Pagina principal > Cine > MUERTE EN EL NILO: Kenneth Branagh decidido a aportar algo nuevo.

MUERTE EN EL NILO: Kenneth Branagh decidido a aportar algo nuevo.

Aunque casi todas las obras de Agatha Christie, ya fueran novelas, cuentos u obras de teatro, han sido llevadas al cine y la televisión, hay algunas de estas adaptaciones que han sido éxitos rotundos. Asesinato en el Orient Express, Diez Negritos o Muerte en el Nilo son algunas de ellas y su calidad es tal que cuesta creer que puedan hacerse remakes mejores. Así pues, cuando en 2017 se estrenó la versión de Asesinato en el Orient Express de Kenneth Branagh, sólo pude torcer el gesto con cierto escepticismo. Ya escribí la crítica en su momento y lo hice sabiendo que otra adaptación, a modo de secuela, se estaba preparando ya; la famosísima Muerte en el Nilo, que cuenta con una película de 1978 y un episodio en 2004 (fruto de la serie de televisión Agatha Christie’s Poirot), volvía a escena con un reparto de lujo (igual que en 1978) y prometiendo aportar algo diferente a la obra escrita por la autora de suspense y crimen.

El argumento es de sobra conocido por todos, pero como parte de la gracia de la historia se encuentra en ignorar incluso quién es la persona asesinada, simplemente mencionaré que, en el transcurso de unas apacibles vacaciones en Egipto, Hércules Poirot, nuevamente encarnado por Kenneth Branagh, tiene que encontrar a un asesino.

No hay duda de que Branagh tiene un afecto profundo por la obra de Agatha Christie. Aunque a algunos este respeto les lleva a crear películas casi iguales a los libros, en Branagh produce el efecto de querer mantener el aura casi antigua, como si Muerte en el Nilo fuera una reliquia, mientras adopta un aire grandilocuente, casi podríamos considerarlo kitsch, que contrasta de forma chocante con los toques modernos, indudablemente dirigidos a un público actual, concienciado con las problemáticas raciales, de clase y de género. Si bien este formato en el que conviven lo viejo y lo contemporáneo me rechinó bastante con Asesinato en el Orient Express, en Muerte en el Nilo trae como resultado una película muy satisfactoria en todos los sentidos.

Muerte-en-el-Nilo-2022-Generacion-Friki-Texto-2

Diálogos, fotografía, vestuario, escenarios, dirección… todo formando una excelente amalgama con la que poder sentar las bases de una historia que no sólo quiere contarnos cómo, una vez más, el gran detective Poirot resuelve un crimen. No es el suspense, que lo hay, ni el excelente ritmo, que te hace seguir con interés una trama de sobra conocida, sino que lo que engancha en esta ocasión es el trasfondo que el director quiere dar al personaje de Hércules Poirot, un hombre del que se sabe cómo es porque todo el mundo te lo dice, pero que parece que sólo nos interesaba por sus capacidades detectivescas. Kenneth Branagh y el guion de Michael Green quieren ir más allá.

¿Cómo se hace esto? Introduciendo parte de la historia personal del detective de forma que el asesinato en Egipto se convierta en algo muy personal. Por ello, la forma en la que comienza la película, con un flashback de la juventud de Hércules Poirot es tan relevante; y por ello Muerte en el Nilo encontrará numerosos detractores que verán en ese detective intimista otra muestra más del narcisismo personal del director, al que le encanta quedarse con esos personajes y esos monólogos tan excelentes en las obras que adapta al cine (recordemos Otelo o Mucho ruido y pocas nueces).

Pero si un ególatra parece la clase de persona idónea para interpretar a otro ególatra, Branagh es, en esta ocasión, más amable con el detective (¿acaso también consigo mismo?) al darle no sólo contexto a su forma de ser, sino justificación, corazón, conocer no sólo al detective, sino a la persona que hay detrás. Del mismo modo, alejándose un poco del suspense y el misterio, se da más importancia a las relaciones entre personajes y sus dramas personales.

Indudablemente, una decisión como esta aleja a esta adaptación de Muerte en el Nilo de su material original. Será otra razón por la que muchos espectadores no acepten a este “nuevo” Hércules Poirot, pero yo me suelo considerar una purista de casi todas las obras que analizo y realmente considero que nos encontramos ante una buena adaptación, con actuaciones estupendas por parte de Tom Bateman, Gal Gadot, Arnie Hammer, Annette Benning, nuestra pelirroja Rose Leslie, Russell Brand y, curiosamente, también de Emma Mackey, que con esta película definitivamente se consolida como una gran actriz.

Muerte-en-el-Nilo-2022-Generacion-Friki-Texto-1

Muerte en el Nilo ha sido siempre una historia de amor y muerte. Kenneth Branagh es muy consciente de esto y da un giro de tuerca para que todos sus personajes sean partícipes de este gran tema. Incluso añade la presencia de Salomé, la cantante de blues (Sophie Okonedo) y su hija Rosalie (Letitia Wright) para dar más peso al motivo tras el cual gira todo.

El entorno del Nilo y la magia de escenarios como El Cairo o el templo de Abú Simbel deberían haber impregnado a la película de misterio y emoción, pero más allá del exotismo propio de una pala cromática tan cálida y la sensualidad de algunos de los personajes, Muerte en el Nilo podría haber dado mucho más de sí como espectáculo cinematográfico. Dicho de otra forma, no se aprovecha el emplazamiento, pudiendo haberse desarrollado la trama en cualquier otro sitio y sustituir el famoso barco Karnak por cualquier espacio cerrado. Sin duda, ese romance en el desierto no nos seduce tal y como afirma Poirot que pasaría.

No obstante, esta adaptación de Muerte en el Nilo en pleno año 2022 ha conseguido aportar algo nuevo. No sólo una buena adaptación para aquellos que conocemos la novela; ni siquiera el hecho de que resultará interesante para cualquier profano, sino que aporta contenido relevante. Sin embargo, hay una duda que no queda resuelta para mí, espectadora y es que, dada la forma en que termina la película, ¿querrá Kenneth Branagh realmente hacer más películas de Hércules Poirot?

Muerte en el Nilo

6.5

NOTA GLOBAL

6.5/10

Destaca en:

  • Buen equilibrio entre el misterio y el entretenimiento.
  • Acertada elección del tema amoroso como hilo central de todas las relaciones.
  • Buenas actuaciones.
  • La nueva vulnerabilidad de Hércules Poirot trae frescura a la obra original.
  • Buena factura técnica.

Podría mejorar:

  • Desaprovechado el escenario del Nilo y Egipto.
  • La grandilocuencia no siempre será bien recibida.
  • La presentación de personajes se alarga demasiado en el tiempo.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

JUEGO DE TRONOS T2 RETROSPECTIVA: El poder reside donde los hombres creen que reside.

Seguidnos en nuestra retrospectiva de Juego de Tronos. Hoy comentamos la segunda temporada de este fenómeno sin precedentes en la historia de la televisión.

ANIMALES FANTÁSTICOS: LOS SECRETOS DE DUMBLEDORE: cuando zarpa el amor.

Animales fantásticos: los secretos de Dumbledore aporta prácticamente nada a la pentalogía, tiene demasiadas cosas malas como para que convenza tanto a fans como profanos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.