EL COSPLAY DE LA SEMANA: disfraces de la Comiket – Tokyo Agosto 2016 (parte 2)

generacion-friki-en-japon-comiket-cosplay-portadaLa semana pasada hablamos en un artículo de lo diferente que era hacer fotos a cosplayers españoles y a japoneses a raíz de nuestra experiencia durante el evento de la Comiket (¿qué es la Comiket?), en Tokyo. Publicamos también una primera muestra de cosplays siguiendo el protocolo que allí se estila y hoy mostramos la segunda muestra. Me he dado cuenta de que tengo fotos para rato, pero creo que tampoco es bueno hacer galerías interminables de los disfraces de la Comiket (aunque si hay queja con eso, sin problemas, dejarlo en los comentarios) así que aún nos queda galerías para algunas semanas más.

Al respecto de esta galería, me declaro fan absoluta de los cosplayers de Black Lagoon que, además, eran super majas. También os propongo el reto de adivinar:

¿Quién es la que parece una chica pero en realidad es un chico?

Y terminamos la muestra con aquel valiente que, cumpliendo su sueño de joven, no dudó en vestirse de “princesita” y mostrar su cara más dulce. Aunque cueste creerlo, en Japón no es tan raro encontrar travestismo en los cosplays, no es exactamente genderbender, es sólo…que no tienen vergüenza 😉

TWITTER:


FACEBOOK:

YOUTUBE:

 

 

 

 

 

generacion-friki-en-japon-comiket-cosplay-32

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y la semana que viene…¡más fotos! (y aquí los de la semana pasada)

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

MIS DÍAS EN LA LIBRERÍA MORISAKI: si no te emociona la vida, que te emocione un libro.

En un slice of life, salir de un bucle de autodestrucción no tiene por qué ser algo catártico. Mis días en la librería Morisaki habla de la soledad, el desamor y la pérdida de confianza en uno mismo… al ritmo de las librerías de Jimbocho.

EL CASTILLO DE TAKESHI: nosotros hemos cambiado, las hostias no.

Traer de nuevo El Castillo de Takeshi era una apuesta tan arriesgada como deseada. Afortunadamente, las sensaciones son, en su mayoría, positivas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Thumbnails managed by ThumbPress