Pagina principal > Juegos > GENSHIN IMPACT: Breath of the waifu

GENSHIN IMPACT: Breath of the waifu

Los desarrollos made in china en la industria de los videojuegos, salvo honrosas excepciones, son en su mayoría MMOO y juegos para móviles y, si algo suelen tener en común, son las toneladas y toneladas de farmeo que estos exigen y un sistema de monetización bastante agresivo. Por eso, cuando miHoYo lanzó este Genshin Impact, un RPG con toques multijugador (no un MMO), muy pocos apostaban por él pese a su estupendo aspecto gráfico y lo prometedor que resultaba a nivel jugable.

Quien tiene boca se equivoca

Y es que, pese a todas mis alarmas se encendían con Genshin Impact, al final, ya sea por su increíble similitud a Breath of the Wild, o porque soy un amante del anime, lo acabé instalando. Total, pensé, es gratis, vamos a echarle un vistazo. Y aquí estoy, muchas decenas de horas después, customizando mi equipo de waifus (y husbandos) para conseguir una explosión de daño combinando sabiamente las sinergias elementales. Sí, tengo que admitir que Genshin Impact ha sobrepasado mis mejores expectativas.

Apariencia de Zelda, corazón original.

Lo primero que salta a la vista con Genshin Impact es, como ya he dicho antes, lo parecido que es en estética y mecánicas básicas, a Zelda: Breath of the Wild. Tanto su mundo abierto, como sus campamentos de enemigos con cofres que sólo se abren una vez destruidos estos, como las pruebas de los Kolog, que en Genshin Impact se suceden con unos espíritus que debemos llevar hasta sus altares, la escalada, algunas animaciones, tempos, enemigos… Todo en un principio recuerda (por no decir plagia) poderosamente al juego de Nintendo.

Sin embargo, es cuando profundizamos en las mecánicas cuando nos damos cuenta de que Genshin Impact, además de copiar gran parte de lo que hizo grande a BotW, también sabe aportar un enorme puñado de cosas frescas a la fórmula, destacando por encima de todo su trabajadísimo sistema de combate, basado en intercambiar personajes instantáneamente entre un equipo de 4 pudiendo encadenar reacciones elementales como, por ejemplo, congelar con un personaje a un rival que hemos mojado previamente con otro, pues el elemento frío y el elemento agua dan como sinergia el hielo, con el que además generaremos capas de hielo con las que poder caminar sobre el agua y llevar a cabo un par de truquitos más. Estas sinergias se dan entre todos los elementos, dándonos un amplio margen para experimentar con los tipos de daño, combos, y “builds” de personajes.
A todo esto debemos sumar que cada personaje consta de sus propias ranuras de equipamiento, arma, talentos y evoluciones, por lo que no es difícil imaginarse el increíble margen de personalización al que se puede llegar combinando los “perks” de armas y accesorios con las capacidades de cada personaje. Una locura.

Genshin Impact brilla especialmente en todo lo que tiene que ver con los combates (apartado en el que BotW no era especialmente brillante). La cantidad de personajes a elegir (más de 20 y subiendo) cada uno con su elemento, su set de ataques, fortalezas y debilidades dan muchísima profundidad a unos combates que ya de por sí resultan interesantes y divertidos, con enemigos básicos y también otros que nos fuerzan a retorcer las mecánicas para poder hacerles frente adecuadamente en un combate frenético y basado más en el hack and slash que en el combate quizá más pausado de BotW.

El escenario a explorar también es inmenso, aunque algo monótono en su orografía, siendo las dos áreas disponibles (con los meses se añadirán muchas más) demasiado parecidas; eso sí, encontraremos muchísimas misiones, además de las clásicas actividades secundarias como cocina, crafteo de armas, accesorios y refinamiento de estos.

Puedes acabar Genshin Impact de principio a fin sin pagar nada, aunque…

El sistema de monetización se basa en las máquinas de Gashapón japonesas, esas de bolitas en las que metemos una moneda y nos sale un juguete al azar dentro de una colección. Este estilo es muy popular en determinados juegos de móvil, sobre todo en oriente, y suele ser tremendamente intrusivo y bloqueante a la hora de seguir avanzando. Genshin Impact lo utiliza para que puedas seguir desbloqueando personajes, y eso puede llegar a resultar frustrante a largo plazo.

Al principio todo son monedas y misiones con grandes recompensas con las que ir haciendo tiradas bastante a menudo en la máquina para probar suerte, un viejo truco para enganchar a los jugadores recién llegados. Sin embargo, conforme vamos avanzando, las recompensas y premios se van normalizando y las veces que podemos jugar a este Gashapón cada vez son menos. Esto, sumado a los porcentajes bajísimos que tienen los personajes de aparecer, complica mucho las cosas. Así que al final si quieres tener un gran equipo rápidamente y surtido de personajes, no te queda más remedio que pasar por caja y comprar con dinero real moneda de juego para poder seguir jugando al Gashapón.

Repito que es algo completamente opcional, y que con algo más de esfuerzo puedes tener un equipo surtido y acabar todo lo que Genshin Impact ofrece a día de hoy sin pagar absolutamente nada, pero la polémica ya está servida, ya que de momento el multijugador se limita a un número de actividades muy pequeño, pero no quiero ni pensar en qué pasará cuando aparezcan actividades competitivas o raids, en las que determinadas “builds” de personajes marquen la diferencia. Creo que ese momento, que llegará, determinará en gran parte el futuro de Genshin Impact.

Técnicamente precioso, lo juegues donde lo juegues.

Una de las cosas maravillosas de Genshin Impact es que ha abrazado el enorme crisol de plataformas de juego que existen actualmente, apareciendo en PC, consolas (próximamente Switch) y teléfonos, pudiendo disfrutar del juego en la plataforma que dispongamos, y ciertamente en todas ellas se ve de escándalo, salvo por algunos problemas de framerate que seguramente solucionen a corto plazo.

El diseño artístico está completamente basado en el anime actual, viniéndonos a la cabeza series como Sword Art Online, o RE: Zero, pero también Xenoblade Chronicles 2 y por supuesto Zelda Breath of the Wild. Algo que le da un aspecto bastante de anime genérico, pero muy bien llevado a cabo, en parte gracias a unos diseños de personajes originales, atractivos y variados en cuanto a estética, pero en los que se echa mucho (muchísimo) en falta la presencia de hombres y mujeres adultos entre un plantel poblado únicamente por personajes muy jóvenes, mayoritariamente femeninos y que buscan descaradamente la popularidad entre unos segmentos muy concretos de su público; disponeos a ver en los próximos salones de manga y videojuegos montones de cosplays de Genshin Impact.

En resumidas cuentas, Genshin Impact es un gran juego por el que podemos pasar sin gastar nada y que nos brindará un enorme puñado de horas de calidad. Su ambicioso calendario de actualizaciones nos promete muchísimo más contenido de cara a futuro y las perspectivas no podrían ser mejores. Sin embargo, todo depende de si con el tiempo su sistema de monetización se impone para poder completar el contenido end-game o si mantendrán una política más amigable con el jugador. De momento, y basándonos en lo que tenemos, supone una visita casi obligada para todos los amantes de las aventuras y los mundos abiertos, ¡Pillad que es gratis!

Genshin Impact

8.5

NOTA

8.5/10

Destaca en:

  • La profundidad en la customización de personajes y equipo.
  • Artísticamente es precioso.
  • La cantidad de plataformas en las que podemos jugarlo.
  • Un calendario de actualizaciones muy ambicioso.

Podría mejorar:

  • La descarada copia de Zelda: Breath of the Wild en algunos aspectos.
  • Las probabilidades de sacar un personaje en los gashapon son absurdamente bajas.
  • La monetización a largo plazo puede ser un problema.

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

ONWARD: ¿intercambio equivalente?

Dos hermanos, apenas iniciados en el mundo de la magia utilizan un hechizo para resucitar a su padre muerto, pero algo sale mal y deben emprender un viaje en búsqueda de una piedra legendaria para solucionarlo. No amigos, aunque todos estéis pensando en Fullmetal Alchemist, el aclamado manga y anime japonés, esto es Onward, la nueva película de Pixar.

WELCOME TO THE BALLROOM: en busca de nuestro diamante en bruto interior.

Welcome to the Ballroom es un entretenido spokon sobre bailes de competición que, sin inventar la rueda ni salirse de los valores clásicos japoneses del esfuerzo, la fuerza de voluntad y el compromiso, aboga por un tipo de trabajo en solitario bastante sorprendente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.