Pagina principal > Series > LAS ESCALOFRIANTES AVENTURAS DE SABRINA (T2 Y T3): ¿vale la pena seguir viéndola después de la temporada 1?

LAS ESCALOFRIANTES AVENTURAS DE SABRINA (T2 Y T3): ¿vale la pena seguir viéndola después de la temporada 1?

No es la primera ni será la última vez que nos tenemos que plantear la pregunta que expongo en el subtítulo. Cientos de veces he oído la frase de que conque te veas la primera temporada de Héroes estás servido y anda que no hemos alabado temporadas concretas de sitcoms como Friends a lo largo de los años. Si la serie no es ninguna maravilla, como es el caso de Las escalofriantes aventuras de Sabrina, la duda es incluso más razonable.

Una temporada 2 dedicada a las mujeres

La temporada 2 de esta “adaptación” de los cómics de Archie (de los que ya hablamos en el análisis de la primera temporada), nos deja claro desde el minuto uno que será una temporada dedicada a las mujeres, y no desde el punto de vista lógico de que la mayoría de los personajes son mujeres, sino haciendo uso de una especie de feminismo mal entendido que, integrado en una serie sobre brujas, queda bastante forzado.

Así pues, lo que habría podido ser una oda a la fuerza, independencia e inteligencia de las mujeres, en tanto reconocer su valor como seres humanos (o brujas, ya me entendéis) y su correcto lugar en la sociedad, se siente menguado porque las hacen usar magia, trampas y triquiñuelas, dejando entrever que no son mujeres válidas por sí mismas, sino que necesitan usar trucos continuamente.

Esta sensación de injusticia se acrecienta cuando te das cuenta de que a personajes masculinos justos y buenos como Ambrose (Chance Perdomo), Harvey Kinkle (Ross Lynch) o Nicholas Scratch (Gavin Leatherwood) les tachan de retrógrados y personajes masculinos neutros que sólo hacen avanzar la trama sean tratados directamente de machistas por seguir las normas. Obviamente, si sólo te centras en la nueva y retrógrada doctrina que el Padre Blackwood (Richard Coyle) quiere implantar para la Iglesia de la Noche, sin duda te llevas una impresión de los hombres horrible.

Personalmente, como mujer, no me he sentido identificada y ni me hubiera gustado que hubieran rebajado mi valor de esa manera. Posiblemente este, y no otros aspectos de la segunda temporada (temas, ejecución, actuaciones…) ha sido lo que ha inclinado la balanza negativamente hacia esta segunda temporada.

Las-escalofriantes-aventuras-de-Sabrina-T2-T3-Generacion-Friki-Texto-1
Esta imagen puede ser más perturbadora que cualquier hechizo satánico.

Otra de las razones ha sido el cambio de carácter de Sabrina (Kiernan Shipka) de chica dulce a adolescente malota y cargante. Podría justificarse como la lógica permuta que se produce cuando estás en la edad del pavo y lo adecuado que es mostrar, en detalles como este, que siguen siendo las aventuras de una bruja adolescente, pero nuevamente ni guion ni diálogos consiguen estar a la altura, haciendo que, hasta las esperables charlas sobre sexo, la primera vez, los desengaños amorosos y demás, se sientan vacuas y den algo de vergüenza ajena.

La tercera temporada, llena de deus ex machina

En relación a la tercera temporada, y manteniendo la idea habitual de no hacer spoilers, se siente al principio peor que la segunda, pero a medida que avanza va mejorando, para terminar de forma catastrófica. Sin embargo, si en la segunda temporada el tema del sexismo es el predominante, en la tercera temporada de Las escalofriantes aventuras de Sabrina son los deus ex machina. Y qué poco me gustan…

Tiene que haber una diferencia entre usar la magia para resolver los problemas y acudir a los deus ex machina para solucionar todas las situaciones. Por lo visto Las escalofriantes aventuras de Sabrina, sobre todo en su temporada 3, ha decidido no hacer distinciones y buscar un bolso de Mary Poppins de donde sacar al tuntún diferentes opciones. Siempre hay un conjuro del que de repente me he acordado, o un personaje que oh, sorpresa, estaba en el lugar adecuado, o una fuerza misteriosa que sin saber cómo me hace más fuerte…

Quizás, la única cosa metida con calzador que se salva de la quema es posiblemente la que más vergüenza ajena me da, que es el uso de las animadoras, no sólo como elemento a salvar la situación, sino como ejemplo de la vida adolescente humana de Sabrina.

Las-escalofriantes-aventuras-de-Sabrina-T2-T3-Generacion-Friki-Texto-2
Vergüenza ajena da este arco argumental.

En general, es posible que, al esperar más de cada nueva temporada de Las escalofriantes aventuras de Sabrina, estas temporadas me hayan sabido a poco. La estética camp que tanto me gustó en la primera temporada, aquí se me hacen algo kitsch. Los inocentes compañeros humanos de Sabrina ahora se me hacen idiotas; los romances, puros y que te arrancaban una sonrisa, ahora son falsos y forzados, y los retos a superar (el Infierno, las 3 pruebas, los paganos y, sobre todo, esos viajes en el tiempo – por-favor-no-me-juguéis-con-los-viajes-en-el-tiempo-que-la-liamos) que antes aceptabas por el contexto o son de chiste o se resuelven con un deus ex machina.

Mucha cera le estoy dando, y sin embargo estoy segura de que disfrutaréis, si poseéis suficiente inocencia para ello, de estas dos temporadas. La fotografía, el maquillaje, la fantasía…siguen siendo muy atractivos y, aunque no creo que pueda recomendarla para todos los públicos por su estética cruda, como entretenimiento distendido sigue funcionando.

Las escalofriantes aventuras de Sabrina

5.2

NOTA GLOBAL

5.2/10

Destaca en:

  • Es entretenida y no paran de pasar cosas.
  • La ambientación, fotografía y maquillaje se mantienen.
  • Las hermanas Spellman.

Podría mejorar:

  • Las actuaciones no son nada del otro mundo, a veces incluso sobreactuadas.
  • La forma de solucionar todos los problemas, abusando del deus ex machina.
  • Hacer una serie con temática oscura e infantilizarla no funciona.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

BEASTARS: cómo no sucumbir a los placeres de la carne.

Beastars es, con su propuesta de relación amorosa, un canto a la igualdad y al respeto entre razas, pero también un lanzamiento de guante con una pregunta, ¿puede la sociedad corregir nuestro comportamiento egoísta a través de la convivencia, tal y como postulaba Thomas Hobbes?

ANNA KARENINA: una adaptación al manga que pierde la esencia de la novela.

Me ha salido un análisis muy seriote, pero es que Anna Karenina, aun en su versión manga, es un drama con letras mayúsculas. Una novela fantástica, pero sin duda algo durilla de leer.

2 Comentarios

  1. Saludos,

    A mi personalmente, la temporada 1 me sorprendió. No esperaba gran cosa y resultó ser muy entretenida. Cuando sacaron la temporada 2 me dispuse a verla con muchas ganas… pero tras los primeros episodios notaba que algo rechinaba. Personalidades de personajes que dan un giro de 360 º y meter con calzador, y sin tapujos, esa ideología profeminista – marxista… hace que el contenido se vuelva tedioso y cansino. Ya nos abordan suficiente con estas ideas en los medios… aunque el cine actual ya va cogiendo ese camino ,con mas batacazos que éxitos, como para tener que verlo en una sencilla y simple serie sobre magia y relaciones personales . En fin que terminé la 2ª temporada por curiosidad y por lo que describes del 3ª … da hasta pereza verla con tanto deux ex , síntoma de mal guionista, y personajes que se han vuelto clichés del movimiento ideológico de turno.

    P.D: Hace poco que descubrí vuestra web y me encanta. Seguir así…

    • Hay gente que no ha sabido explicar qué es lo que le pasaba a la serie. No estaba gustando…pero parecía más de lo mismo que habían visto en la 1ª temporada. Creo que explicas muy bien que es que han dado un giro de 360º a los personajes…y ha estropeado la serie. Me alegra que coincidas conmigo en ese extraño rumbo que ha tomado la segunda al respecto de la ideología. Parece que ahora, si no vuelves todo inclusista (forzosamente inclusista, reconozcámoslo) parece que no es adecuado. Creo que tenemos que encontrar el equilibrio en tantos sentidos…
      P.D. Muchas gracias por seguirnos y por comentar aquí en la web. ¡Esperamos que te quedes y sigas opinando! Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.