Pagina principal > Cine > MARÍA, REINA DE ESCOCIA: hagamos algo políticamente correcto.

MARÍA, REINA DE ESCOCIA: hagamos algo políticamente correcto.

Tenía muchas esperanzas puestas en María, reina de Escocia simple y llanamente por las dos protagonistas que brillaban en el cartel de presentación de la película. Una floreciente Saoirse Ronan que nos deslumbró con peliculones como El Gran Hotel Budapest, Brooklyn o Lady Bird, y una controvertida Margot Robbie, que interviene en lo mejor (El lobo de Wall Strett, Yo, Tonya…) y lo peor (Escuadrón Suicida) del cine.

No era una esperanza vana. Muchísimas películas poco interesantes nos han embelesado por la actuación de su protagonista; ese del que solemos decir que se come la pantalla y que su sola presencia hace que olvidemos que la película realmente es mediocre. Obviamente menciono esto porque éste no es el caso. María, reina de Escocia no consigue dar el do de pecho con sus actrices y hace que terminemos fijándonos en que la película, pese a que no hace aguas, tampoco consigue convencer del todo.Maria-Reina-de-Escocia-Generacion-Friki-Texto-1

El argumento del film tiene su resumen en el primer párrafo de la Wikipedia sobre la vida de María I de Escocia (sí, si no sabes que está basada en un libro de John Guy, ni te lo planteas). No se puede negar que como sinopsis funcionaría perfectamente y, en caso de que la película hubiera resultado confusa, nos ayudaría a seguir la trama con facilidad. Sin embargo, María, reina de Escocia es una película fácil en todos los sentidos: no requiere un esfuerzo por nuestra parte ni de comprensión de la situación, ni de integración con el contexto histórico y ni siquiera nos exige empatía con los personajes. Es una vuelta a esas historias biográficas en las que la narración lineal ilustra y enseña, pero no aporta. Y eso, a estas alturas, y con semejante reparto, se hace difícil de aceptar con resignación.

El argumento pues es sencillo: María Estuardo enviuda de Francisco, rey de Francia y decide volver a su tierra natal, Escocia, con idea de que Isabel I de Inglaterra la nombre su heredera. La cosa por allí está complicada porque protestantes y católicos se tiran los trastos a la cabeza y una reina medio francesa y católica no es muy bien recibida en Escocia; menos aún gobernar ambos reinos. El guion parece que va a plantear intrigas políticas de gran calibre, pero se centra mucho en los conflictos palaciegos, la vida cortesana, los amores de la reina y su obsesión por engendrar un hijo.Maria-Reina-de-Escocia-Generacion-Friki-Texto-2

No sería justo mentar este argumento sin matizar que todo lo que vemos durante la película, nos parezca más o menos frívolo, pertenece (por lo menos en teoría) no sólo a la Historia real, sino que es necesaria para entender cómo funcionaban las cosas en la Escocia e Inglaterra del s. XVI. En este sentido, se trata de una película relevante y a ello ayudan tanto su bella fotografía, como un vestuario y una ambientación que bien le merecen las nominaciones a los Oscars que lleva a sus espaldas.

Obviamente, no de estética puede (ni debe) funcionar una película, de la misma manera que no debe ser recordada en el futuro sólo por las actuaciones de las protagonistas. De hecho, ni su presencia ni la de unos adecuados personajes secundarios (Jack Lowden, Joe Alwyn, Gemma Chan, Ismael Cruz Córdova…) consigue hacerme olvidar el problema de ritmo que le veo al film, sobre todo en el primer tercio, posiblemente resultado de un montaje poco inteligente y una dirección irregular por parte de una directora, Josie Rourke, que quizás está más acostumbrada a hacer teatro y así nos lo muestra con tanto plano centrado en el diálogo y sus actores, pero que no convence a la hora de la inmersión. Por no hablar de la escena de la “batalla” o de esos actores que, por (supongo) presión social o corrección política, han cambiado sus orígenes o tendencias sexuales para hacerlos más eclécticos y, por tanto, menos realistas.Maria-Reina-de-Escocia-Generacion-Friki-Texto-3

Lo más gracioso, es que nos encontramos ante un remake de una película de 1971 dirigida por Charles Jarrott que ya era estupenda y completa y esto, aunque a día de hoy es deprimentemente habitual, en el caso de una película histórica, le resta interés ya que el argumento que cuentan, no sólo es conocido ya, sino que ya ha sido contado por el cine, amén de que los cambios de guion, lejos de aportarle frescura, desvirtúan la Historia para hacerla más digerible al público de hoy.

A todo aquel que disfrute con los dramas de época esta película le resultará interesante y cautivadora. Las intrigas de poder y el (poco sutil aquí) arte de gobernar en aquella época nos sorprenderán y nos centrarán para disfrutar una película que, por otra parte, nos deja fríos en lo demás. María, reina de Escocia no es que sea una mala película, es que no llega a las cotas de los estupendos films que se han estado haciendo últimamente, y muchos menos tiene potencial para rivalizar con su gran competidora este año, La favorita, lo que, desgraciadamente, la mete en el saco de las que acabarán olvidándose.

[amazon_link asins=’B07P3CPLZ8,B004ZKP5V0′ template=’ProductCarousel’ store=’generacionfri-21′ marketplace=’ES’ link_id=’aada91cf-635c-435a-9c56-c3fa4600f945′]

María, reina de Escocia

6.2

NOTA

6.2/10

Destaca en:

  • Buena ambientación, fotografía, vestuario y maquillaje
  • Buenas interpretaciones de las dos protagonistas

Podría mejorar:

  • Historia alterada para hacerla más digerible
  • Guion plano y poco sustancial
  • Dirección mediocre que olvida que esto no es una obra de teatro
  • Anacronismos que estropean el film
  • No aporta nada que no aportara la película original

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

ROCKETMAN: llega la hora del biopic musical sobre Elton John.

Rocketman es un biopic interesante, un musical decente y una película entretenida. Tres apelativos muy contenidos siendo así que la historia que cuentan es de excesos. Su mayor virtud es también su mayor defecto: dar lo que promete.

RESIDENT EVIL 2: X te va a dar lo tuyo.

Con Resident Evil 2 nos encontramos con un remake excelente y cuidado. Shinji Mikami y Hideki Kamiya pueden estar tranquilos: su obra ha vuelto al buen camino. No es la obra maestra que supuso en su día el original, pero se trata de un juego de una factura excelente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.