Pagina principal > Series > LOKI: todos los Loki son juguetes rotos.

LOKI: todos los Loki son juguetes rotos.

Creo que, ya antes del estreno de Loki (2021), la nueva serie de Marvel, todos teníamos claro que no iba a ser una simple historia de aventuras con magia de por medio. El personaje de Loki, carismático y traicionero, se fue ganando las simpatías de todos los espectadores a lo largo de las muchas películas del UCM, siendo probablemente su personaje más gris. Y de los personajes grises y complejos se pueden sacar obras estupendas, así que, para bien o para mal, nuestras expectativas eran altas. El resultado es una compleja y estupenda serie que, por una vez (o dos, recordemos la reciente WandaVision) no es una historia de origen de personaje.

Nos situamos en el año 2012, fecha en que Iron Man y el Capi viajan para conseguir los teseractos (recordar Vengadores: Endgame), Loki roba el teseracto y huye, creando una nueva línea temporal. Allí es detenido por la AVT (Autoridad de Variación Temporal) un organismo bajo las órdenes de los Guardianes del Tiempo. Allí se le da la opción de ser eliminado o de trabajar con ellos capturando a personas, llamadas variantes, que, como él, crearon líneas temporales alternativas.

Uno de los problemas que tiene el Universo Cinematográfico de Marvel es que su equipaje de productos que tienes que visionar para enterarte de lo siguiente que publican se va haciendo cada vez más grande. En el caso de Loki es incluso más evidente porque hay muchos guiños tanto a las películas anteriores como a los cómics; guiños que no puedo comentar y que, junto a todas las demás cosas que se consideran spoiler, hacen que sea más difícil el análisis de la serie. Por mi parte, antes de pasar a la crítica de Loki propiamente dicha, recomendaros que volváis a ver Thor 3 y Avengers Endgame.

El siempre problemático tema de los viajes en el tiempo.

Loki es divertida, compleja y relevante; pero también puede llegar a ser agotadora. Casi cualquier obra, sobre todo en la ficción, que tenga que mostrar su mundo de fantasía y enmarcar bien en él los acontecimientos y personajes se hará densa al principio. Suelen ser los primeros capítulos de cualquier saga de libros, pero en el caso de Loki lo son sus dos primeros episodios. Esto es así porque, a pesar de que ya vamos con la sonrisa en la cara por ver por fin como protagonista a nuestro villano favorito, no es menos cierto que la trama está muy sobada: un delincuente es reclutado para capturar a otro delincuente. Y eso aporta muy poca originalidad a unos capítulos que, ya de por sí, resultan más pesados por la presentación del world building.

Por si fuera poco, todo esto se ve acrecentado con la sensación de que Loki no es más que una serie realizada para presentar los viajes en el tiempo (los complicados, toca-huevos, peliagudos y amenazantes viajes en el tiempo), la TVA y entroncarla con la fase 4 del UCM. Y a mí, no sé a vosotros, creo que se le debe a Loki una serie suya por derecho propio (venga, que su hermanito tuvo tres pelis) y que no sea un pastiche de géneros en el que introducir con calzador tanto referencias frikis como información que será usada en el futuro para más películas y series de Marvel (gracias, Disney).

El Loki más sincero.

El caso es que, si obviamos todos estos detalles que nos hacen sentir que es una serie de relleno, Loki es una serie fantástica que trata sobre todas aquellas personas que, sin ser unas marginadas, siempre han vivido de alguna manera en la sombra. Son luchadores, son perdedores, también supervivientes, y han adoptado un rol acorde con ello para defenderse de un mundo que ni les acepta ni les valora.

Ello nos lleva a la inevitable pregunta de, ¿Loki es así por las circunstancias o estas moldearon a Loki hasta ser lo que es? Aquel “soy rebelde porque el mundo me hizo así, porque nadie me ha tratado con amor” resuena en mis oídos, haciéndome reflexionar (porque eso sí lo hace muy bien la serie de Loki, hacernos reflexionar) sobre el determinismo, el destino, el libre albedrío y luego, meando un poco fuera del tiesto, sobre la importancia de nuestras acciones.

Loki-serie-Generacion-Friki-Texto-1
Se avecina bromance.

Loki tiene que verbalizar sus emociones capítulo tras capítulo y, en un tiempo récord innecesario (aquí es cuando afirmo que a esta primera temporada le faltan un par de capítulos), hacernos partícipes a los espectadores de por qué hace lo que hace, cómo evolucionan sus sentimientos y, en un suspiro temporal comparado con la milenaria vida del dios, cómo cambia de antihéroe a galán salva mundos. Y esto me fastidia por partida doble al anular ese componente gris que tenía su personaje, unido al hecho de que no deja que el espectador realice su ejercicio de empatía para descifrar qué es lo que motiva al personaje. Dicho de otra forma, Marvel fastidia el guion y la excelente interpretación de Tom Hiddleston masticando las explicaciones para que las digiramos fácilmente.

Tampoco es de gran ayuda los personajes cuasi planos que nos presenta la serie. Ravonna (Gugu Mbatha-Raw) es la supervisora cliché con cuatro secretos a esconder, Sylvie (Sophia Di Martino) tiene motivaciones básicas que la hacen ser la típica cabezota y hasta el entrañable Mobius (Owen Wilson) tiene una evolución de personaje manida y predecible.

Por supuesto, la evolución de Loki va a ser puesta en duda por todos pues siempre pensaremos en que su narcisismo y sus mentiras le impedirán ser algo más allá de lo que es o de lo que podría ser. Esto no sólo se observa en el Loki protagonista; la serie, desde su primer capítulo, nos dice que hay muchos más Lokis pululando por ahí y estos muestran rasgos comunes al Loki que conocemos, pero también otras habilidades o características de su propia cosecha. Esto, que ahora parece muy confuso, me genera la pregunta de ¿es capaz Loki de cambiar o sólo se ha adapta a las circunstancias?  Y si es así, ¿qué es lo que le hace cambiar?

Loki-serie-Generacion-Friki-Texto-2
Un Loki diferente del que conocemos.

Y va mejorando la serie.

Saliendo el terreno psicológico y entrando en lo técnico, nada malo se puede decir de Loki. Es una serie perfecta a todos los niveles; efectos especiales, banda sonora, fotografía, un diseño retro futurista que le va como anillo al dedo y con un tempo que te hace sentir que, más que una serie, estás visionando una película larga.

Y como los capítulos van mejorando según avanza la temporada, al final, con todo lo que tiene, te deja con buen sabor de boca, riendo con los chistes malos propios de Marvel y deseando ver ya esa segunda temporada confirmada. Hacía ya tiempo que un nuevo lanzamiento de la factoría me dejaba con ganas de ver más del UCM y eso sólo puede significar que han hecho un buen trabajo.

Loki

7.5

NOTA GLOBAL

7.5/10

Destaca en:

  • Con el tiempo será considerada seguramente de las mejores series de Marvel.
  • El personaje de Loki engancha.
  • La historia está bien hilada.
  • Si te gusta Marvel, tienes lo que has venido a buscar.

Podría mejorar:

  • Personajes secundarios planos.
  • Algo densa en los primeros capítulos.
  • Te obliga, como siempre, a conocer todo el Universo Cinematográfico de Marvel.
  • Necesita uno o dos capítulos más para hacerlo bien.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

KINGDOM HEARTS: ¿cuál es la naturaleza del Mal?

Analizamos Kingdom Hearts, uno de los juegos de rol más famosos del mundo, con respecto a la naturaleza del Mal.

HOUSE OF CARDS: el matrimonio que lucha unido, permanece unido.

Fran y Claire son un matrimonio que no parece que tenga ni barreras, ni límites, ni conciencia. Pero si obviamos eso, ¿qué tal si analizamos lo unidos que están y lo mucho que se apoyan? Hablemos del matrimonio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.