Pagina principal > Juegos > LISA: las ganas de que te estalle la cabeza.

LISA: las ganas de que te estalle la cabeza.

No sé si debe ser la cuarentena, que saca el masoquismo que algunos llevamos dentro, pero me pareció un ¿buen momento? Para intentar volver a jugar a Lisa, el probablemente videojuego más desquiciante al que me haya enfrentado. Cuando te juntas con amantes de lo indie es inevitable que títulos como este salgan a relucir. Austin Jorgensen es el creador total de Lisa: The Painful RPG (2015), rol post-apocalíptico donde el gore, el surrealismo y el humor absurdo se dan cita y a veces todo a la vez. No sabes si de esa pasta que estás amasando podrá llegar a salir una rica tarta o si lo mejor que vas a conseguir es…pues eso, masa pringosa.

Total, que manejamos a Brad Armstrong, el prototipo de tío más feo que han podido diseñar, probablemente adrede, al que le han dado un pasado traumático y que, en este mundo actual en el que no hay mujeres (sí, encontradle sus similitudes con Hijos de los Hombres, obvio), él es el padre adoptivo de Buddy, una niña que ahora se encuentra desaparecida y que Brad busca sin cesar porque…pues es una niña en un mundo de hombres.

Lisa es difícil per sé. A ver, es para PC y es en 2D, eso debería simplificar un poco las cosas, pero su dificultad viene dada, por un lado, porque nunca sabes qué va a pasar, y por otro, porque muchas veces no tienes claro qué tienes que hacer.

Lisa-Generacion-Friki-Texto-1
Como la vida misma.

Lo que pronto te queda claro es que el mundo está desquiciado. No en vano hemos imaginado, leído y visto suficiente material como para pensar cómo sería un mundo devastado, donde la gente se ha vuelto loca y donde encima no hay féminas. ¿Horrible? Pues, además, la gente está enganchadísima a una droga llamada Joy, como la madrileña discoteca, cuyos efectos, aparte de hacerte sonreír constantemente (y matarte) tienen efectos perniciosos que afectan más allá del simple hecho narrativo. Interesante mencionar que Brad también la tomaba y deja de hacerlo porque le provocaba no acordarse de su pasado.

Difícil de asimilar

Con sus escenas surrealistas y sus momentos traumáticos, Lisa se hace un juego difícil de asimilar. Hace mucho uso del humor negro (una de las cosas que me decidieron a jugarlo), pero no estaba preparada para todos esos momentos en los que Lisa te pone a prueba a ti, jugador, para tomar decisiones que probablemente sacarán lo peor de ti (aquellos que lo hayan jugado recordarán la escena del brazo, por ejemplo) o las dudas morales derivadas de ello, al no poder decidir quién vive y quién muere de tus compañeros.

#Lisa es un juego de rol tan cruel y realista que no te ofrece premios por tus sacrificios. Clic para tuitear

Así pues, os adelanto que este videojuego es inmisericorde y que hay que tener ciertas tragaderas porque, mientras tomas esas decisiones de vida y muerte, el juego pone a prueba tu paciencia. No sólo por el tema de grindear o farmear, que hay que hacerlo mucho y a mí no me gusta especialmente. No, es…Nuevamente, aquellos que habéis jugado ya, pensar en cuando intentasteis hacer subir a Brad por la cuerda infinita a lo Goku ascendiendo por la Torre de Karin…sólo que sin gato, ni judía, ni agua mágica…seguro que entendisteis (o llegaréis a entender) la frustración que te invade jugando a determinadas pantallas de Lisa.

Sentirás miedo, frustración y revisarás tu concepto de sacrificio.

Esta frustración me llevó muchas veces a intentar sacar enseñanzas de cada pantalla. Algunas muy simplonas como que por mucho que asciendas por la cuerda, cual metáfora de la vida, sólo puedes subir, subir y subir…y la vida te va a joder igual. No obstante, ya os adelanto que la clave de este juego es no pensar demasiado en si aquello que hacemos es trascendente o no. A veces he llegado a combates que me han parecido innecesarios y he sostenido conversaciones con lo que han acabado siendo PNJ (con todo lo raro que eso me supone en un juego de estas dimensiones) y otras daría lo que fuera por poder volver a encontrar a ese que me podía conducir hasta el Jefe de la Guerra Rando (el malo maloso del juego), cuando en realidad muchas de las veces el protagonista se dedica a pasear…mostrándonos su decadente universo.

Lisa-Generacion-Friki-Texto-4
Presidentes del Club Masculino del Pelo.

Y siguiendo con los mencionados combates, y contra todo pronóstico, Brad sabe karate “al estilo familia Armstrong”, lo que inclina la balanza de los combates hacia un estilo muy particular que mezcla la hostia Bud Spencer con alguna cosa parecida a una llave de artes marciales.

Tanto Brad como los diferentes compañeros que le ayudan en su aventura pueden usar ataques combinados de lo más variopintos. Lo más curioso es que las decisiones que toma durante el juego influyen en los modos de lucha posteriores tanto para él como para el resto, variando totalmente la mecánica central del juego.

Psicodelia visual y sonora

La banda sonora es de volarte la cabeza. Poco hay más que decir aparte de que no es lo que te esperas de un juego de rol en 2D y que acompaña totalmente a ese cabizbajo hombre de mediana edad llamado Brad que sólo busca redimirse.

Visualmente es sencillo, pero te transmite lo que necesitas con su montaje simplón y su narrativa no siempre fácil. Sobre todo, al principio, en los que la historia puede resultarte complicada de entender y sin embargo es de vital importancia.

Ello no quita como para que existan muchas escenas psicodélicas que tuve que rehacer varias veces tanto para asumirlas como para pasarme la pantalla. Combates como el de los Presidentes del Club del Pelo, haciendo honor a aquello de “te voy a dar pal’ pelo”, posiblemente pasen a mi muestrario personal de combates más surrealistas, mientras que la escena del operario bulldozer o de los niños y la gasolina, con sus diálogos aparentemente intrascendentes, simplemente te dejan destrozado. Es más, llegué a pensar que la pose mega molona con los Power Rangers raros era la manera que tenía el juego de premiar mi paciencia y mi constancia para no caer en la locura porque, por si no os lo he dicho ya suficientes veces, Lisa hace que a veces te estalle la cabeza.

Finalmente, Lisa es un juego en el que vale la pena detenerse. Su precio antes de jugarlo te parecerá algo subido (creo que unos 10€), pero cuando te lo termines, si lo consigues, seguro que habrás llegado a muchas conclusiones sobre la vida que, sí, igual no te sirven para nada, pero por lo menos habrán sido conclusiones a las que habrás llegado por ti mismo. Lisa no es fácil, no es rápido y no te pone nada en bandeja.

Lisa

7.4

NOTA

7.4/10

Destaca en:

  • Banda sonora brutal.
  • Historia interesante.
  • Jugabilidad

Podría mejorar:

  • A veces te darán ganas de suicidarte.
  • Ese momento en el que pensé que tendría que tirarme a un ciervo llamado Spaguetti.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

JOHN WICK 3 PARABELLUM: Si quieres la paz, prepárate para la guerra.

John Wick 3 Parabellum nos da exactamente lo que promete y, por extraño que pueda parecer, ese algo es muy bueno; cine palomitero, sí, pero con coreografías frescas, nuevas y con un guion que, no por simplón, se hace poco consistente.

LOS MEJORES MEMES SOBRE EL CORONAVIRUS (parte 4): esto lo superamos con humor (LXXIII)

Una semana más, queremos mantener la moral alta a base de los mejores memes sobre el Coronavirus. La cuarentena siempre se lleva mejor con humor, ¿verdad que sí? Así que #YoEstoLoSuperConHumor mientras mantenemos el #YoMeQuedoEnCasa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.