FRUITS BASKET (2001): ¿cómo adaptamos a anime un manga perfecto?

El manga de Fruits Basket (1999) ha sido mi obra shojo favorita desde siempre. He leído en el pasado y supongo que leeré muchas obras del género en el futuro, pero el impacto de la obra de Natsuki Takaya, analizando tantos y tan variados perfiles de personas y con sus historias de superación por bandera consiguió impactarme de esa manera tan especial que, de alguna forma, sientes que tú mismo has cambiado por dentro.

El caso es que, en el año 2001, como ya dije en su momento, se empezó a emitir el anime que analizamos hoy. Una serie de 26 capítulos dirigida por Akitaro Daichi y animada por el Studio DEEN que sólo abarca los primeros seis tomos tankobon (concretamente, hasta la mitad del sexto tomo) y que, por tanto, no consigue mantener la esencia del manga original. ¿Fue una mala decisión?

A día de hoy poco importa, en realidad. Hace nada, en 2019, dirigido por Yoshihide Ibata, se volvió a adaptar el anime, constando de 3 temporadas y 63 capítulos en total, abarcando, esta vez sí, todo el manga original. Es algo relativamente habitual; recordad, por ejemplo, Fullmetal Alchemist o Trigun, que tiene dos versiones, una de ellas difiere del manga y otra no. O Rurouni Kenshin, que tiene una versión alternativa al manga y ahora están haciendo un anime que pretende ser fiel a este. Aquel que no guste de adaptaciones inconclusas puede hasta obviar este artículo y dirigirse directamente a Fruits Basket 2019, pero… ¿por qué entonces analizo a estas alturas Fruits Basket, edición 2001?

Fruits-Basket-anime-2001-Generacion-Friki-Texto-1

Una de las razones podría ser que me gusta la caspa, pero no es cierto. La animación del 2001 se sigue sintiendo fresca y no hay forma de que no enamore al ser un fiel reflejo de la época en la que se produjo. Es complicado no ver animación japonesa de principios del s. XXI y no identificarla (por ejemplo, Nana, Trigun, Cowboy Bebop, Rurouni Kenshin).

Más cómica, más insulsa, menos auténtica.

El caso es que esta dirección artística se toma muy en serio respetar el manga original y reproduce la historia, prácticamente sin relleno, trama tras trama, centrándose en captar la parte que tiene que ver con la esencia divertida (propia de las comedias de enredos, aunque Fruits Basket no lo es). Tooru Honda es muy patosa y siempre me pareció muy interesante la manera en que este hecho se plasmaba en la animación. Por ello, la adaptación del 2001 se siente menos trágica que la obra original, más desenfadada y con una vis cómica que no hace sino acentuarse a medida que avanza la obra.

Fruits-Basket-anime-2001-Generacion-Friki-Texto-2

Este detalle es lo que menos me cuadra con esta primera adaptación. El manga, con sus 23 tomos, tiene tiempo de sobra para ir dando gravedad a la historia; hecho que se resalta con cada nueva historia de cada miembro de la familia Soma que conocemos. Pero el anime, que se iba desarrollando paralelamente a la publicación del manga (un tema clásico en el mundo del anime, pero no por ello menos desacertado) acabó superándolo y teniendo que encontrar su propio camino.

Sigue siendo una historia de cómo conocerse y aceptarse a uno mismo.

Así, Tooru no llega a conocer a todos los personajes de la familia Soma que se encuentran bajo la maldición del zodiaco chino, el espectador que no ha leído el manga no puede hacer una comparativa y, desgraciadamente, puede acabar pensando que sólo nos encontramos ante una serie shojo con un argumento un poco pueril. A ver, ¿humanos que se convierten en animales cuando les abraza alguien del sexo opuesto? En fin. La reducción lleva al absurdo. Por eso no me gusta hablar del argumento de Fruits Basket y prefiero que cualquier interesado empiece su inmersión en este fantástico universo por el manga que, aparte de su obra original totalmente concluida, abarca ya, aparte del anime y su reboot, más historias de la mano de Natsuki Takaya: Fruits Basket Another (2015) y Fruits Basket: arco especial del Trío Mabudachi (o El Arco de Los Tres Mosqueteros, 2019).

De la misma manera que, al desconocer los traumas y verdaderas personalidades de los personajes se pierde mucho de la profundidad de la trama, al estar la historia incompleta nuestras emociones son diferentes y las acciones de Tooru menos interesantes y, por supuesto, menos valientes.

Las maldiciones reales y metafóricas.

Todo lo dicho, entiendo mucho mejor al personaje (el antagonista por excelencia) Akito Soma en esta adaptación que en el manga. Si en el manga siempre me pareció un personaje cruel y vengativo cual Dios del Antiguo Testamento, en esta obra que ahora analizamos hay una justificación lógica a su modus operandi. En el manga, el hecho de que todos amen a Tooru y odien a Akito tiene que ver con la forma en que cada uno ha sobrellevado sus problemas. Nuestra protagonista con alegría, cariño y entrega, el antagonista con odio, rencor y abuso de poder. Por mucho que el final en el anime me parezca precipitado, es más justo con el personaje de Akito, a pesar de que no se produzca una verdadera redención del mismo.

Nos guste o no, a Akito se le da un final (y los espectadores tenemos una explicación). Lo mismo pasa con Kyo, Yuki y Tooru. Si la enseñanza del manga original es que toda persona merece ser amada y el argumento gira en torno a cómo la persona más insignificante puede cambiar el curso de la Historia; esta adaptación animada nos enseña que la vida seguirá teniendo problemas (seguirá habiendo “maldiciones”) y que es nuestra la decisión de cómo los afrontemos. Tendremos que seguir viviendo con ellos, muchos formarán parte de nosotros hasta que muramos, pero cómo lo afrontemos sí que está en nuestra mano.

Fruits-Basket-anime-2001-Generacion-Friki-Texto-3

La obra está llena de personajes dolidos, algunos con maldiciones reales y otros con metafóricas, pero ambas sólo son losas en la medida en que dejas que te aplasten. Seguramente, igual que Tooru, alguna vez nos hemos sentido la bola de arroz en la cesta de frutas, pero Fruits Basket 2001 es una obra sobre la constancia y el auto conocimiento y parte de ello es entender que debemos sentirnos cómodos tanto si estamos dentro como fuera de esa cesta.

El apoyo es importante, pero nuestro es el esfuerzo

Y Fruits Basket 2001 es muy honesta consigo misma. Puede que tengamos o no una Tooru Honda en nuestras vidas para ayudarnos, pero nuestras son las decisiones y nuestro tiene que ser el esfuerzo. Quizás por eso se trata de una obra que, con todo el cariño y el respeto hacia Takaya, está inconclusa. Porque el “Vivieron felices y comieron perdices” ya suena un poco irreal. Y cualquier historia de superación (que tanto el manga como el anime los son) requiere de un recordatorio: la vida sigue, es un camino, no una meta.

⇒ Si a estas alturas no lo has hecho, lee nuestra crítica del manga Fruits Basket.

Fruits Basket

6.5

NOTA GLOBAL

6.5/10

Destaca en:

  • Ofrece un final diferente y en muchos sentidos digno e interesante.
  • Los personajes que aparecen están muy bien adaptados del manga.
  • La historia de superación sigue estando ahí.

Podría mejorar:

  • Al estar inconclusa hay muchas cosas que ignoramos y que nos pueden parecer ilógicas.
  • Te pierdes mucha de las enseñanzas que te aportaba el manga original o el reboot del 2019.
  • El que quiera un happy ending, que busque otra obra, esta va de vivir la vida.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

FALLOUT (T1): La guerra no cambia nunca.

La primera temporada de Fallout nos trae una sátira violenta, un western de ciencia ficción lleno de humor negro y tremendamente respetuoso con la saga de videojuegos en la que se basa.

SPY X FAMILY (T1-T2): lo importante no es el origen, sino que somos familia.

Spy x Family sorprende por su frescura mezclando shonen, comedia, películas de espías y una familia disfuncional de la que os encariñaréis a la primera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Thumbnails managed by ThumbPress