las hijas del Titán Atlas, Hespera, Calipso y Anthea (Helen Mirren, Lucy Liu y Rachel Zegler, respectivamente), quienes roban el bastón roto del Mago (Djimon Hounsou) para obligar a este a repararlo y así activar sus poderes para ejecutar su venganza por la muerte de su padre. Entre que demuestran que nos les cae bien Shazam ni sus amigos y que usan la Tierra como patio de juguetes, el grupito de Power Rangers no tiene más remedio que ponerse en camino para detener a las diosas.

Lo interesante de Shazam 2 es que el poder de los villanos es consecuente con los poderes de los héroes de turno. Cierto, siempre nos ponemos a pensar “si viniera Wonder Woman solucionaba esto en cinco minutos”, pero entonces no tendríamos historia, ni evolución del personaje, ni chistes (que de eso DC anda escaso). Una de las ventajas de aceptar la fantasía es que podemos olvidarnos de que hay seres muy over en el Universo (os invito a que miréis este artículo) y disfrutar de Shazam 2 como lo que es: una película palomitera, entretenida, predecible… pues eso, una película de superhéroes.

Entonces, ¿qué nos ofrece Shazam que no tengan otros?

Su humor, la dulzura de sus personajes y esa identificación con el niño que todos llevamos dentro y que siempre quiso ser un superhéroe. “Niño, ¿qué quieres ser de mayor?, ¡Quiero ser superfuerte como Superman!” y lindezas por el estilo. Quizás la película se esfuerza demasiado por mostrarnos esta magia y resulta grandilocuente en algunas escenas, pero esa es la gracia de Shazam 2, escenas de acción entre dioses y humanos en las que unos adolescentes son los que tienen que salvar el mundo y ninguno tenemos que sentirnos mal porque ellos quieran pasárselo bien.

Shazam-2-La-furia-de-los-dioses-Generacion-Friki-Texto-2
Estas divertidas escenas reafirman a Shazam como un niño grande.

Y mientras tanto, un Zachary Levy que nos encantó en La Maravillosa Sra Masiel juega a ser adulto aniñado, emulando (y aprobando con nota) las actuaciones de Robin Williams en Jack (1996) o Tom Hanks en Big (1988). Un aprobado al que no llegan el resto de superhéroes en su modo adulto, que parecen ir como pollos sin cabeza, no aportando nada a la trama. ¿Será un problema de dirección por parte de David F. Sandberg, quien ya dirigió la primera entrega? Quizás es simplemente que una película de dos horas no da para desarrollar a 6 niños y 6 adultos y no han conseguido que haya química entre los personajes.

El guion tampoco ha ayudado. Ya he comentado que es una película palomitera, pero eso requiere de gags más potentes o escenas de acción (que las hay, pero llegan tarde) que eclipsen un guion mediocre. Este desequilibrio no me importaría tanto si no fuera porque odio con todas mis fuerzas los deus ex machina y el de final de película es de los gordos. Si Shazam 2 hubiera tardado en despegar, se hubiera sentido floja en cuanto a guion, humor y actuaciones, pero hubiera ofertado un digno final. Pero no, ahí tenía que estar DC y el universo de los superhéroes para fastidiarme un final épico. Al final sí va a resultar que era una película para niños.

Shazam La Furia de los Dioses

5.8

NOTA

5.8/10

Destaca en:

  • Es continuista con la primera película.
  • Un blockbuster de manual, da lo que te esperas.
  • Zachary Levy ofrece una actuación convincente con su personaje.

Podría mejorar:

  • Una película desigual en cuanto a guion y ejecución.
  • El humor es un poco flojo.
  • Las actuaciones no aportan nada.
  • Le pasa como a la primera película, es poco ambiciosa.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

LOS DIARIOS DE LA BOTICARIA (T1): una Miss Marple en la China feudal.

Los Diarios de la Boticaria es un auténtico thriller policíaco con su particular Miss Marple desentrañando asesinatos y misterios de la misma forma que el popular personaje de Agatha Christie hubiera hecho.

DUNE 2: El miedo es todo lo que tenemos.

Lo más sensato que puede decirse de Dune 2 es que potencia los aciertos de la primera parte y no deja crecer (aunque tampoco fumiga) sus errores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Thumbnails managed by ThumbPress