Pagina principal > Mundo Friki > Eventos > JAPAN WEEKEND SEPTIEMBRE 2019: 10º aniversario también para el Idol Festival

JAPAN WEEKEND SEPTIEMBRE 2019: 10º aniversario también para el Idol Festival

Japan-Weekend-septiembre-2019-idol-festival-PORTADA

Muchas son ya las ediciones de Japan Weekend sobre las que escribo en la web. Son por tanto muchas las ocasiones en las que acudo a los diferentes recintos a cubrir el evento con lo que espero que sea la máxima rigurosidad (y frikismo) posible.

A lo largo de los años he hablado mucho sobre la organización, las actividades, el espíritu otaku, el por regla general deplorable trato a la prensa (del que está vez tampoco nos hemos librado), así como la presencia o no de Japón en el evento. Todo en pro de dar a conocer esta querida cultura nuestra a propios y ajenos.

Y este año, por fin, se cumplen 10 años de un evento que tiene presencia anual o bianual en Barcelona, Valencia, Bilbao y Madrid y, esperamos, seguirá expandiéndose, siendo así que tras mucho viajar me atrevo a afirmar que en pocos sitios he visto tanto amor por Japón como en España (no en vano nos hemos pasado más de un año celebrando los 150 años de relaciones diplomáticas España-Japón, que nos trajo eventos como este que fueron inolvidables).

Pero no podemos olvidar que también es el 10º aniversario de la Japan Weekend Idol Festival, un evento que ha ido cobrando importancia con los años a medida que la cantidad y calidad de fans del fenómeno idol iba creciendo, hasta ser una de las actividades más esperadas de la Japan Weekend.

Su origen tiene lugar en el boom de Love Live (2012) y creció con el fandom idol, encontrando el primer obstáculo en los concursos de cosplay, donde bailar está prohibido (hay máximo de 30 segundos). Ello provocó que se creara un concurso más pequeñito, especializado en idols, para que los participantes pudiesen bailar.

A día de hoy esta actividad se hace tres veces al año, en febrero, marzo y septiembre, en Madrid y Barcelona, siempre dentro del ámbito de la Japan Weekend, creciendo tanto en popularidad que a día de hoy se celebra en el escenario principal donde las competiciones son tan populares como animadas.

En esta ocasión, con motivo del 10º aniversario, hicieron a los grupos participantes en el concurso grabar un vídeo bailando; mientras el jurado deliberaba; dichos vídeos fueron colgados por sorpresa para deleite de los espectadores, que pudieron disfrutar nuevamente de las actuaciones de los participantes.

Hablamos con los concursantes y esto es lo que nos cuentan…

Aunque muy extendido en los salones y ámbitos otakus, el fenómeno fan idol sigue siendo un mundo pequeño y dado que todos tienen intereses comunes, todos se conocen. No existen asociaciones como tal, sino que la gente se reúne en grupos, en parejas o en solitario para practicar los bailes de los idols e interpretarlos cuando hay un evento.

El proceso sin embargo es más complejo de lo que parece puesto que, aunque es fácil buscar los pasos de las canciones de anime, videojuegos, j-pop o incluso k-pop e imitarlos, aprenderse las canciones, ejecutar con armonía y sentido del ritmo la coreografía y prepararse el cosplay de turno tienen un trabajo tal que es entendible que esto se vea como algo más que un hobby, como una pasión que llena muchas de las horas de ocio ¡que a veces pueden ser muy escasas!

Es cierto que, como no es un concurso exactamente de cosplay, sino de recreación, no hay tanta importancia a cómo se haya realizado el traje. En esta cultura friki nuestra siempre va a estar premiado el cosplay por encima del disfraz, pero para el Idol Festival no es imprescindible, por lo que no es tan raro que algunos se lo fabriquen, mientras que otros lo compren y lo modifiquen, o simplemente lo usen tal cual está.

El objetivo es divertirse

Siempre habrá quien busque competir y llevarse un premio, incluso hemos hablado con bailarines que querían intentar entrar en el mundo de las idols, pero en general la idea es pasárselo bien. La gente sólo quiere desarrollar un hobby muy sano consistente en subirse a un escenario, interpretar las canciones de sus grupos de j-pop favoritos, cosplearse, bailar y divertirse.

Y aunque la calidad brilla ahora por su presencia, es habitual, debido a su condición de hobby, que se den situaciones como las que vivimos en esta edición Japan Weekend Idol Festival de septiembre, en la que se pueda perder el hilo de la canción (no olvidemos que la mayoría, quitando excepciones en inglés o coreano, son en japonés), olvidarse la coreografía o incluso sufrir un ataque de timidez.

También se notaba la presencia de veteranos de otras ediciones Idol Festival y que se reflejaba en la seguridad con la que se movían, la complicidad y coordinación entre los miembros del equipo y porque sí, se saben perfectamente la letra de las canciones.

Tanto amateurs como veteranos tienen cabida en este festival en el que el público corresponde con generosidad a base de gritos eufóricos, aspavientos con los cyalume (los famosos palos luminosos de los conciertos japoneses) o, dado que se trata de coreografías, acompañar al grupo intérprete de turno bailando desde el público.

Cómo han cambiado las cosas

Cuando empecé a ir a salones hace 15 años confieso que sentía hasta un poco de vergüenza ajena el observar a la gente bailando. Todavía no conocía bien esta cultura, apenas se sabía nada sobre el para-para, y menos sobre las idols, y aquellas personas a las que veíamos bailar lo hacían de una manera tremendamente amateur. Es posible que lo más cercano que se viviera a bailar fuera las DDR.

Ahora la situación es totalmente diferente, hay verdadera pasión por este hobby y, si bien es cierto que cualquiera puede practicarlo y disfrutarlo, los que hemos visto su evolución con los años vemos que la adolescencia es la edad más escogida para empezar a interesarse y practicarlo y, aunque la franja de edad suele abarcar entre los 16 y los 30, no hay edad mala ni para practicarlo, ni para empezar.

Los ganadores

Mucho se ha hablado estos días en las redes sociales sobre el evento, y parece que a estas alturas todos sabemos quiénes han sido los ganadores de esta edición, así como el resto de premios. Twerking Muses hace un gran trabajo organizando este festival así que supongo que os tiene al día en sus redes, así como nosotros hicimos nuestra pequeña aportación en las nuestras.

Mucho me ha sorprendido esta Japan Weekend a varios niveles (sobre todo la parte de los artistas, cuyos trabajos, que ocupaban todo un pabellón, me dejaron embelesada), pero el Idol Festival ha sido uno de mis momentos más divertidos y entrañables y espero que perdure por muchos años. Si la idea es pasárselo bien, ¿quién puede decir que no?

Japan-Weekend-septiembre-2019-idol-festival-44
Todos los participantes, posando al término de la Japan Weekend Idol Festival.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

LOS JAPÓN: cómo reírse de la cultura ajena pretendiendo hacer comedia

Los Japón es una película para el olvido, algo que debería de tirarse al pozo más profundo, echarle gasolina y una cerilla encendida, y después de dejar que arda llenar el pozo hasta los topes de cemento, plutonio y discos de Falete para que nadie nunca, jamás, volviese a acercarse por ahí.

GAMELAB 2019: Y los ganadores al mejor desarrollo Español son…

Os contamos cómo ha sido la entrega de premios anual a los desarrollos españoles durante la Gamelab 2019

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.