Pagina principal > Cine > ORGULLO, PREJUICIO Y MUÉRDAGO: no es como si Jane Austen se aliara con la Navidad.

ORGULLO, PREJUICIO Y MUÉRDAGO: no es como si Jane Austen se aliara con la Navidad.

Ya lo sabéis, me gusta por la época navideña buscar la película más ñoña que pueda encontrar y analizarla para la web. Con Orgullo, Prejuicio y Muérdago (Pride, Prejudice and Mistletoe, 2018) pretendo desbancar a La princesa de Castlebury Hall que lleva siendo vuestra favorita desde hace años (aunque algo me dice que la presencia de Sam Heughan tiene algo que ver) básicamente porque soy una mega fan de Jane Austen, pero, como analizaré a continuación, creo que veréis que hay motivos para que nos olvidemos por un rato de los clásicos navideños en pos de la película de sobremesa navideña perfecta, ¿será Orgullo, Prejuicio y Muérdago?

El atractivo del film, obviamente, está en adaptar la inmortal historia de Elizabeth Bennet y Darcy Fitzwilliam a un ambiente navideño y no uno cualquiera, sino al actual Nueva York del s.XXI. Lamentablemente, a menos que intentéis encontrarle las similitudes buscando con lupa, lo único que queda de aquella joya literaria es precisamente los dos adjetivos con los que calificar a los protagonistas: Darcy Fitzwilliam (Lacey Chabert) es una orgullosa ejecutiva y Luke Bennet (Brendan Penny) es un prejuicioso chef en una típica y tópica historia. Darcy saca hueco en su apretada agenda neoyorkina para volver a su pequeño pueblo por Navidad a ayudar a su madre con la subasta benéfica anual donde se reencuentra con su adversario intelectual del instituto, Luke, quien se encargará del catering del evento.

Orgullo-Prejuicio-Muerdago-Generacion-Friki-Texto-2
¿Dónde están esos pueblos idílicos? Y en primer plano la parejita.

El director Don McBrearty mantiene el estilo directivo, ritmo, anclajes fotográficos, ambiente navideño e insulsas actuaciones de todos sus predecesores para ofrecernos una película agradablemente familiar, sin grandes embrollos y en los que podremos hacer la digestión sin la duda de si habrá sobresaltos que nos la compliquen. Ella tiene un pelo perfecto, él la dentadura con la que todos sueñan, el romance se gesta desde que vemos esa gigantesca mansión que habrán empezado a decorar en septiembre para que esté lista para la Navidad.

El tema del muérdago, del que ya no te acuerdas a poco de empezar la película, vuelve en un par de ocasiones para sorprendernos agradablemente y recordarnos, de paso, que el título de la película no está ahí solo para aludir a la Navidad, sino para crear algo más de complicidad entre los protagonistas y así justificar un poco más este romance exprés cocido en apenas tres días.

Con respecto a los personajes

Y de Jane Austen y su Orgullo y Prejuicio esta película cambia (entre otras muchas cosas), como ya os habréis dado cuenta, el sexo en los personajes. Para mantener el protagonismo en la mujer, Darcy es una chica y Luke (Elizabeth < Lizzie < Luke, pues vale) es un chico. También existe un ex novio perfecto (interpretado sosamente por Morgan David Jones) que intentará volver con ella y Caylee, un mejor cliente con el desafortunado nombre de Mark Spencer (Paulino Nunes), una mejor amiga (Anna Hardwick) cuya personalidad es totalmente diferente a la del libro, igual que los padres de Darcy (Art Hindle y Sherry Miller) que están ahí para convencerte de que tus padres son raros y lo normal es que los progenitores posean todas las virtudes humanas y sobrehumanas.

Orgullo-Prejuicio-Muerdago-Generacion-Friki-Texto-1
Una peli de sobremesa no es tal si no hay una escena de la familia viendo los villancicos.

Conclusiones

No soy ninguna especialista en películas navideñas de sobremesa. Yo he sido siempre más de Pesadilla antes de Navidad, Jungla de Cristal o Gremlins y si tuviera que revisionar algo este año sería la oscarizada Klaus o la inmortal El día de la Bestia, pero ello no quita como para que, por una vez, encuentre que han querido hacer algo diferente con el romance navideño de turno. Orgullo, Prejuicio y Muérdago ha querido hacer un homenaje a un clásico de la literatura universal y tratar temas que, de otra forma, igual no nos habrían llegado porque, reconozcámoslo, estas comedias románticas no ofrecen verdaderos problemas y los que hay se resuelven de maneras obvias. No digo que en la película que hoy nos atañe sean más ingeniosos con la resolución de conflictos, pero seguro que no soy la única que intenta buscar la huella de Jane Austen en diálogos y escenas. Otra cosa es que los haya. El caso es que, para bien o para mal (de nuestras neuronas) visionar estas películas como palomitas hace que te impregnes irremediablemente de espíritu navideño. Y, si no, uniros conmigo al lado oscuro, al que le encanta meterse con la sobredosis azucarada que ofrecen estos films.

Orgullo, Prejuicio y Muérdago

6.5

NOTA

6.5/10

Destaca en:

  • Es decente como película de sobremesa navideña….

Podría mejorar:

  • …pero no aporta nada como película en general.
  • Las actuaciones son insulsas y poco creíbles.
  • Falta suspense y drama, conflicto y catarsis.
  • No busquéis a Jane Austen en esta película.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

GREMLINS: Recuerda, hay tres reglas que no debes romper

Gremlins se perfila como un clásico incombustible de visionado obligatorio aún más divertido ahora que en el momento de su estreno y cuya naturaleza navideña invita a re-visionarla cada año con motivo de estas consumistas fiestas para recordarnos que los regalos no lo son todo y que, pase lo que pase, no debemos dar de comer a un mogwai después de media noche.

LA PRINCESA DE CASTLEBURY HALL: qué fácil es ser feliz siendo rico

La Princesa de Castlebury Hall es la típica película navideña que, sin aportar nada, entretiene a todos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.